Deportes

Remigio Hermoso deja un legado indeleble en el béisbol venezolano

Ángel Remigio Hermoso, era el nombre de pila del exitoso pelotero que se convirtió en una de las grandes leyendas de los Tiburones de La Guaira y que falleció la mañana de este sábado en la ciudad de Puerto Cabello (Carabobo).

Remigio Hermoso, como todos conocían al emblemático segunda base y campo corto, murió aquejado de una “penosa enfermedad” a los 72 años, según reportaron diversos periodistas vinculados al béisbol a través de las redes sociales.

Desde muy temprana edad dio muestra del talento inconfundible que tenía para jugar pelota, tanto así que sus inicios se dieron en las calles de Puerto Cabello, donde hacía gala de su talento innato en las caimaneras que organizaban.

Con el pasar del tiempo fue mejorando su técnica y ganando terreno en el difícil mundo de un beisbol que no tenía tanto auge como hoy en día, esto le permitió en el año de 1959 tener el privilegio de representar a Carabobo en lo que fue la I edición del Nacional Juvenil de la especialidad. Poco a poco fue ganando experiencia y como un diamante en bruto, fue puliendo cada día más sus movimientos y tácticas, lo que le llevó a adueñarse del puesto de segunda base del equipo de su estado en el Nacional Amateur AA.

Talento que se pierde de vista

Entre los años de 1963 y 1964 vio acción en AAA y logró erigirse campeón con el conjunto de Urbanos. Todo ello sirvió de experiencia para que un año después firmara con la filial de los Bravos de Atlanta en clase A, pero allí no duró mucho tiempo, dado que su talento se perdía de vista, razón por la cual fue llevado a las categorías mayores.

El carabobeño que nació el 1 de octubre de 1947, representó en el año de 1966 a Venezuela en los Panamericanos de Béisbol y pasó a engrosar la lista de talentos del equipo de los Tiburones de La Guaira. Su debut fue ante los Leones del Caracas, partido en el que cometió un error ante un lanzamiento tras un batazo que conectó Víctor Davalillo. Justamente con los escualos se mantuvo a lo largo de ocho años.

Tal era el talento que exhibía Hermoso, que en el año de 1967 logró erigirse con el premio de Novato del Año en la clase AA. Todo ello sirvió para abonar el camino a la Gran Carpa. El 14 de septiembre de ese mismo año, Hermoso hizo su debut en las Grandes Ligas con el conjunto de los Bravos de Atlanta, convirtiéndose así en el venezolano número 16 en ascender al Big Show, con tan solo 19 años de edad.

Con Atlanta solamente jugó a lo largo de un año, para luego pasar a formar parte de la plantilla de jugadores de los Expos de Montreal (1968-1972) y luego con los Indios de Cleveland (1972-1974).

A lo largo de todo este tiempo, a su paso por la Grandes Ligas, el segunda base carabobeño dejó un promedio al bate de .317, conectó 240 jonrones y acumuló un total de 1305 carreras impulsadas.

Gran leyenda local

En lo que fue su participación en la pelota local, Hermoso tras su paso por La Guiara, formó parte del conjunto de Portuguesas (1975-1976) y luego con los Navegantes del Magallanes (1976-1977), para luego con apenas 29 años anunciar su retiro. En la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP), el “Azabache de la suerte”, como le apodaban, logró conectar 594 hits en un total de 546 partidos.

A pesar de haberse retirado como pelotero, se mantuvo ligado al béisbol, pero en esta ocasión como entrenador, sobre todo con jugadores de las ligas menores. En 1977 asume el reto de dirigir a la selección juvenil de Carabobo con la que logra erigirse campeón en el torneo nacional, eso le permitió escalar un nuevo peldaño en su fructífera carrera, al ganar el derecho de dirigir al seleccionado juvenil nacional que vio acción en el Mundial de Argentina, y con el cual se tituló al superar en la final a Cuba. Un año más tarde logró el subcampeonato en esa misma competición, tras ceder justamente ante los isleños.

Tal fue la experiencia que adquirió como estratega que a partir del año 1979 decidió dar otro paso al frente en su desempeño profesional, al pasar a formar parte del cuerpo técnico de diversos equipos de la LVBP: Tiburones de La Guiara (1979, 1989-1991,1994-1995), Navegantes del Magallanes (1980, 1992-1994) y Tigres de Aragua (1981).

????????????????????????????????????

Ya en el año de 1980 se adjudicó el subcampeonato del Mundial de Béisbol al tropezar en la final ante el combinado de Taiwán y en 1983 fue el encargado de dirigir a la selección nacional de la especialidad que vio acción en los Juegos Panamericanos que se celebraron en Caracas.

Sus últimos años como estratega los cumplió en la Academia Militar de Venezuela y del Ejército entre 1984 y 1991.

Más allá del béisbol

Fuera del ámbito deportivo, Remigio Hermoso también logró sacarla de jonrón, al casarse con Nancy Velásquez, con quien formó una gran familia y fruto de su amor nacieron sus cuatro hijos: Patsy, Remigio Jr., Ángel y Tanya.

El exgrandeliga también incursionó en el ámbito político, tras ser elegido como concejal del Municipio Puerto Cabello por el PSUV  y a lo largo de nueve años estuvo al frente del Instituto Municipal de Deportes de Puerto Cabello.

En el año de 2015 tuvo el honor de ser exaltado al Salón de la Fama del Beisbol de Venezuela.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba