Deportes

Cuestionan la seguridad en el velorio de Maradona, tras finalizar en manifestaciones

A pesar del fallecimiento de Diego Armando Maradona, la polémica que lo acompañó gran parte de su vida se mantiene intacta. Y es que las imágenes de los disturbios que se generaron este jueves durante el acto fúnebre, dieron la vuelta al mundo, desatando así señalamientos y culpabilidades entre los políticos por el fallo que hubo en el dispositivo de seguridad.

El alcalde de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, uno de los fervientes opositores al gobierno que preside Alberto Fernández, aseguró que la organización del velorio de “El Pelusa” estaba a cargo de la Presidencia Argentina y estuvo integrada por un comando unificado de seguridad de la Fuerzas Federales, que además contó con el apoyo de la Policía capitalina.

Pero ante los tristemente célebres hechos en los que se desbordaron las emociones, la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, no dudó en asegurar que el responsable primario de ese operativo de seguridad era el gobierno de Rodríguez Larreta.

A pesar de que en primera instancia se esperaba que el acto de velación de “El Pelusa” se pudiera extenderse por varios días en la Casa Rosada, donde se llevó a cabo la capilla ardiente, los familiares decidieron que finalizara el mismo jueves, para luego ser trasladado a un cementerio privado de la provincia de Buenos Aires, donde se le dio santa sepultura.

Tras más de 12 horas, miles de personas se aglutinaron en largas filas para poder ir a darle el último adiós al excampeón de la Copa Mundial de México 1986. Las colas se extendieron por más de dos kilómetros.

Ante el cierre de la capilla ardiente, los seguidores de Maradona desbordaron sus emociones, tanto así que el velatorio finalizó con gases lacrimógenos, balas de goma y un total de 13 detenidos.

Estas manifestaciones dejó además 11 policías heridos, luego de que los fanáticos se dieran cuenta de que no podían acceder a la Casa Rosada, terminaron por tumbar rejas, vallas y hasta enfrentaron a las fuerzas de orden público.

En declaraciones a una radio, el presidente Alberto Fernández lamentó los incidentes, aseguró que la situación «nunca estuvo fuera de control» en la Casa Rosada, y consideró que «hubo una acción desmedida de la Policía de la Ciudad», con una «violencia incomprensible».

«Maradona nos excede a todos y excede todas nuestras previsiones», justificó.

Para la líder del opositor Propuesta Republicana y exministra de Seguridad, Patricia Bullrich, la responsabilidad es del presidente Fernández por permitir el velatorio en Casa Rosada.

«Quiso aprovecharse de una situación que conmueve a todos los argentinos y puso en peligro la vida de miles de ciudadanos. Eso es lo desmedido. ¡Su demagogia fue la que manchó la pelota«, escribió en su cuenta de Twitter.

Riesgo epidemiológico

La celebración de un multitudinario velatorio en plena pandemia de coronavirus en Argentina, donde los casos no han dejado de aumentar y ya se registran 37.941 muertos también es objeto de preocupación y el impacto se conocerá en los próximos 14 días.

El dolor, la pasión y la gran cantidad de gente, hizo que la aglomeración fuera inevitable y se pudo ver a muchas personas sin mascarillas.

«Lo que vimos ayer decididamente no fue bueno, por supuesto que le agrega un riesgo epidemiológico a la situación metropolitana«, afirmó este viernes el ministro de Salud de la ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós.

Para el exministro de Salud del Gobierno de Mauricio Macri, Adolfo Rubinstein, las condiciones para un rebrote de casos de coronavirus «fueron dadas» ya que «claramente hubo una situación que puso en riesgo a mucha gente que fue a despedir a Diego».

Maradona no se lo merecía

En lo que sí que hay coincidencia tanto desde las filas del gobierno como de la oposición es que Maradona no se merecía el caos que se registró en su velatorio.

La muerte del ídolo argentino, considerado por muchos el futbolista más grande de todos los tiempos, deja un sentimiento de orfandad en Argentina.

La justicia argentina investiga ahora las circunstancias de sus últimas horas y el tiempo que tardó en llegar a su domicilio la primera ambulancia después de que Matías Morla, agente, abogado y amigo de Maradona, dijo este jueves en un comunicado que «la ambulancia tardó más de media hora en llegar» y aseguró que eso fue una «criminal idiotez«.

Desde que se conoció su fallecimiento en una casa de una urbanización de la periferia norte de Buenos Aires en la que se recuperaba desde hace unas semanas después de varios días ingresado, primero por un cuadro de anemia, deshidratación y «bajón anímico» y luego por un hematoma subdural por el que fue operado, las reacciones y homenajes en todo el mundo no han cesado.

Miles de hinchas se han acercado en los últimos días a depositar camisetas, velas, flores y banderas tanto a las puertas de la cancha del Argentinos Juniors, donde el ‘Pelusa’ debutó en el fútbol argentino, como de La Bombonera, el estadio del Boca Juniors, del que era hincha.

Mientras millones de personas en todo el mundo siguen llorando la pérdida del ’10’ ya se presagia un nuevo capítulo: el reparto de su herencia entre su extensa y no bien avenida familia.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba