Economía

Hablando de bombillos y cubanos

Pensaba dedicarle este artículo al tema de los bombillos ahorradores de energía y al efecto que están teniendo sobre demanda de electricidad en el año 2007. Pero también quería, y me perdonan el abuso de aprovechar este medio para el interés personal, utilizar al menos un par de párrafos para quejarme por el hecho de que por mi casa no pasaron y, en consecuencia, me voy a tener que seguir calando los bombillos ineficientes. Al final comencé a escribir mis quejas sobre el abandono a que fui sometido por la Misión Revolución Energética y me comí todo el artículo. De modo que el análisis de la demanda quedará para otra ocasión.

Confieso que incluso me llegue a comprar unas lámparas de lo más bonitas con cuatro bombillos cada una y les monté, por supuesto, bombillos baratos, con la esperanza de que me regalaran un montón de bombillos eficientes y ahora me los voy a tener que calar.

Pero la razón por la que me quejo no es el ahorro de energía que me iban a proporcionar los bombillos. Mi verdadero deseo era conocer a los cubanos especializados que venían a cambiarlos. Yo estaba preparado para invitarlos a tomar café y tenía la esperanza de sentarme un rato a conversar con ellos y preguntarles de todo, aunque sea que me dijeran de dónde son los cantantes. Porque resulta que los cubanos son para mi uno de los misterios más profundos. Se dice que nos tienen invadidos, que tenemos en el país más de 40.000, que hay cubanos asesorándonos en todas las materias. No sólo son unos machetes en medicina, deporte y milicias sino en casi todas las áreas del conocimiento humano, como por ejemplo comunicaciones y publicidad, a pesar de que en la isla no tienen oportunidad de practicar estos temas. El otro día el Ministro de Energía y Petróleo (Perdonen que no escriba el nombre completo pero es que me canso) declaró que los cubanos “son unos campeones en petróleo pesado” y yo me pregunto ¿Dónde habrán aprendido? El punto es que me sorprende la capacidad de los cubanos para dominar todas las ciencias. No puedo entender como no son una potencia mundial como el Japón que inunda al mundo con su tecnología.

Claro, existe otra hipótesis. Ésta dice que todo son calumnias de la oposición lacaya del imperio, que inventa la presencia de los cubanos para desacreditar a nuestra inédita revolución liberadora, pero en la realidad sólo tenemos unos pocos cubanos en Barrio Adentro. Quieren hacer creer que Cuba nos domina y que somos una colonia de la isla. Hay elementos claros que avalan esta versión. El principal se apoya en que si es verdad que los cubanos están en todas partes ¿Por qué no se ven? habrá que aceptar que son casi invisibles. Si todo el mundo reconoce que hay pocos pueblos en el mundo tan parecidos como Cuba y Venezuela ¿Por qué los cubanos no son tan habladores y tan peleones como nosotros? ¿Cuántos cubanos ha visto usted hablando por la calle? Si son tan revolucionarios ¿Por qué no defienden su revolución? Confieso que me encantaría ver a un cubano en Alo Ciudadano o en Buenas Noches hablando de las bondades de su revolución. Diciéndole al mundo que él defiende su sistema por convicción, que en su país se respetan los derechos humanos y que los presos no son políticos sino unos conspiradores pagados por el imperio norteamericano para desestabilizar a Cuba. Realmente me encantaría ver a los cubanos hablando y defendiéndose.

Por eso me quedo tan frustrado por el hecho de que no hayan pasado por mi casa a cambiarme los bombillos y por haber perdido la oportunidad de conversar con tan genuinos revolucionarios. Me quedo esperando a que venga la Misión Revolución Energética II a ver si me toca y tengo la oportunidad de descubrir que los cubanos no son unos fantasmas.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba