Deportes

Las claves de la derrota del Real Madrid en el clásico

Estas fueron las claves de la derrota del Real Madrid ante el Barcelona en el estadio Santiago Bernabéu (0-3), en la decimoséptima jornada de LaLiga Santander.

1. Zidane cambió la identidad

El técnico madridista dio más importancia a diseñar un sistema que frenase a Leo Messi que a mantener su identidad. La ausencia de minutos para Isco Alarcón y la titularidad de Mateo Kovacic fue un plan que fracasó. El Real Madrid ganó posesión en el primer acto, con mayor presencia en la zona de construcción, pero perdió llegadas a área rival y la victoria era obligada si quería pelear por el título ligero. La obsesión por perseguir a Messi sacó de zona al centrocampista croata e incluso le hizo realizar mal el repliegue defensivo en una acción decisiva en el primer tanto, cuando el clásico se rompió.

2. El desplome en el segundo tiempo

De la presión alta que desfiguró a Sergio Busquets en la primera parte y le provocó cometer perdidas en el inicio de jugada, el Real Madrid pasó a retroceder metros en el segundo acto para buscar golpear con velocidad al contragolpe. Con el balón, el Barcelona creció y el equipo de Zidane empequeñeció. Ningún madridista encontró su sitio en el campo, todos corrieron tras la pelota y fueron encajando golpes en forma de goles. Solo les quedaba la casta y el orgullo para buscar una remontada que no llegó.

3. Sin gol ni Benzema

El Real Madrid de Zidane ha pasado de marcar en todos los partidos de sus competiciones de la pasada temporada, establecer un nuevo récord de encuentros consecutivos marcando, a firmar en el clásico su cuarto encuentro con la pólvora mojada incapaz de hacer un solo gol. Cristiano Ronaldo lo intentó de todas las maneras posibles pero cuando no se topó con Ter Stegen disparó al aire la acción más clara para marcar. Karim Benzema solo dejó un remate y extendiendo su mala puntería lo estrelló contra un poste. Su aportación al partido fue tan intrascendente, que acabó con la paciencia del madridismo y se llevó las mayores pitadas. Dos goles en lo que va de Liga le dejan señalado y a su técnico sin argumentos de defensa.

4. Messi le ganó el pulso a Ronaldo

Un nuevo capítulo del pulso para la eternidad entre dos futbolistas que marcan una época, Leo Messi contra Cristiano Ronaldo, dejó el triunfo del argentino, de nuevo marcando en un Clásico por vigésimo quinta vez. El jugador más decisivo de la historia del gran duelo del fútbol español, apareció poco en el primer acto, apenas para inventar un pase medido a Paulinho o diseñar las pocas acciones de peligro de su equipo, pero se liberó con una gran segunda mitad que le impulsó a acabar por delante de Cristiano en el pulso personal por ser máximo goleador de 2017. Sus 54 goles en 64 partidos con el Barcelona y la selección argentina, superan a los 53 del portugués.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba