Economía

¿Cuanto invierte la mujer venezolana en su belleza?

En el mundo en el que vivimos, las mujeres han dejado de ser un símbolo de sensualidad y conquista para convertirse en personas más completas, que trabajan, cuidan a sus hijos, sus familias y que en medio de tanta responsabilidad, quieren verse siempre bien.

Pero en países como Venezuela -donde además la mujer es «la más bella del universo»-, mantenerse siempre arreglada tiene un elevado costo. En nuestro país, la belleza supone una renta quincenal, ya que si nos ahondamos en centros estéticos, cada servicio, tratamiento o cuidado posee un costo particular.

Es que estar arreglada es casi una exigencia laboral. La socióloga Esther Pineda, especialista en temas de género, explica que las exigencias de belleza en Venezuela, sin duda, tienen implicaciones en el trabajo: “Aún es común ver en los clasificados la solicitud de personal femenino no mayor a 30 años, de ‘buena presencia’, con lo cual ya se está condicionando el acceso laboral. No se buscan capacidades; se busca imagen, juventud, un estereotipo de belleza”.

De esta manera, y aunque pudiera decirse que se ha evolucionado en el área, muchas damas se ven en la obligación de invertir parte de sus ingresos en el cuidado estético.

Secado, manicure y pedicure aumentan el costo en Venezuela/Foto: Internet
Secado, manicure y pedicure aumentan el costo en Venezuela/Foto: Internet

Por eso, a continuación le presentamos los resultados que arrojó un sondeo que se realizó para esta investigación, en el que se visitaron distintos locales del estado Vargas:

Un manicure clásico se encuentra entre los 1.000 y 1.200 bolívares, sumándole a esto la pedicura que tiene un costo similar, siendo ya un cumulado de 2.000 ó 2.400 bolívares. Sin embargo, si la mujer venezolana opta por adquirir uñas acrílicas su monto aumenta a 3.500 bolívares.

Otro costo implica el tinte que, hoy en día, en Venezuela se ha hecho cuesta arriba conseguir en variedad de tonos, debido a la imposibilidad de las casas de belleza de traerlos al país y mucho menos producirlo.

“Para ser bella hay que ver las estrellas”, dice el dicho, y en este este caso también habría que ver el bolsillo de la mujer venezolana. El secado varía dependiendo del largo del cabello de la cliente. En caso de ser “corto” este se establece entre 1.000 y 1.500 bolívares, mientras que secar un cabello largo puede estar estipulado entre 3.000 y 3.500.

Pero, entonces, si es un golpe al bolsillo de las féminas venezolanas asistir a un centro de belleza, ¿cuánto cuesta mantenerse bella en casa?

Aunque pudiéramos pensar que hacer el trabajo por sí misma abarataría el costo, resulta que entre los costos de las pinturas de uñas, las herramientas para su cuidado y el maquillaje, la cantidad de dinero a invertir o gastar, según usted lo vea, no es poco.

Un polvo compacto oscila entre los 2.000 y 6.000 bolívares -dependiendo de su marca-, un rubor entre 1.600 y 2.500 y un labial no baja de los 1.800 bolívares, siendo estos los productos básicos que se encuentran en el estuche de toda mujer.

¿Se estará o no gastando la misma cantidad? Juzgue usted.

 

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba