Actualidad Nacional

Qué se sabe de la operación policial en la Cota 905

Dos civiles resultaron heridos por balas perdidas provenientes de la Cota 905 y varias de esas balas impactaron en los edificios aledaños

Un nuevo enfrentamiento entre funcionarios de los cuerpos de seguridad del Estado y delincuentes de la Cota 905, este jueves en horas de la noche mantuvo por varias horas en zozobra a los vecinos de El Paraíso en el municipio Libertador de Caracas.

Las detonaciones empezaron a reportarse hacia el final de la tarde, aproximadamente a las 6:00 pm, y se extendieron hasta horas de la noche. Vecinos del sector documentaron la balacera que publicaron en redes sociales, en los que se pueden evidenciar que los delincuentes poseen armas de alto calibre.

Según el periodista Román Camacho, el enfrentamiento en la Cota 905 se generó por confusión cuando funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) se encontraban en el medio de una disputa por un inmueble en las Residencia Villa Lorena.

El inquilino, identificado como Ali Hayek, se rehusó a dejar el apartamento y llevó a dos personas que llegaron con las comisiones policiales. La propietaria del inmueble explicó la situación y esa discusión se prolongó por una hora.

El periodista de sucesos explica que los funcionarios de la PNB se movieron a la entrada del edificio y es cuando son vistos por gariteros de la banda de «El Coqui», «El Garbis» y «El Vampi», quienes controlan la Cota 905, y disparan en contra de los uniformados.

Producto del enfrentamiento, dos civiles resultaron heridos por balas perdidas provenientes de la Cota 905 y varias de esas balas impactaron las paredes y ventanas de edificios aledaños. Vecinos del sector piden a las autoridades actuar sobre esta banda que controla la zona popular. Además una unidad blindada VN4 de las FAES recibió múltiples impactos de bala.

Ausencia del Estado promueve el terror en zonas populares

En los barrios populares se denuncia la ausencia del Estado y es habitual el control por parte de bandas. Entre abril y mayo se registraron enfrentamientos entre grupos armados en Petare, el barrio popular más grande de América Latina.

Posteriormente los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado entraron en acción contra la banda de «Wilexis», en Petare. Mientras que en la Cota 905, cercana a La Vega, desde principios del 2021 fueron habituales también los enfrentamientos entre la policía y la banda del «Coqui».

A final de 2020, el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) publicó su informe anual en el que destacó el descenso de los fallecimientos respecto a 2019 por la pandemia de coronavirus en un país que, sin embargo, sigue siendo el de mayor número de muertes violentas de América Latina: 11.891 en 2020, es decir 45,6 por cada 100.000 habitantes.

La gran novedad del informe es que del total de muertes violentas, un 35,5% fue a manos de la policía, en lo que se clasifica como «resistencia a la autoridad», una cifra superior a la de los homicidios.

«Por primera vez fueron más los muertos por la policía que los asesinados por los delincuentes», dijo Roberto Briceño-León, presidente del OVV.

Según los cálculos de Provea, de 2010 a agosto de 2020 más de 27.000 personas han sido asesinadas por organismos policiales y militares, «con un crecimiento significativo en los últimos cinco años desde que surge la Operación de Liberación del Pueblo».

Desde que el gobierno de Venezuela creó en julio de 2015 la Operación de Liberación del Pueblo (OLP), han aumentado las denuncias por asesinatos y desaparecidos a manos de la policía. De julio de 2015 a febrero de 2016 el gobierno dijo que hubo 245 víctimas y 2.310 detenidos. Después dejó de hacer público el conteo.

Por su parte, desde la creación de las Fuerza de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana de Venezuela, han sido catalogados como el grupo más temido por su poder de fuego y por su despliegue con armas largas, capuchas e incluso máscaras con el símbolo de la calavera.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba