Judicial

OVP: «Reclusos del CICPC-Las Acacias protestaron por violaciones a sus derechos humanos «

“La violación de los derechos humanos es constante”, afirmaron los familiares de los detenidos. Ni siquiera la comida que les llevan todos los días antes de las 10 de la mañana, la respetan

Cansados de los malos tratos y de la violación de sus derechos humanos por parte de los funcionarios, detenidos en el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), delegación municipal Las Acacias de Valencia, estado Carabobo, protestaron el pasado jueves desde tempranas horas de la mañana.

Familiares de los reclusos informaron al Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), que desde hace unos dos meses se ha acentuado el maltrato que reciben, tanto los presos como sus familiares.  “Los funcionarios se han dedicado a hacer a cada rato requisas, y les destruyen todo, colchonetas, hamacas, ropa, artículos de aseo personal y hasta las medicinas. Nosotros somos personas de pocos recursos, y cada vez que eso sucede, debemos hacer el sacrificio para volver a comprarles lo poco que pueden tener allí para sobrevivir”, dijo una de las madres.

Los hechos

El jueves, luego de las 6:45 de la mañana los presos comenzaron a protestar, exigiendo la presencia de las autoridades del CICPC. Según relataron los familiares, y se pudo apreciar en distintos videos enviados a los medios de comunicación, la calle aledaña fue tomada por equipo antimotines de la Policía de Carabobo, Policía Nacional Bolivariana, y funcionarios del Sebin, que alejaron a unos 80 familiares que se apersonaron para conocer el estado de sus seres queridos, ya que temían por sus vidas.

Dentro del CICPC se produjo un incendio en el calabozo 1, presuntamente debido a bombas lacrimógenas lanzadas a los presos para tratar de calmarlos, este fue rápidamente controlado por una unidad del Cuerpo de Bomberos, mientras tanto los reclusos fueron trasladados hasta el patio, donde representantes del Ministerio Público y Medicina Forense constataron su estado de salud, al igual que lo hizo Lyli López, defensora de derechos humanos, quien debió insistir para que le permitieran el acceso hasta esas instalaciones.

Ya después de las 11 de la mañana la situación fue controlada, las autoridades se comprometieron a realizar el traslado de los enfermos a los centros asistenciales, agilizar el traslado a los tribunales, y mejorar el trato a los reclusos. Fue hasta pasadas las 3:30 p.m. que los últimos familiares se retiraron de las inmediaciones de este organismo.

Maltrato

“La violación de los derechos humanos es constante”, afirmaron los familiares de los detenidos. Ni siquiera la comida que les llevan todos los días antes de las 10 de la mañana, la respetan. “La revuelven toda, y la convierten en migas, en un masacote como si se tratara de animales, y de paso a veces es la 1 de la tarde, y no la han entregado a nuestros familiares. El agua potable debemos entregarla en bolsas plásticas, pues no les dejan ingresar recipientes plásticos”, denunció una de las madres.

“Para los traslados a tribunales, debemos cancelar cinco dólares para colaborar con la gasolina”, dijo otro familiar.

Aracelys, madre de un joven de 22 años de edad, padece un martirio, no solo por lo que representa la defensa de su hijo, sino porque fue operado hace dos años por un tumor en las vías urinarias, le practicaron una citostomia, y debe cumplir con una higiene estricta para evitar contaminación, sin embargo, durante las últimas requisas le botaron además de sus pertenencias personales, las bolsas de recolección de orina, el jabón betadine que emplea para sus curas, y hasta el adhesivo que debe colocarse.

Su estado de salud cada vez está más comprometido, pues luego de esa operación debía ser intervenido nuevamente a los seis meses, y no se ha podido debido a que ha perdido en varias oportunidades el cupo de quirófano por no haber sido trasladado a tiempo hasta el hospital. Ahora una operación que pudo haberse hecho sin complicaciones, representa alto riesgo para su vida, relató su madre.

Adolescentes

En los calabozos del CICPC delegación municipal Las Acacias, hay unos 100 detenidos, divididos en 3 calabozos y un área VIP. Entre esta cantidad de privados de libertad hay 4 adolescentes, lo que representa una irregularidad, pero además, uno de ellos de 15 años, presenta discapacidad, lo cual es aún más irregular.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba