Deportes

COV respalda la decisión de aplazar para el próximo año la justa de Tokio 2020

Lo que se predecía desde hace algunas semanas atrás terminó materializándose.  Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 finalmente terminaron siendo suspendidos por un lapso de un año, todo ello como consecuencia de la expansión de la pandemia del coronavirus en los cinco continentes en los últimos tres meses. Hasta hoy los conflictos bélicos como la Primera y Segunda Guerra Mundial, habían sido el único motivo por el que se habían cancelado este tipo de citas, en cinco ocasiones entre las ediciones de verano y las de invierno.

A pesar que el pasado domingo el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, había asegurado que en un lapso de cuatro semanas se develaría el futuro de la justa nipona, solo bastaron 40 horas para tomar la decisión.

El retraso de magna cita deportiva que se espera no pase del verano de 2021, fue acordado este martes por el primer ministro japonés, Shinzo Abe y por la máxima autoridad del olimpismo mundial, tras evaluar la situación actual que vive el mundo con el brote de covid-19 que a la fecha suma más de 400 mil contagiados y alrededor de 18 mil fallecidos.

De acuerdo a lo expresado por el presidente del Comité Olímpico Venezolano (COV), Eduardo Álvarez, este era uno de los escenarios más factibles, dado que no solo estaba en juego la salud de miles de atletas, sino también las inversiones económicas de muchos sponsors.

“Más allá de que la respuesta se haya dado en dos días y no en un mes como estaba prevista, hay que reconocer que Thomas Bach es un excelente estratega, un buen planificador y un gran administrador y antes de tomar una decisión de esta magnitud debía cerrar todos los aspectos técnicos, políticos, económicos y sanitarios. No se podía dar una respuesta de buenas a primeras”.

Aseguró Eduardo Álvarez

Álvarez resaltó que el Movimiento Olímpico vive de los recursos económicos que se generan en los Juegos Olímpicos cada cuatro años y estos luego son distribuidos a todos los comités olímpicos nacionales que suman 206, por lo que no duda que la estrategia de Bach se basó en ganar un poco de tiempo para poder minimizar los conflictos que se derivarían de no llevarse a cabo la justa olímpica en las fechas previstas.

Thomas Bach había sostenido reuniones previas para poder llegar a un consenso sobre la suspensión de Tokio 2020 (Efe)

“La decisión de postergar los Juegos Olímpicos vino del mismo país anfitrión Japón. De eso se trataban las reuniones que habían sostenido días previos con Bach y con el comité organizador. Todo ello iba  a estar sujeto a una sincronización en el que todos estuvieran de acuerdo sobre lo que se estaba haciendo y se evaluara que era lo mejor para los atletas, para el deporte y por supuesto para la salud.  La mejor decisión era la suspensión”, reiteró en una entrevista exclusiva con Analitica.com el presidente del COV.

Puntos álgidos

El aplazamiento de la justa olímpica acarreará una serie de replanteamientos, entre ellos la construcción de una nueva Villa Olímpica. Y es que el espacio destinado para el descanso y disfrute de los más de 11 atletas que participarán en la competición tendrá que ser nuevamente levantada, dado que ya muchos de sus espacios estaban vendidos y deberán ser ocupados  a partir del próximo mes de octubre.

“Estamos seguros que la Villa estaba más que terminada y no podía suponerse que serviría para la reprogramación de los Juegos, es por ello que para tomar esta decisión los organizadores debieron haber conversado con todo el alto gobierno nipón para lograr el consenso”.

Manifestó Eduardo Álvarez

Además del tema sanitario, también se encontraba en el tapete el ámbito económico, dado que una competencia de alto rendimiento como esta, genera sin duda alguna grandes inversiones para poder obtener grandes ganancias. Es por ello que tras considerar el tema de la suspensión, también debió analizarse las posibles pérdidas y ganancias que esta acción generaría.

“Además del ámbito de la salud, había mucho en juego. No en vano las primeras manifestaciones de que la cita olímpica se pospusiera venían de aliados políticos de Japón como lo son Estados Unidos y Canadá, además de las federaciones internacionales de natación y atletismo que tienen y ejercen un gran poder en el deporte. A pesar que la decisión fue tomada hoy, creo que anteriormente hubo una serie de conversaciones que ya tenían previsto este escenario, solo faltaba que el mundo pudiera entender las determinaciones tanto de Japón como del COI”, detalló.

Propagación de la crisis

Para Eduardo Álvarez,  el aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 ya era un escenario real que barajaba el COI desde hace algunas semanas. Considera que Thomas Bach sabía que una justa deportiva como esta no podría llevarse a cabo en las fechas previstas en el calendario original, dada la realidad que presenta el mundo hoy en día con el coronavirus.

El resguardo de la salud de los atletas, fue uno de los puntos que prevaleció para tomar la decisión de aplazar la justa olímpica

“Thomas Bach es un tipo consciente de lo que está pasando en el mundo. Todavía la crisis no ha comenzado en África, apenas está comenzando en América. En Europa se está en plena crisis y en Asia apenas está saliendo de este conflicto. Bach tenía que tomar en cuenta todos los escenarios desde el deportivo, pasando por el político y económico, para poder dar una respuesta al mundo y cerrando conversaciones con los sponsors”, reconoció.

Más allá de las presiones que pudieron haber ejercido países como Canadá, Australia y Noruega, que sostenían que no asistirían a la cita nipona si se realizaba este año al no contar con las condiciones sanitarias necesarias para ello, Álvarez confiesa que debía llegarse a un consenso con los sponsors, las federaciones, el gobierno japonés y el COI.

Reajuste de rutinas

Tras conocerse el aplazamiento de Tokio 2020, la máxima autoridad del olimpismo en el país no dudó en asegurar que los atletas deberán irse replanteando sus rutinas, dado que la idea es poder llegar en las mejores condiciones posibles a la cita.

“Muchos tendrán que hacer reajustes en sus rutinas. Si han logrado ir venciendo obstáculos y superando ciertos desafíos a lo largo del ciclo olímpico que se extiende a lo largo de cuatro años, estoy más que seguro que estarán preparados para lo que viene”, manifestó.

Recordó que a la  fecha el 57 por ciento de los atletas ya se encuentran clasificados para Tokio 2020, sin embargo el 43 por ciento restante deberán luchar por una plaza para la justa.

“Ahora viene un proceso que buscará condensar y reagrupar ciertas competencias. Habrá que reprogramar algunas de las competiciones clasificatorias para que puedan pelear por el cupo olímpico.  Ahora el reto está en que se preparen muy bien, tendrán un poco más de tiempo para ello. Estoy seguro que poco a poco los atletas irán ajustando sus entrenamientos y una vez superada la crisis, darán lo mejor de sí para estar allá”.

Precisó Álvarez

Venezuela en el radar

El cambio de fecha de la justa olímpica para el verano de 2021, Eduardo Álvarez no cree que afecte de forma circunstancial a la delegación venezolana. A la fecha el país cuenta con 19 clasificados y de acuerdo a lo manifestado por el presidente del COV, esperan completar un total de 40 o 50 deportistas.

“Estas son las cifras que manejamos. Todavía se encuentran en la ruta de clasificación unos 50 atletas. Creo que en esta nueva fase los que logren su boleto a Tokio 2020 deberán mejorar sus aspectos técnicos y tácticos, mientras que los que ya se encuentran clasificados tendrán el reto de retomar su ruta y prácticas”.

Indicó Álvarez

Venezuela cuenta con la veteranía y experiencia de atletas de la talla de Rubén Limardo, Antonio Díaz e incluso Daniel Dhers, quienes a juicio de Álvarez “han realizado una ciclo excepcional”, sin embargo reconoce que pudiera costarles más un poco retomar la ruta y volver al ritmo de entrenamientos tras este receso obligado por la cuarentena que generó el coronavirus.

Antonio Díaz es una de las grandes apuestas de medalla de Venezuela en la justa olímpica

De la misma manera Álvarez elogió el trabajo que ha venido realizando el servicio médico del Instituto Nacional de Deporte, dado que asegura que ha sido muy consecuente en lo que al monitoreo de los atletas venezolanos alrededor del mundo se refiere, ante la pandemia del covid-19.

“Tenemos muchos atletas fuera del país y gracias a Dios están resguardados y hasta ahora no ha habido ningún contagiado”, aseguró.

Confesó que en los próximos días se espera el retorno al país de la selección nacional de boxeo, que viajará vía terrestre hasta Cúcuta, tras la suspensión de los vuelos a Venezuela, al igual que se espera el regreso de la representación criolla de levantamiento de pesas que se encuentra en República Dominicana.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba