Economía

Fraude al Tesoro Público

En su afán por satisfacer la prodigalidad patológica del Presidente de la República que se manifiesta en regalar los dineros del pueblo venezolano a cuanto país visita, sus “brillantes” asesores financieros le sugirieron hace algún tiempo que no tocara para ello el Presupuesto Nacional, sino que lo hiciese a través de los ingresos petroleros antes que éstos fueren enterados al BCV.

Recordemos que antes del 2002 todos los dólares de cada barril de petróleo que recibía PDVSA, ingresaban al BCV, quien los convertía en bolívares y se los entregaba otra vez a la estatal petrolera, quien con ello pagaba sus impuestos, royalties y gastos administrativos y de inversión. En el año 2003 PDVSA no ingresó al Central todos sus ingresos por la venta de esos barriles, violentando el artículo 113 de la Ley del BCV vigente para esa época, pero permitiéndole una cuantiosa suma de dinero en dólares en el exterior.

Al darse cuenta del delito cometido, esos asesores le recomendaron al Presidente ordenar a sus Diputados reformar la Ley del BCV, a fin de legalizar esta especie de fraude al Tesoro Nacional. Comenzó así el país a recibir menos dólares de los que le correspondían por venta de barriles petroleros, y el Gobierno, vía PDVSA, a tener a su disposición enormes e inauditables sumas de dinero, que le han venido permitiendo mantener ese periplo de prodigalidad internacional con los recursos de todos los venezolanos.

Para perfeccionar este fraude tuvieron que sacar a PDVSA de las organizaciones internacionales que la obligaban a presentar regularmente sus balances ante la Security And Exchange Commission, para de esa forma no tener que publicar sus estados financieros, como efectivamente no lo ha hecho desde hace cuatro años, manteniendo las cuentas de PDVSA en un secretismo absoluto.

Luego montaron un aparataje financiero que les permitiera detectar bancos extranjeros de países que no tuvieran tratados anticorrupción o contra el lavado de dinero, con el objetivo de que la información sobre los montos depositados y titulares de las cuentas, no fuera conocida por los países occidentales. Así han hecho cuantiosas colocaciones en bancos de países como el Líbano, Rusia e Irán.

Esta metodología ha sido también copiada por algunos corruptos del régimen, que aunque compran sus apartamentos en Miami y La Romana, también mantienen sus cuentas millardiarias en bancos de el Líbano como el Banco Al-Baraka; Banco Al-Mawarid; el Banco MISR Liban y el Banco de Beirut (Supongo que esta es la razón de la actitud desmesurada del Presidente en el conflicto de ese país con Israel). Igualmente tienen acceso a bancos de Rusia como el Sberbank en Vavilova, Moscú; el Banco de Moscú; el Alfa-Bank en Mashy Paryvaevoy, en Moscú, y finalmente, en la banca iraní por intermedio del Bank Melli de Irán; el Banco Saderat de Irán y el Banco Sepah.

Así el Presidente logra manejar recursos paralelos, por un lado los del Presupuesto Nacional, y por otro, los millardos que no ingresan al Tesoro. Por ello cuenta con inmensos recursos para regalar en el exterior, sin alterar el Presupuesto, materializándose de esa manera el robo más grande de la historia de la humanidad.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba