Deportes

Venezuela enfrenta a Argentina con licencia para soñar

Las declaraciones de Rafael Dudamel fueron claras: Venezuela fue a Brasil a jugar seis partidos. Para lograrlo deberán superar a Argentina, que tiene como principal figura al mejor jugador del planeta: Lionel Messi.

La Vinotinto ha obtenido una licencia que le permite soñar con su objetivo de disputar los seis partidos, tras empatar con Perú, selección mundialista y con Brasil, pentacampeona del mundo y local en la copa.

En vísperas del choque, Dudamel encerró en una frase todo el significado de los cuartos de final de la Copa América que este viernes, con el Maracaná como escenario, enfrenta a Argentina y Venezuela.

Un partido que, por primera vez, no se explica desde la historia (Venezuela nunca ganó a Argentina en Copa América), ni por el peso de la camiseta, ni, siquiera, por la presencia del mejor en las filas de la Albiceleste.

El análisis previo conduce al momento de cada uno. La Vinotinto, un conjunto con un proceso definido y un objetivo claro; ha puesto la mira en las eliminatorias porque quiere dejar de ser el único equipo sudamericano que no ha jugado nunca un Mundial, pero antes hace una ambiciosa parada en la Copa América.

«Venimos a jugar seis partidos, ya llevamos cuatro», repiten como un mantra el entrenador y sus jugadores.

Y en ese trayecto, ya han conseguido sobrevivir con un jugador menos ante Perú, resistir el asedio de Brasil y lograr un importante refuerzo anímico con su sólida victoria contra Bolivia (3-1).

La consecución del proyecto de Dudamel ha comenzado a dar sus frutos en esta Copa América. Ganarle a Argentina no solo representa un paso importante en este torneo, sino en la historia. Venezuela estaría igualando la mejor actuación en la competición que se logró en 2011, cayendo derrotados en semifinales y ocupando el cuarto puesto.

Argentina sedienta de victorias

Por su parte, Argentina llegó a Brasil con muchas dudas y afronta los cuartos llena de incertidumbres, empezando por el futuro de Lionel Scaloni, un técnico que tan sólo tiene contrato hasta que concluya el torneo.

Que un par de días antes del partido se especule con la posibilidad de que Marcelo Gallardo sea el próximo entrenador, porque la federación argentina (AFA) podría estar dispuesta a saldar la deuda que River mantiene con el técnico ganador de la Libertadores, da una idea del permanente estado de convulsión en que vive la Albiceleste.

En medio de la renovación que precipitó la eliminación del Mundial, con 14 jugadores en su plantilla que no han disputado nunca un gran torneo, Scaloni aún no ha encontrado su equipo ideal.

Frente a Venezuela sumará su decimotercer once en otros tantos partidos, con el regreso de Germán Pezella a la defensa, desplazando al lateral a Juan Foyth, y la entrada de Marcos Acuña por Giovanni Lo Celso en el centro del campo.

Aumentan las dudas también los antecedentes inmediatos. Argentina no pudo derrotar a Venezuela en las anteriores eliminatorias mundialistas (2-2 en Caracas y 1-1 en Buenos Aires) y sucumbió hace tres meses en Madrid, cuando al contragolpe la Vinotinto aguó la fiesta por el regreso de Messi a su selección (1-3).

Así que, una vez más, el duelo queda pendiente de la respuesta del capitán. Como casi siempre, todo volverá a girar entorno al «10» que por el momento no ha dejado en Brasil más que algunos detalles y sus quejas por el estado de los campos de juego.

Messi se siente obligado a ganar la Copa América y sus compañeros a facilitarle la misión. Y con esa presión añadida, Argentina no ha encontrado más que algunos minutos de buen juego contra Catar.

Le queda a Dudamel, ahora, decidir si apuesta por el conjunto agónico que sobrevivió en las dos primeras jornadas o, como ante Bolivia, va a por el rival, en busca de la historia, para frustrar el sueño de Messi.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar