Economía

Del Zambo a Insulza

(%=Image(1673527,»L»)%)

América Latina continúa proporcionándonos numerosas razones para el asombro, la diversión y el llanto. Dos noticias de la pasada semana vienen a reforzar la naturaleza bufonesca de nuestro hemisferio. Una, la aparición en Venezuela de una nueva moneda, decretada por Hugo Chávez, llamada el Zambo. Otra, las declaraciones del Secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, sobre los documentos hallados en las computadoras de Raúl Reyes, el terrorista Colombiano recientemente “dado de baja”.

La moneda llamada el Zambo viene a ser el primer paso concreto de lo que Hugo Chávez denominó, hace un año o más, la economía de trueque comunal, en una memorable sesión televisiva durante la cuál explicó los fundamentos de este novedoso sistema de economía post-moderna. Se trata, nos dijo el presidente, de una ficha/moneda que servirá a los venezolanos de los diversos cantones para adquirir bienes producidos en ese cantón o en cantones, valles y desfiladeros adyacentes. En su primera versión la fichita solo estaba orientada al uso de transacciones intra-regionales. Así lo explicaba por la TV el cantinólogo disfrazado de presidente: “Tienes unos pollos y quieres tomarte unas cervezas, bueno, usas el trueque, la fichita. Eso sí, tienes que apurarte porque la validez de esta moneda local vence, vamos a decir, a los seis meses o al año”.

Pensaba nuestro presidente en el ejemplo puesto en marcha por su mentor, Robert Mugabe, en Zimbabue, donde la moneda tiene o tenía una validez de un año y donde la inflación ha sido drásticamente reducida a un modesto 1200%.

Conociendo las ambiciones de universalidad que obsesionan a nuestro líder estamos seguros de que esta nueva versión de la fichita, bautizada como el Zambo, probablemente será más que local, nacional, y más que nacional, será global. Pronto pretenderá erigirse en el reemplazo del Euro, ya que el dólar está quedando solo para jugar monopolio. Ya vendrá en camino el decreto #1 que tratará de obligar a los clientes que todavía le pagan a PDVSA cancelar las facturas en Zambos, a la tasa fija e inamovible de dos Euros por Zambo, según decreto redactado por Luis Brito García.

Dicen envidiosos voceros de la oposición que este Zambo no es otro que el mismo Chávez y que la moneda eventualmente llevará su efigie, para reemplazar de una vez por todas el obsoleto y colapsado Bolívar. La manera como el Zambo llegará a identificarse con Chávez será insidiosa, como suele actuar el chavismo: la moneda comenzará por ser un homenaje al Zambo José Leonardo Chirinos pero, al poco tiempo, Cilia Flores dirá en la Asamblea Nacional que nadie ha visto nunca una foto de Chirinos, por lo cuál propondrá la efigie de Chávez como reemplazo, moción que será aprobada de manera unánime y entusiasta. De manera que el Zambo viene, el Bolívar se va y el Euro tiembla.

Por estos mismos días José Miguel Insulza, Secretario General de la OEA, ha pedido públicamente “no perder la cabeza” con el asunto de las computadoras de Raúl Reyes, el narcoterrorista que fue dado de baja por las fuerzas militares de Colombia cuando reposaba en su guarimba Ecuatoriana. Dijo Insulza que “nadie, ni la INTERPOL, puede asegurar que esa información de las computadoras sea cierta”. Advirtió que había que tener “mucho cuidado con falsificaciones, por que nadie sabía si esa información realmente estaba en esas computadoras desde antes del primero de marzo (fecha del ataque de Colombia al narcoterrorismo refugiado en Ecuador)”. Enfatizó que la presencia de esos documentos en las computadoras, “si es que están [o si es que hay computadoras, o si es que Raúl reyes era miembro de las FARC] no quiere decir que ellos sean ciertos”.

Todo esto que ha dicho Insulza lo hubiese podido decir un ciudadano cualquiera del Cono Sur sin que nadie le prestara mucha atención, pero que lo diga el Secretario General de la OEA, nos parece de opereta y debería ser más que causa suficiente para sacarlo a empujones de su puesto.

Insulza, además de padecer de una incómoda rinitis, es un desvergonzado. Un juez no puede permitirse elucubrar públicamente sobre el caso que está en su jurisdicción y pretender continuar conociendo de la causa. Insulza es el juez en este caso. Como diablos puede prejuzgar de esta manera sobre lo que contienen o no contienen las computadoras de Reyes? El poner en duda que la información de esas computadoras sea genuina, o pueda ser cierta, lo inhabilita para seguir manejando este delicado asunto.

Su indiscreción es intolerable en un funcionario con sus responsabilidades, en un burócrata cuya imparcialidad debería ser impecable. Igualmente condenable hubiera sido que Insulza hubiese dado los documentos por ciertos, antes de que fuesen debidamente examinados por los expertos. El insulto a Colombia, al enunciar la posibilidad de una falsificación de la información, es algo que ese país y la comunidad democrática hemisférica no deben tolerar.

Debido a sus continuos comentarios inoportunos y sesgados, Insulza es ya un hombre profundamente cuestionado, a quien la Secretaria de la OEA y, mucho más que esto, la presidencia de Chile, le quedan muy grande. Uno debe preguntar:

(1), Cuáles son los motivos de Insulza?

(2) quien lo maneja. O quien le está pagando, si es que alguien le está pagando, para actuar como lo hace?

(3) Que tienen los ministros de la OEA en las venas? …. Sangre no es, pudiera ser Dom Perignon.

Del Zambo a Insulza, de Insulza al Zambo……del tumbo al taaaambo. Una nueva danza latinoamericana que se baila con pañuelitos al aire y girando lánguidamente en torno a la ineptitud y la desvergüenza.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba