Economía

La inversión petrolera

Hoy como nunca antes en la historia somos un país petrolero y dependemos exclusivamente de lo que a éste le ocurra en el mundo internacional. La casi total destrucción del parque industrial venezolano, de la capacidad agrícola del país nos coloca en una absoluta dependencia del resultado que pueda tener el sector petrolero venezolano. Las estrategias de diversificación de la economía venezolana, de reducción de la dependencia del petróleo han terminado siendo por la vía de la implantación de las actuales políticas económicas en una mayor dependencia del sector petrolero.

El anclaje cambiario por tantos años, el acoso al sector privado, las crecientes estatizaciones de empresas, el colapso de las empresas de Guayana, el deterioro del sector eléctrico, la inseguridad jurídica, por mencionar sólo algunos de los muchos factores, han de alguna u otra manera contribuido a disminuir considerablemente la importancia de todo el sector productivo distinto al petrolero, haciendo de este último el único mecanismo de ingreso de nuestro país.

En ese sentido, todas las acciones emprendidas por el gobierno nacional destinadas a la reanimación del sector de los hidrocarburos deben ser vistas con mucho cuidado, pues del resultado exitoso de las mismas dependerá el futuro inmediato del país. Todos los organismos y agencias especializadas en materia petrolera coinciden en la disminución de la producción petrolera venezolana, llegando a ubicarla en niveles de 2,2 millones de barriles diarios.

En otras palabras la acción estatal, el programa de siembra petrolera tampoco ha producido los efectos deseados y de no haber sido por un escenario extremadamente favorable de precios en el mercado internacional, la situación de la industria petrolera venezolana habría sido mucho peor. Un pequeño parpadeo en los precios del petróleo en los mercados externos sumió a la estatal petrolera en una crisis de fondos como nunca se había visto en su historia.

Los intentos de reanimación de la inversión en el sector petrolero deben ser vistos con buenos ojos y gozar del apoyo del país, para que los mismos sean exitosos y redunden en el beneficio de todos, pero es responsabilidad principal del gobierno nacional el crear las condiciones para que tal proceso de inversión sea posible y no una quimera más o palabras huecas.

El gobierno anima a inversionistas extranjeros a participar conjuntamente con la estatal Pdvsa en programas de explotación gasífera y en la Faja del Orinoco. Los resultados anunciados en la explotación gasífera nos indican que no hubo éxito en la convocatoria a los inversionistas extranjeros sin informarnos las razones de tal situación. En cuanto a la convocatoria a la participación para la Faja del Orinoco se anuncia una asociación con la empresa italiana ENI y se da por descontada la participación de al menos dos consorcios para el campo Carabobo.

Todos queremos que esto sea exitoso tanto para nuestro país como para los inversionistas extranjeros, de manera tal que esto constituya un ejemplo a seguir para futuras asociaciones. Sin embargo simultáneamente se anuncia la socialización del petróleo y el traslado de ganancias a Pdval y Mercal, igualmente se anuncian toda clase de limitaciones a las posibles ganancias en esas asociaciones. O estos anuncios son pura hipocresía o esos inversionistas colocan su dinero sin fines de lucro.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba