Economía

Con deudas del 2016 y desmejoras en condiciones de trabajo educadores de Vargas celebran su día

Marighzell Lucena – Vargas.-

@mlucena15

Cerca de 3 mil docentes adscritos a la Gobernación de Vargas celebran su día reclamando el pago de deudas pendientes desde el 2016 y denunciando el desmejoramiento en sus condiciones de trabajo, desde la remuneración hasta el deterioro de las estructuras escolares, donde ejercen su labor. Una deuda que ha sido negada en reiteradas ocasiones por el Gobernador, Jorge Luis García Carneiro, que constan de un 16% de aumento salarial con incidencia en el sueldo, vacaciones y prestaciones sociales desde el primero de marzo del 2016 hasta la primera quincena de octubre de ese mismo año, lidera la lista de pendientes del gremio.

A ello se suma el último decreto presidencial del 40%, más un 15% contractual que debe ajustarse a partir del primero de enero, según el Contra Unitario. También se quedaron esperando por el bono navideño de bs 500 mil que fue otorgado a los educadores del Ministerio de Educación y en su lugar sólo recibieron bs.11mil. Como explica la docente y miembro del equipo directivo de Sitravargas, Jenny Regalado, “aun cuando el sindicato pidió el pago de la diferencia, no han recibido respuestas, así como tampoco lo han hecho con el bono de bs.500 mil de inicio de año, que en su lugar será de bs 2.mil”.

También forma parte del listado de deudas un aumento del 30% de la cesta ticket y una mora de 5 años en el otorgamiento de cargos. “Llevamos 5 años sin que sean otorgados cargos fijos a los educadores, situación que ha llevado en noviembre pasado a un éxodo donde al menos 200 profesionales se fueron a las escuelas del ministerio en busca de mejoras para ellos y sus familias. Lo más preocupante es que sus vacantes están siendo ocupadas por jóvenes del Plan Chamba Juvenil que en nada están vinculados con el sistema educativo; en manos de quién está la formación del futuro del estado y del país”, advierte Regalado.

Planteles de las parroquias Maiquetía, La Guaira y Macuto han sido las más afectadas con el éxodo de docentes, mientras que otros hasta con titularidad y de entre 12 y 20 años de servicio, han tomado la decisión de renunciar, alegando que más ingresos pueden obtener “vendiendo cafés”. La dirigente sindical señala que en el caso de los educadores que emigraron a la Zona Educativa, recibieron su contratación en calidad de interinato, lo cual les permite estar en igual de condiciones y beneficios que los titulares.

“En esos casos se agradece a la jefe de Zona Educativa el haber hecho justicia con estos profesionales que pudieron encontrar aliciente a sus necesidades. Mientras hay casos como de docentes con hasta 20 años de servicio, graduados y con estudios de pos grado, que no han recibido cargo por laboral en un plantel como el Preescolar Luisa Castillo, que sigue siendo contemplado como un proyecto. O en el caso de La Peñita, zona rural, donde los maestros se negaron a firmar contrato hasta que no se les otorguen los cargos que esperan desde hace 18 años”, explica.

Escuelas sin dotación ni alimentos

Al tema de las reivindicaciones contractuales se le suma el de la falta de dotación, el deterioro de las planta físicas de los planteles y la ausencia de alimentos para cumplir con el programa escolar. El colapso en las escuelas es inevitable, considerando que aún con el “sueldo de hambre” que tienen los docentes en las estadales, tienen que completar para poder adquirir parte de los materiales de limpieza o de oficina, que en tampoco pueden financiar el personal obrero o administrativo, en su mayoría contratado o en calidad de suplente.

La falta de distribución de los alimentos así como del programa plato servido, ha llevado a que muchos alumnos deserten del sistema escolar, pues las madres alegan que “para pasar hambre en la escuela, la pasan en la casa”. Casos como la Bolivariana Eugenio María de Hostos, donde hace más de un año fue hurtada la tubería del gas para el funcionamiento del comedor, aun no han sido recuperada y el programa sigue suspendido. “Casos como la Hostos, escuela que ha sido pilotos en el programa bolivariano en Vargas y siguen sin comedor se multiplican”, añade Regalado.

Considera aun más grave que hasta la fecha el CNAE no ha dado garantía de retomar la distribución y entrega de los alimentos ante el reinicio de las clases.

Piden a García Carneiro cumplir promesas electorales

Como parte de las aspiraciones del gremio docente en Vargas, destacan que el Gobernador García Carneiro de cumplimiento a las promesas, algunas de las cuales fueron parte de sus ofertas electorales, las mismas que lo llevaron nuevamente al cargo de la máxima autoridad en el estado por tercera vez consecutiva. Como explica la profesora Jenny Regalado, más allá del tema económico, los educadores esperan poder tener mejores condiciones de trabajo y que su labor de educar y formar al futuro de la nación, sea bien recompensado.

Hasta la fecha, luego de la reelección del gobernador el gremio asegura que no se han dado ningún cambio trascendental. Piden que se dé cumplimiento al otorgamiento de la titularidad, luego de la firma de un tercer contracto colectivo, que es la mayoría de los casos. También esperan poder contar con una mejor seguridad social y no un seguro que a duras penas cubre bs.250mil por alguna emergencia médica. Para el gremio, la prioridad son sus reivindicaciones salariales y sus condiciones de trabajo.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba