Judicial

Cuatro trabajadores heridos tras la irrupción de grupos violentos en la AN

Un grupo de personas armadas intentaron tomar el edificio José María Vargas, sede administrativa de la Asamblea Nacional, dejando como resultado cuatro trabajadores heridos y daños materiales.

Al Servicio Médico de la institución ingresaron cuatro trabajadores heridos, Amalia Andrade, de la Comisión de Defensa y Seguridad, a quien le lanzaron un niple en el pie; Urimare Capote, de la Comisión de Desarrollo Social, perdió la audición por la explosión de un niple; Argenis Hernández, de Planificación y Presupuesto, recibió el impacto de un Bin Laden en el pie;  y a Kenny Aranguren, trabajador del Servicio Médico le rociaron pintura en spray rojo en la cara y los ojos.

En la irrupción, un motorizado intentó derribar la puerta principal de acceso al edificio, otros detonaron niples y unos fuegos artificiales, denominados cohetones, y la mayoría amenazaron con palos, tubos y piedras a los trabajadores que realizaban el trancazo en la esquina de Pajaritos.

La jefa de nómina de la Asamblea Nacional, Ingrid Torrealba, informó que el grupo de trabajadores decidió salir a la esquina de Pajaritos pacíficamente pasada las 12:00 del mediodía para realizar el trancazo contra la Constituyente y la muerte del joven David Vallenilla, quien recibió disparos de perdigón en el pecho durante la protesta cerca de La Carlota, cuando un grupo de violentos armados irrumpieron contra los participantes de la actividad, amenazándoles con armas y cohetones que se fueran del lugar.

En este sentido, Torrealba aseveró: “Somos todos trabajadores de la AN y estábamos al frente del edificio José María Vargas manifestando en paz, cuando llegaron los esbirros, los asesinos colectivos, dirigidos y enviados por Jorge Rodríguez, empistolados, con chaleco antibalas para tirarnos gas pimienta, cohetes, acorralándonos y debimos encerrarnos en la planta baja de la sede administrativa”.

GNB no intervino

Denunció que no les fue permitido protestar, porque el grupo de violentos aseguró que esa calle es de ellos. La Guardia Nacional Bolivariana (GNB), apostada en el Consejo Nacional Electoral (CNE), no hizo nada para evitar la situación de violencia que se suscitó en la puerta principal del edificio.

Al mismo tiempo, la jefa de nómina les hizo un llamado a los trabajadores legislativos a no dejarse amilanar por este tipo de grupos, sino por el contario, continuar en la protesta y acompañando a los diputados del Parlamento Nacional. “No vamos a tener miedo y cuando haya otro llamado, los trabajadores de la AN estamos dispuestos a ejercer nuestro derecho a la protesta”.

Los trabajadores sufrieron amenazas

Asimismo se conoció que uno de los fotógrafos del equipo de prensa de la Asamblea fue amenazado por un integrante del referido colectivo armado, diciéndole que se debía ir del lugar porque si no le quitarían la cámara fotográfica.

La fachada de edificio fue rayada con spray donde se puede leer “Chávez vive”  “le quedan 35 días”.

Por su parte, David Rasorio trabajador de la Comisión Permanente de Ambiente Recursos Naturales y Cambio Climático del Parlamento Nacional, relató que un grupo denominado “colectivos armados” quisieron ingresar a la sede administrativa de la AN de manera violenta, con pistolas, y uno de ellos, conduciendo una moto trataba de romper el vidrio de la puerta principal para sacar a la calle a los trabajadores que allí se encontraban.

Denunció que los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) no tomaron ninguna medida para resguardar tanto la integridad de los trabajadores y la infraestructura de la sede.

Julio Borges pidió respeto a los trabajadores

“Exijo respeto, no toleramos de ninguna manera que grupos violentos vengan a amedrentar a nuestros trabajadores. Mientras con una moto intentaban romper las puertas del edificio y rayaban las paredes, los empleados de Pajaritos defendieron la sede. Estas acciones solo nos dan más fuerzas para seguir luchando por el cambio que necesita el país,” agregó el parlamentario.

Asimismo, Borges informó que cuatro personas resultaron heridas por los “colectivos de Maduro”, mientras que reporteros en la zona fueron amenazadas para que no grabaran ni informaran lo que ocurría. “Todo ocurrió bajo la mirada de funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana que no hicieron nada para intentar detener a estos colectivos.”

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba