Especial PaísJudicialPulso Regional

Sospechas circundan recuperación parcial de armas sustraídas de Paramacay

Cristhopher Borrero – Carabobo.-

@CristhopherB

Luego de 23 días nueva información sobre el asalto a la 41 Brigada Blindada en el Fuerte Paramacay sale a la luz. La noche del pasado lunes 28 de agosto trascendió la información de que comisiones mixtas en Carabobo recuperaron 45 fusiles AK103, un fusil AR15, 68 cargadores de AK, 7 cargadores de AR-15 y 37 bayonetas de AK.

La versión circulante afirmaría que el alijo habría sido sustraído el pasado domingo 6 de agosto de la base militar, localizada en el municipio Naguanagua, durante la denominada «Operación David». Tras la incursión al menos 93 fusiles y 4 lanzagranadas fueron reportados como plagiados.

Datos y labores de inteligencia habrían brindados pistas sobre el paradero del lote de armas.

Según el relato oficial diversos cuerpos de seguridad actuaron en el procedimiento de recuperación de las armas, registrado en las inmediaciones de una obra paralizada por la avenida Aranzazu con Enrique Tejera de Valencia, en las adyacencias del Mercado Periférico.

Dentro de los componentes actuantes se encontraron funcionarios de la Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI); Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin); Dirección General Contrainteligencia Militar (Digecim), el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc). Aparentemente el General de División del Ejército, Mayor General Jesús Rafael Suárez Chourio encabezó la operación.

armasDudas e inconsistencias

Luego de mostrar el material armamentístico recuperado las dudas salieron a flote. La principal preocupación de los escépticos subyace en que la mayoría de las armas y municiones estarían total o parcialmente cubiertas de óxido.

Se trataría de armamento antiguo. La oxidación de las armas sería consecuencia de su exposición ante agentes corrosivos; sin embargo el grado de afección delataría que las armas ya se encontraban deterioradas de antemano, aclaró Oscar Darío Goicoechea, armero uruguayo.

Goicoechea explicó que para oxidar un armamento de esa forma el «hierro» debe estar sometido a pésimas condiciones de resguardo como mínimo por dos años. «Si no existe otro tipo de intervención química no es posible la oxidación a tal punto», precisó.

El experto consultado consideró que de ser real la recuperación de armamentos; los mismos habrían sido «robados» en muy malas condiciones. «Es evidente que esas fusiles no recibían el mantenimiento adecuado. Incluso las municiones se ven afectadas, lo que representa un gran peligro para cualquier tirador que se anime a utilizarlas. La pólvora humedecida puede resultar en catastróficos resultados si es disparada», detalló.

Este hallazgo se suma a uno realizado horas luego del asalto al Fuerte de paramacay. La tarde del pasado lunes 7 de agosto se localizó un vehículo varado en la vía hacia campo Carabobo.

Supuestamente se trataba de un vehículo modelo Toyota, color blanco de chasis largo que aparentemente pertenecía al Ejército, dentro del automóvil se habría hallado un fuerte cargamento de armas.

Pese a que ninguna fuente oficial confirmó la noticia, medios progobierno como noticias24 Carabobo difundió la siguiente lista de materiales encontrados: 18 cargadores de fusil Ak-103, 2 kit de limpieza de fusil ak-103, 1 estándarte de la cía, 1 banderín de la cía, 3 culatas de afac, 1 tapa de conjunto móvil fusil ak-103, 1 bomba lacrimógena, 2 pancartas con el eslogan del articulo 333 y articulo 350, 2 arnés, 2 uniformes patriotas, gorras de patriota, 2 radios de comunicación, 1 cargador de radio, 1 DVR, 18 tirrajes y 2 bayonetas de fusil ak-103.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba