Economía

América Latina y China: Una visión realista

AR presenta una apretada síntesis y facilita el acceso al informe de Goldman Sachs (GS) sobre las relaciones económicas entre América Latina y China. Según el informe, el impacto de China en América Latina es heterogéneo. Por un lado, estimula la demanda de materias primas producidas en la región, y por el otro puede desplazar productos de América Latina en el mercado internacional.

Goldman Sachs
Diciembre 4, 2004

Últimamente la prensa ha destacado acuerdos económicos de China con países de América Latina, presentándolos como una nueva e importante fuente para el crecimiento de la región, dados las necesidades de materia prima que requiere el acelerado crecimiento chino. Sin embargo, ¿es este el único impacto de China en la región? El análisis reciente de Goldman Sachs (GS), “A Realistic Look at Latin American and Chinise Trade Relations” presenta una visión más compleja y menos optimista.

GS señala,

“Las relaciones comerciales entre América Latina y China continuarán siendo un elemento positivo neto para los países de Sur América a través de volúmenes más altos de comercio, mejores términos de intercambio y posiblemente algunos flujos de inversión directa desde China.

En contraste, una competencia comercial más fuerte con China continuará siendo un elemento negativo neto para México y algunos países de América Central, debido a que los bienes manufacturados chinos, más baratos posiblemente, continuarán desplazando a sus productos, particularmente en el mercado de los Estados Unidos.”

El comercio entre América Latina (AL) y China tiene características heterogéneas. A corto plazo, los países beneficiados son los exportadores de materias primas, y los perjudicados, como México, son los exportadores de manufacturas, que estarían proclives a perder participación de mercado en productos como textiles, prendas de vestir, productos electrónicos, y otras manufacturas.

En 2004 se espera que el déficit comercial de AL con China llegue a 6 mil millones de dólares, el doble al del año 2000, básicamente por la ampliación del déficit de México. Las exportaciones de México a los Estados Unidos, que en el año 2000 fueron superiores a las de China por un monto apreciable, en 2003 fueron superadas estas, un claro ejemplo de desplazamiento que podría acentuarse en el futuro. No se puede descartar que en los países que integran el Mercosur suceda un proceso análogo.

Hacia el mediano y largo plazo AL debería intentar impulsar sus exportaciones de productos manufacturados al mercado internacional y no especializarse sólo en exportación de materias primas, lo cual depende de las reformas institucionales y políticas de los países de la región. Ello implica tomar en cuenta el inmenso reto que representa la competencia China en el mercado internacional, y no creer que la nueva demanda China podría sostener un esquema que ha dado suficientes muestras de sus limitaciones.

Para la consulta directa del informe (%=Link(«http://analitica.com/media/9260273.pdf»,»Descargar archivo «)%)

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba