Economía

El F.M.I. y el Banco Mundial: ¿entes que se queda sin “clientes” y sin fondos?

El todopoderoso F.M.I. se está quedando sin acreedores, sin “clientes” y sin fondos. La avaricia inconmensurable de sus gerentes, los abultados intereses que cobra por sus préstamos, su principal fuente de financiación, ha roto el saco.

El sonriente Sr. Rodrigo Rato, el sabelotodo, ha rebasado su propio Principio de Peter. Si bien, para unos se trata de una crisis de identidad pasajera, otros consideran que la institución ha pasado de moda y que es la última víctima de la globalización. Modestamente, creemos que su razón de existencia ha dejado de ser y que ya las naciones se resisten a soportar la infamia usurera de sus recetas económicas. Venezuela y Argentina, algo saben de eso.

Evidencias aparte, el F.M.I. se enfrenta hoy a una de las ironías del destino: de dónde obtener ingresos para seguir prestando. La liquidación de la deuda de Argentina de Brasil, de Venezuela…. Como sabemos ex deudores del organismo, ha abierto una grieta, cada vez más profunda, en su equilibrio financiero y a nuestro entender está recogiendo lo que durante muchos años ha sembrado.

A modo de ejemplo, se dice que el FMI dejará de ganar por esta razón unos $USA 1.740 millones que se hubiera cobrado en intereses (un 3,91% en agosto de 2005) y el crédito pendiente del Fondo se sitúa en el nivel más bajo de los últimos 20 años, lo que, tal y como ha reconocido la organización, plantea interrogantes a la hora de financiar sus gastos de operación.

El futuro del FMI. Brasil y Argentina eran sus mejores clientes, junto con Turquía, que adeuda al Fondo más de $USA 14.600 millones. Gracias al pago adelantado de los dos países suramericanos, el FMI prevé un superávit de $USA 305 millones para su año fiscal 2006, que finalizó el pasado 30 de abril. Los expertos señalan que si la institución no ajusta sus resultados, los números rojos podrían convertirse en una realidad, especialmente, cruel para el “inteligente Sr. Rodrigo Rato”, pues pasará a la historia como el hombre que llevó a la quiebra nada menos que al F.M.I.

El debate sobre el futuro del Fondo, uno de los pilares de la arquitectura internacional tras la Segunda Guerra Mundial, está sobre la mesa. Los equipos de expertos estadounidenses dedican con frecuencia sesiones en Washington sobre el futuro de la institución, y casi todos hablan de la necesidad de una reforma.

Entre las opciones para mantener sus arcas llenas, está la posibilidad de cobrar a los países por la asesoría económica que realizan sus expertos. Otra alternativa es comenzar a invertir sus reservas, lo que ya hace el Banco Interamericano de Desarrollo.

El Fondo también podría aplicarse cierta disciplina financiera e intentar reducir los gastos que tiene como gigante burocrático. Los 2.700 funcionarios del FMI disfrutan de sueldos y beneficios envidiables que cuestan al año la friolera de $USA 1.900 millones, entre ellos dicho Sr. Rodrigo Rato, que por decir obviedades cobra unos $USA 500000 al año netos. Cantidad que jamás pensó cobrar en toda su vida.

El volumen de préstamos del FMI ha fluctuado mucho con el tiempo. El conflicto petrolero de los setenta y la crisis de la deuda de los ochenta produjeron un brusco aumento de la demanda de financiación.

En los noventa, el proceso de transición de Europa central y oriental y las crisis de las economías de mercados emergentes dieron lugar a nuevas peticiones de ayuda. El pasado septiembre, el director gerente del FMI, Rodrigo Rato, ya advirtió de que la falta de contratiempos en la economía mundial había disminuido la demanda de los préstamos de la institución, que en la actualidad dispone de $USA 162.000 millones a la espera de nuevos clientes. Es decir, la mentalidad de este ser es la de que tiene que haber catástrofes y pobreza para que haya riqueza y él se aproveche de ella. Hay que ser “monstruo” para pensar así, Sr. Rodrigo Rato.

Además de Argentina y Brasil, que eran sus principales deudores, aún quedan Turquía, Indonesia y Rusia. El portavoz del FMI, Thomas Dawson, ya aseguró que el hecho de que el total de préstamos del FMI se sitúe en el nivel más bajo desde 1980 es “una buena y no una mala noticia”. Dawson recuerda que en los cincuenta el Fondo se encontró en una situación parecida, con pocos préstamos, y sobrevivió.

Ruptura interna. Si le preguntan al economista estadounidense Edwin Truman seguramente se muestre más escéptico. “El Fondo está en peligro de perder el apoyo de muchos de sus miembros clave tanto entre los países emergentes como en los industriales”, dijo hace ya bastante tiempo ante un foro de profesionales del mundo financiero albergado por el Institute for International Economics, un respetado grupo de expertos de la capital estadounidense.

A juicio de Truman, que trabajó junto a Volcker y Greenspan en la Reserva Federal, el Fondo no necesita aún fuentes financieras adicionales pero ya advirtió de que los buenos tiempos económicos no durarán indefinidamente y en algún momento el FMI necesitará aumentar sus fuentes de ingresos. Truman es partidario de que EE UU y los países más poderosos acuerden un incremento de las cuotas que pagan al Fondo. En la actualidad, la institución está integrada por 184 naciones.

EE UU es el socio más importante ya que el voto es proporcional a la cuota que se aporta y éste lo hace en un 17%. Los países que más cuota de decisión tienen en el Fondo son, además de EE UU, Japón, Alemania, Francia y Reino Unido, que juntos componen el 40% de las cuotas y de los votos.

Sin embargo, la política económica de EEUU siempre ha sido la de sembrar miseria, desestabilización y guerras en el exterior para así poder mantener sus exportaciones bélicas y de fabricación pesada. Por tanto, ya está pensando en atacar Irán y mantener así sus intereses. La destrucción le permitirá a cambio que este usurero F.M.I. pueda revivir a base de crear miseria. Creemos que los propios venezolanos no olvidarán los efectos de la ayuda económica que dicho ente le dio a Venezuela hace ya algunos años. Argentina tampoco lo olvidará ni Brasil. Sin embargo, Africa y demás naciones que no son ni siquiera emergentes se tendrán que mantener bajo este yugo. Pero pensamos que nada es eterno.

Por ello, y aún cuando, quizás pueda resultar lapidario decirlo, siempre se verifica que cada cuál cobra en su vida lo que ha sembrado.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba