Deportes

El Brexit como enemigo del deporte

La victoria del Brexit trajo graves consecuencias y un futuro lleno de incertidumbres en el deporte del Reino Unido. El torneo de fútbol que tiene la mayor expansión económica y el más llamativo del mundo, corre el riesgo de cambiar por completo. También deportes populares como cricket y rugby se verán involucrados en los cambios que implican el referéndum.

La Premier League no escapa de los cambios que enfrentará Gran Bretaña en su salida de la Unión Europea, restricción económica, fin de la caza de talentos, controversia en transmisión de partidos y cierre de fronteras a los fanáticos, son algunos de los problemas que enfrentará el torneo ingles en los próximos dos años.

Restricción del mercado de futbolistas

Este es el primer punto al que se enfrenta el torneo inglés, como consecuencia de la victoria del ‘Brexit’. La no discriminación de trabajadores que pertenecen a la Unión Europa, permiten a los clubes de la Premier League y el resto de las ligas británicas, fichar a cualquier futbolista de un país de la UE.

Estrellas del deporte como Payet, Kanté o Martial no habrían podido fichar en la Premier. Para obtener el permiso de trabajo, la legislación británica en vigor exige a futbolistas extracomunitarios haber jugado entre el 30% y el 75% de los partidos disputados por su selección en los últimos dos años dependiendo de su posición mundial. También el posicionamiento de las selecciones garantiza la calidad del torneo, solo pueden estar países entre el ranking 10 y 70 de la FIFA.

Fichajes más caros y fin de nuevos talentos

Los clubes ingleses generaron una gran inflación en el mercado de fichajes, y por si fuera poco el ‘Brexit’ impulsa el alza del precio de los traspasos. Una vez finalizada la salida del Reino Unido de la Unión Europea, la legislación restringe un número de futbolistas susceptibles de ser contratados, es decir que jugadores como Pogba o Morata sufrirán un incremento en su valoración.

Los programas de equipos ingleses para la captación de nuevos talentos, se verán afectados porque la legislación de la FIFA en su reglamentación no permitirá el fichaje de menores de edad. El artículo 19 del Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores del organismo mundial sólo permite el traspaso de jugadores menores de edad, pero mayores de 16 años. Es decir, que jugadores como Cesc Fabregas y Gerard Piqué, en su momento no podría haber sido contratados.

Televisión menos rentable

La Premier obtiene su poder económico con la venta de derechos de televisión. El nuevo contrato, cerrado por las cadenas Sky Sports y BT, garantiza al torneo 7.000 millones de euros durante las próximas tres temporadas. El Brexit ofrece dudas en la rentabilidad  de este derecho, la primera es que Un menor número de grandes futbolistas implicaría a su vez una pérdida de interés en la Premier League que consecuentemente llevaría a una devaluación del producto televisivo.

El asunto de los derechos de televisión, es complicado. Hace un par de años la Unión Europea dio un revés a la Premier League al dar la razón a un pub inglés que, amparado en la regla del mercado único, exhibía en su establecimiento los partidos de la Premier con una suscripción a una plataforma de pago griega (la Premier produce todos los partidos por televisión para el mercado internacional pero en el doméstico se retransmiten un máximo de cinco por jornada).

Restricción a los aficionados en Europa

El cierre de fronteras puede suponer un inconveniente a los aficionados británicos, que se caracterizan por ser los más fieles y mayoritarios en el seguimiento a sus clubes. Salir o entrar a Gran Bretaña podría implicar más requisitos una vez concluida la salida de la Unión Europea. Sin embargo, podría resultar como beneficio para controlar a los hinchas más violentos (hooligans).

En una encuesta de Sporting Index que recoge el Daily Express, el 41% de los seguidores al fútbol se declara partidario de la salida de la UE, mientras que el 40% es favorable a la permanencia. El Brexit naufraga entre los aficionados más jovenes: sólo el 23% de los fans entre 18 y 34 años lo defiende. Los aficionados británicos se muestran divididos ante el Brexit, aunque el número de indecisos (19%) es amplio y resultaría decisivo.

Deportes de tradición son afectados

Deportes tradicionales como el Cricket y el Rugby se verán afectados por la salida del Reino Unido, sobretodo porque muchos jugadores provienen de Sudáfrica y de islas del Pacífico.

En 2003, 79 atletas se habían visto beneficiados por la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europa, en el que se declara que esos jugadores tienen el mismo derecho a la libertad de trabajo y de circulación, a los que pertenecen a la comunidad europea.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba