Economía

Lecciones del Perú

El mercantilismo sigue gozando de buena salud en América Latina; perversamente la prédica de “izquierda” contra el fantasmal neoliberalismo sólo refuerza la lacra de los negocios a la sombra del poder.

Recientemente estuve buceando en la internet, buscando información directa sobre las elecciones en Perú y el gigantesco fraude que estaba cocinando Alberto Fujimori para ligar otros cinco años en el poder, donde ya lleva diez.

La búsqueda me llevó a un sitio curioso, una “lista de correo” de opositores a la reelección de Fujimori en la que se intercambian mensajes, consignas, preguntas, hipótesis e información (entre otras cosas) acerca de este episodio electoral.

Hay de todo en los mensajes: desde llamados a la desobediencia civil hasta chistes sobre “el chino” Fujimori, que son sorprendentemente similares a los chistes mexicanos sobre los gobernantes de ayer y hoy.

Encontré un interesante intercambio de mensajes entre C y F acerca del papel que ha jugado la televisión de señal abierta en estas elecciones. Las reflexiones de estos dos peruanos resultan particularmente aleccionadoras para cualquier latinoamericano.

Veamos. El corresponsal C escribe indignado sobre la “desinformación” que llevan a cabo en un canal de televisión abierta los conductores de noticias Fulano y Zutano, cito: “Yo me pregunto si estos sujetos que leen estas noticias tendrán conciencia… Bien, no toda la vida es martillo, cuando les llegue la hora de ser clavos no se quejen, no recurran a las acciones de amparo, a la libertad de expresión, porque ustedes hicieron del periodismo el más vil de los oficios”.

Por su parte, F le responde: “Comparto plenamente tu opinión… pero es importante resaltar que personajes como los que aparecen, por ejemplo, en la televisora de Crousillat (canal 4) a los que haces referencia, tienen en mente lo único que está presente en las cabecitas de todos los peruanos que es ‘cómo poder subsistir’… y seguramente estarás de acuerdo conmigo que en los últimos 13 años ése ha sido el único motivo por el cual existir (sic) del ciudadano peruano… Esto es, cualquier personaje que aparezca en la televisión lo único que hace es ganarse los frijoles… El problema es que este gobierno ha institucionalizado que para poder ganarte los frijoles tienes que ser servil al régimen, si no pues te mueres de hambre”.

La respuesta de F apunta, tal vez sin saberlo, a uno de los principales enemigos de la libertad y de la democracia en América Latina: el mercantilismo. Un sistema en el que el poder político “otorga”, “cede”, “concesiona”, “permite” la actividad económica a cambio de sumisión política. El pacto no suele ser explícito, sino tácito.

Ejemplos abundan y el lector, seguramente, tendrá en mente más de un caso. Lo irritante es que en nuestros países (tal vez la excepción sea Chile, pero no meto la mano en el fuego) nos hemos dado la maña para realizar “reformas de libre mercado” que en la práctica son un nuevo ropaje del mercantilismo, ¿por qué?, porque son reformas mal hechas, signadas por la conveniencia política, no por el interés de los consumidores.

Este mercantilismo disfrazado de libre mercado ha llegado al extremo de convertir, por ejemplo, a la Comisión Federal de Competencia Económica en el villano molesto que “no deja hacer negocios”.

¿Qué hacer? Por lo pronto, reconocerlo y releer el “Camino de servidumbre” de Hayek, para recordar que defender el libre mercado es defender, también y sobre todo, las libertades básicas: de expresión, de creencias religiosas, de trabajo, de pensar por cuenta propia.

Analista económico mexicano.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba