ActualidadEspecial PaísJudicial

Tras 12 días en la morgue, tribunal ordenó inhumación del capitán Acosta Arévalo en el Cementerio del Este

El proceso de inhumación del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo generó este miércoles un amplio cerco de funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) desde la morgue de Bello Monte hasta el Cementerio del Este.

Cerca de las 08:00 de la mañana, funcionarios de la PNB con equipos antimotines se apostaron en los accesos a la morgue de Bello Monte por el traslado del cuerpo del capitán.

El cuerpo Acosta estuvo durante 12 días en la morgue de Bello Monte, adonde acudieron durante este tiempo sus familiares, abogados y hasta una comisión de las Naciones Unidas que dejó en Venezuela la alta comisionada para los derechos Humanos, Michelle Bachelet.

Foto: Lysaura Fuentes

Alrededor de las 11:20 de la mañana los familiares al conocer que trasladarían el cuerpo asistieron nuevamente a la morgue. Esperaban llevarlo hasta Maracay, estado Aragua, para llevar a cabo el sepelio en esta localidad, pero por órdenes del Tribunal 36 de Control fue trasladado directamente hasta el Cementerio de Este.

Alonso Medina Roa, abogado de Acosta Arévalo, dijo que María Acosta Arévalo, hermana del capitán, fue la encargada de reconocer el cuerpo y manifestó que la causa de muerte fue por politraumatismos.  “La familia esperaba enterrarlo en Maracay, pero se ordenó la inhumación en otro lado, se entierra bajo las condiciones que el tribunal decida. Nos sorprende la inhumación controlada, pero la familia ha manifestado su inconformidad con esto. Fue entregado al Estado para enterrarlo y la familia lo que hizo fue los trámites”, afirmó el abogado.

La diputada de la Asamblea Nacional (AN) por Miranda, Delsa Solórzano, dijo que “esta terrible práctica se ha venido consolidando con casos como este. No basta con que secuestren a un familiar, lo sometan a desaparición forzosa, lo torturen, sino que además no dejan velarlo ni sepultarlo como quieren. Es una violación a los derechos humanos”.

Alrededor de las 12:40 del mediodía, la carroza fúnebre con el cuerpo del capitán llegó al Cementerio del Este, que estaba bajo un amplio despliegue de seguridad.

Un extenso contingente de la PNB bloqueó los accesos al Cementerio del Este para impedir el ingreso a los medios de comunicación.

Ante ello el sepelio del capitán se llevó a cabo en privado, mientras que los uniformados en las afueras se desplegaban con equipos antimotines.

Foto: Lysaura Fuentes /Familiares de Acosta Arévalo

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba