EconomíaEspecial País

FMI: El principal riesgo para la región está ligado a la crisis humanitaria en Venezuela

La profunda crisis de Venezuela, cuya contracción económica se mantiene por cuarto año consecutivo, no solo tiene un impacto negativo entre la población venezolana, según señala el Fondo Monetario Internacional (FMI) en el reporte actualizado de perspectivas económicas sobre América Latina y el Caribe.

Las secuelas de una economía reducida a un tercio de su capacidad, una inflación de tres dígitos, desabastecimiento de productos básicos y medicinas y un conflicto político que entrará en una nueva fase en los próximos meses, constituyen un detonante para la migración de venezolanos hacia países vecinos, el principal riesgo para la región, advierte el organismo multilateral.

El drama de la migración de venezolanos en otros países contrasta con la previsión que existe respecto a los efectos de la crisis económica precisamente en otras latitudes de la región, pues de acuerdo con el FMI se prevé que los efectos económicos de la actual crisis venezolana en otras naciones sean mínimos, porque los vínculos comerciales con los países vecinos son limitados y porque el financiamiento a través de PetroCaribe ya se había reducido considerablemente antes de la agudización de los problemas.

«Los efectos de un posible incumplimiento del pago de la deuda soberana por parte de Venezuela estarían contenidos porque las carteras de los inversionistas ya han incorporado este riesgo. En cambio, el principal riesgo para la región está relacionado con la crisis humanitaria y la consiguiente migración de ciudadanos venezolanos a países vecinos. El número de venezolanos que llegan a ciudades fronterizas de Brasil y Colombia ha ido aumentando marcadamente a medida que se ha intensificado la crisis en Venezuela», señala el FMI en su reporte en el apartado de riesgos internos.

Según las proyecciones del FMI, tras sufrir una reducción de 16,5% en 2016, la economía venezolana experimentará caídas adicionales de 12% en 2017 y 6% en 2018, «debido a constantes reducciones en la producción de petróleo y las importaciones».

El organismo del que Venezuela es miembro calcula que la inflación al cierre de 2017 se ubique sea de 1.133% y de 2.530% en 2018. El FMI proyecta, además, que el gasto público represente 31.2 puntos del Producto Interno Bruto (PIB) al término de 2017 y que se mantenga sin variaciones en 2018.

«Venezuela se dirige hacia la hiperinflación, en vista de que se ha recurrido al banco central para financiar los abultados déficits fiscales y de que la moneda nacional carece de confianza. La inestabilidad política persiste, y la población sigue enfrentándose a una crisis humanitaria», puntualiza el FMI.

Por otra parte, la instancia multilateral calcula que la deuda del sector público representa 23% del PIB en 2017 y presentará una ligera reducción en 2018, al ubicarse en 19.7%.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar