Economía

Estadísticas de Venezuela desafían teorías de Cepal

El menor crecimiento (PIB) que tendrá la región de Suramérica y El Caribe, tendrá un impacto negativo en el empleo. Así lo señaló este miércoles Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica Para la América Latina y El Caribe (Cepal), en su Informe Económico del 2015.

En el caso de Venezuela, que muestra en el informe el peor desempeño en el 2015, la estimación es que la economía caerá -5,5% con respecto al 2014. Será el tercer año seguido de caída, el índice que mide la producción interna de bienes y servicios.

De acuerdo a lo señalado por Bárcena, si cae el PIB como consecuencia directa aumenta el desempleo.

Sin embargo, al examinar las estadísticas de desempleo que presenta cada mes el Instituto Nacional de Estadísticas, encontramos que desde diciembre del 2011 el índice de desempleo viene cayendo.

En los años 2011 y 2012, por efecto de las inversiones públicas de cara al año electoral -lo que incluyó la Gran Misión Vivienda- la economía creció en 4,2% y 5,6%, respectivamente.

En el 2013, que también fue un año electoral, el crecimiento del PIB se redujo a +1,3%; en el 2014 cayó a -4% y ahora, para el 2015, se estima que caiga -5,5%.

Cuando comparamos cómo se comportó el desempleo entre los años 2011 y 2013, encontramos que entre 2011 y el 2102 el desempleo se redujo de 6,5% a 5,9 (una disminución total de 0,6%-) en un año en el cual la economía venía creciendo en el 2011 en 4,2% y en el año 2012, había aumentado a 5,6% -un aumento total del 1,4%.

Es decir, al aumentar en 1,4 puntos el crecimiento económico, el desempleo bajó en 0,6%, en el periodo 2011-2012.

En el 2013, comparado con el 2012, la economía sigue creciendo pero a una tasa muy baja (+1.3%), mostrando un decrecimiento total de -4,3%. Sin embargo, de una manera digna de ser estudiada por la Cepal, el desempleo sigue bajando, al cerrar en diciembre del 2013 en 5,5%.

En el 2014, al compararlo con el 2012, la economía venezolana se contrae drásticamente en un -4%, una caída total de -5,3%; y otra vez, más allá de la teoría y la práctica económica que señala la Cepal, el desempleo en Venezuela vuelve a disminuir, esta vez en -0,1% del total al ubicarse en 5,5%.

Para este año, en las previsiones de la Comisión Económica, se estima que la economía venezolana decrecerá 5,5%.
En las estadísticas que publica el INE, podemos encontrar algunas contradicciones que pudieran explicar el porqué en Venezuela la relación decrecimiento-desempleo va en contramarcha al buen entender económico.

En la última gráfica publicada por el INE (diciembre del 2014), se señala que el desempleo se ubica en 5,5%. Sin embargo, el 10 de julio en rueda de prensa el ministro de Planificación, Ricardo Menéndez, señaló que “el desempleo decreció a 6,6% en el mes de mayo”, calificándolo como el “índice más bajo de la historia”.

En la nota de prensa, la cual fue publicada en la página web del INE, el ministro Menéndez indicó que “en el mes de enero de este año el desempleo cerró en 7,9%, mostrando una disminución con respecto al mismo mes del año 2014, que estuvo en 9,6%”.

Dadas las disparidades evidentes en los índices, el ministro explicó que “en diciembre aumento del empleo es ‘estacional’, debido a que los comercios sólo contratan por la temporada navideña, reduciendo la tasa de desocupación, por lo que usualmente en enero se incrementa el desempleo por encima del 10%”.

De estas declaraciones del ministro de Planificación, se desprende una gran contradicción en las cifras oficiales. El INE oficialmente informó que el desempleo fue 5,4% en diciembre del 2014. En cambio el ministro de Planificación, informó recientemente que el desempleo en mayo fue de 6,6% “el más bajo de la historia”.

Interpretaciones

Ante la disconformidad de las estadísticas venezolanas, con respecto a la teoría económica de la Cepal, se abre un abanico de interpretaciones.

La primera, es que de las contradicciones de la data entre los propios organismos púbicos se desprende una razonable desconfianza de las cifras. Lo que llevaría a intuir cierto grado de manipulación de la data publicada.

La segunda, es que el gobierno venezolano encontró la manera de producir menos bienes y servicios por tres años seguidos para que el número de desempleados disminuyera.

Esa es una posible explicación, para una atenuación de los que se quedan sin trabajo en un año con recesión (y no para una disminución del desempleo) sería la inmovilidad laboral, que desde hace varios años es decretada cada seis meses por el gobierno venezolano.

Sin embargo, al no tener las empresas la posibilidad legal de recortar la nómina laboral, a pesar que sus operaciones disminuyan, lleva el análisis hacia otro punto.

La Cepal, en las recomendaciones ante la disminución del PIB en su Informe 2015, recalcó que “la capacidad de los países de la región para acelerar el crecimiento económico depende de los espacios que tengan para adoptar políticas contracíclicas que estimulen especialmente la inversión, lo que será clave en la disminución de los efectos de los choques externos y así evitar que las economías sufran consecuencias negativas en el mediano y largo plazo”.

Agregando, que “la inversión no solo afecta el ritmo y la acumulación de capital, sino que también se relaciona directamente con la productividad de las economías. Por ello es necesario instaurar un marco de políticas públicas que promuevan tanto la inversión pública como la privada”.
Fuente: Cepal, INE y Ministerio de Planificación
@ermartinezd

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba