Economía

En el Sur del Lago las fincas cuestan hasta Bs 150.000 por hectárea

Sólo la hectárea sembrada de pasto cuesta entre 8.000 y 12.000 bolívares. Si es mejorado o de alta calidad los costos pueden subir hasta 18.000 bolívares por hectárea. El potrero, que requiere condiciones especiales de cercado y estantillos para retener el ganado, cuesta entre 25.000 bolívares y 30.000 bolívares, incluyendo tanques, bebederos y vaquera

La intervención de las fincas del Sur del Lago por el Gobierno acentuó la caída en la producción de carne y leche en la región, que ya había registrado un descenso por las inundaciones. Fedenaga calcula que el arrime de ganado se ha reducido en más de 50%, igual que el de leche. La poca producción que se obtiene la confiscan, porque no se garantiza el pago a los ganaderos.

Un informe realizado por Fedenaga detalla que la hacienda La Chapala, ocupada por el Instituto Nacional de Tierras en diciembre, producía hace un año 1.700 litros de leche por día. Bajó a 780 litros diarios a mediados de 2010, a causa de los problemas económicos derivados de los secuestros. Con la reciente intervención se redujo a 400 litros en apenas 3 semanas. «La poca leche que se obtiene el Gobierno se la lleva a Lácteos los Andes sin pagar a los productores», dijo el presidente de Fedenaga, Manuel Cipriano Heredia.

El reporte de Fedenaga indica que en la hacienda Bolívar se obtenían, en promedio, 5.000 litros de leche por día, ahora sólo 2.500 litros. En otra de las fincas afectadas por el INTI, la hacienda Onia, especializada en la producción de leche de búfala, se registra un descenso de 90% de la producción.

El promedio era de 7 litros por animal y sólo se obtiene 10%. También se reporta la desaparición de ganado.

En La Palmita se sigue produciendo leche sin garantía de pago, y a sus propietarios se les prohibió vender novillos.

Avalúo referencial. Osman Fernández, ingeniero agrónomo y técnico de campo en el Sur del Lago, sostiene que esas tierras son muy codiciadas por su fertilidad pues son suelos de primera, a pesar de que están expuestas a inundaciones en dos épocas del año.

«Sin duda, la vaguada del año pasado indujo a la pérdida del valor de las unidades de producción; las lluvias dañaron las infraestructuras de la zona, puentes, y vialidad, y afectó las instalaciones de las haciendas y el acondicionamiento de la producción ganadera y lechera, además de los cultivos de plátano, palma aceitera, aguacate, zapote, lechosa, yuca, auyama, maíz y otros rubros», indicó Fernández.

El investigador explicó que cada finca es un caso particular para efectos de determinar la valoración en el proceso de compra venta, que puede aplicar en el caso de la adquisición forzosa por el Gobierno sobre varias haciendas en el Sur del Lago. Sostiene que un precio referencial en el caso del plátano, antes de la vaguada, cuando las unidades de producción estaban en óptimas condiciones, es entre 70.000 y 84.000 bolívares por cuadra comercial (80 metros de ancho por 80 metros de largo).  Este monto incluye cultivo e instalaciones.

Las fincas especializadas en la palma aceitera se cotizan en el mercado entre 50.000 y 68.000 bolívares por hectárea, siendo determinante en este valor la edad de las plantaciones, el acondicionamiento de la finca para la extracción de la fruta, la dotación de servicios, maquinarias y equipos.

Detalló que en el caso de la ganadería el análisis de los costos incluye el avalúo de potreros, hectáreas sembradas de pasto, instalaciones, vaqueras, maquinaria, vivienda principal y personal, galpones, red de distribución de agua para los bebederos, sistema de drenaje, equipamiento de ordeño, y tanques de enfriamiento.

Sólo la hectárea sembrada de pasto cuesta entre 8.000 y 12.000 bolívares. Si es mejorado o de alta calidad los costos pueden subir hasta 18.000 bolívares por hectárea. El potrero, que requiere condiciones especiales de cercado y estantillos para retener el ganado, cuesta entre 25.000 bolívares y 30.000 bolívares, incluyendo tanques, bebederos y vaqueras.

Osman Fernandez explicó que una finca ganadera bien equipada y organizada con todos los implementos necesarios para la producción de carne y leche puede ser valorada en 150.000 bolívares por hectárea. «Este es un precio referencial que puede ajustarse a una finca prototipo en la zona, es decir, de las más tecnificadas, en el que se incluyen todas las instalaciones, los animales y demás bienes».

El técnico sostuvo que en la zona Sur del Lago no es muy frecuente la venta de estas agropecuarias porque hay una tradición de producción de hasta 4 y 5 generaciones de ganaderos dedicados a la actividad y muy difícilmente se desprenden de sus bienes por el arraigo al proceso productivo.

«Es toda una vida la que dedican a esta producción agropecuaria y agrícola. Además se genera una cantidad de empleos importantes que a su vez dinamizan la actividad económica y social en la región de la cuenca del lago».

Indicó que comercios, bancos, talleres para maquinaria agrícola y otras actividades de agro servicio dependen de desarrollo de fincas agrícolas y pecuarias.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba