EconomíaPulso Regional

Fedecámaras: Racionamiento eléctrico restringe actividad comercial y productiva en Vargas

A una semana de haberse acentuado la crisis en el servicio eléctrico, los comerciantes en el estado Vargas laboran a merced de los apagones y en medio de un clima de incertidumbre, como consecuencia de políticas erradas que no generan ingresos ante las debilidades económicas.

Para Fedecámaras Vargas el destino del sector comercial y empresarial en la entidad costera, se mantiene incierto ante medidas de racionamiento, que más allá de afectar al servicio eléctrico, busca restringir la actividad comercial y productiva.

«Estamos ante un futuro incierto, una economía cercenada que por políticas erradas nos lleva a una autoflagelación puesto que en esa misma medida, los ingresos no generan nada ante las limitaciones económicas, acelerando y acentuando más las necesidades de la ciudadanía», señaló Eduardo Quintana, presidente de Fedecámaras Vargas.

Advierte que en relación con el inventario en lo comercial y empresarial, no hay capacidad posible de mantenerse ante los niveles de hiperinflación. «No se puede guardar mercancía, porque no hay capacidad para abastecer el mercado. Ya sabemos cómo es la situación y ante la hiperinflación no hay posibilidad de reserva. Cualquier producto que se guarde es pérdida porque no existe capacidad de ganancia para su reposición. El destino del comercio y del productor es una incógnita», sentenció Quintana.

A merced de los apagones

Con apoyo de plantas eléctricas algunos comercios se han podido mantener operativos y en la medida de sus posibilidades ofrecen los pocos productos y servicios que dispensan.

«Aunque nuestro inventario ya no es el mismo de hace unos años, tenemos compromisos que cumplir, pagos de impuestos y de los proveedores que no podemos darnos el gusto de acumular. Una reducción laboral en estos momentos es fatal para quienes intentamos seguir trabajando en este país», dijo el dueño de una zapatería en Maiquetía que pidió no ser identificado.

En el caso de los expendios de alimentos, la situación es similar. «Cómo le decimos a los empleados que cerramos más temprano o que no vamos a laborar con todos estos días de crisis eléctrica que han mantenido paralizado al país. Una medida como reducir el horario no es procedente para el sector comercial que viene sobreviviendo a situaciones tan adversas como el resto de los sectores productivos y económicos del país», comentó Francisco Ramírez, encargado de un frigorífico.

La incertidumbre se mantiene ante las continuas interrupciones del servicio de energía eléctrica. Los cortes de luz pueden prolongarse hasta por ocho horas y pueden aplicarse tanto en horas diurnas como nocturnas.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba