Economía

Merentes: mercado sí, especulación no

El presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes, afirmó que a
través del Sitme se atenderá la demanda de importaciones de ciertos bienes y
servicios e, incluso, las necesidades de ahorro que pudieran tener personas
naturales. Las operaciones transadas en el nuevo esquema, que entró en vigencia
el pasado miércoles, obedecen+ a las leyes de oferta y demanda y al valor de los
papeles. Se incluye todo lo que no sea especulativo. Se acabó el negocio de la
compra de cupos de dólares viajeros y el fraude que tenía lugar en países vecinos
con las transacciones electrónicas.

Durante los primeros días, la oferta superó la demanda. Mientras esa sea la
situación, «no tendremos que añadir nada», dijo Merentes. En el corto plazo no
habrá impacto sobre las reservas internacionales. El mercado será monitoreado y
se aplicarán diversos mecanismos para atender las necesidades, incluida una
probable emisión de papeles, «pero ese anuncio le corresponde al Ejecutivo, no al
BCV». En julio se sabrá la incidencia de este mecanismo sobre la inflación.

Por qué las autoridades y, particularmente las del BCV, decidieron suspender las
operaciones que se hacían en el mercado del llamado dólar paralelo y diseñar este
nuevo esquema?
En primer término, hay que recordar que entre 2003 y 2009, ese instrumento que se
manejaba en la economía venezolana, el llamado dólar paralelo, se mantuvo
estable. Luego entró en perturbaciones y, en los dos últimos meses subió debido a
factores que, a nuestro juicio, no responden a razones puramente económicas. Si,
por ejemplo, haces una segmentación de 53 días, la variación fue de 12%, si haces
una segunda de 20 días, fue de 32% y una tercera, de 12 días, es de 22%. Es
decir, cada dos días había un incremento como planificado, que no respondía a la
oferta y la demanda.

¿Eso obedecía a un modelo econométrico?
Nosotros hicimos la evaluación del comportamiento. Sin duda, fue anormal desde el
punto de vista de cómo se comportan los instrumentos financieros en todo el
mundo. Si agarras una letra del Tesoro de Estados Unidos o un bono argentino, el
que tú quieras, incluso podría experimentar una baja importante como reflejo de lo que ocurre en la economía. Pero ningún
instrumento financiero sube 0,20 cada dos días. Eso sólo pasa en Venezuela. El Estado tuvo que tomar una decisión en vista
de que eso respondía a un modelo que ellos habían planificado. Si eso se hubiese dejado así, el dólar paralelo, o eso que
existió, estuviese alrededor de 10 bolívares.

Cuando dice «ellos habían planificado», ¿a qué se refiere?
Bueno, no es en abstracto ¿no? Seguramente hay una población objetivo, unas cuantas personas que planificaron esto. No
puedo mencionar nombres, porque no sé quiénes son, lo que sí sé es que el plan estaba en marcha. Aquí se hizo un modelito
que, desde el punto de vista matemático, se conoce como una serie geométrica. Es decir, un fenómeno que cada cierto
tiempo sube una razón; si la razón es dos sube dos, si es tres sube tres. Y bueno, había que tomar decisiones. Lo que se hizo
fue suspender temporalmente el mercado y crear una nueva forma, el Sitme (Sistema de Transacción en Moneda Extranjera),
«Vamos a atender las importaciones y las nece(3138855) 13/06/10 06:19 p.m.

(%=Link(«http://epaper.ultimasnoticias.com.ve/impresodigital/xml_epaper/Ultimas_Noticias/13_06_2010/pla_74_Caracas/xml_arts/art_3138855.xml «,»ultimasnoticias.com.ve«)%)
Página 2 de 4
fue suspender temporalmente el mercado y crear una nueva forma, el Sitme (Sistema de Transacción en Moneda Extranjera),
que a través de un modelo econométrico permite un modelaje de cuánto van a valer esos instrumentos y a cuánto se pueden
transar. Al menos hay siete formas de calcularlo y se tomó una decisión. Luego viene la parte operativa. Es decir, la plataforma
que permite que esto esté en red con el sistema bancario; el software, como herramienta de transacción, y la parte legal. Se
hicieron varias simulaciones para saber si funcionaba o no. Y, finalmente, entró en vigencia esta semana.

¿Uno de los factores de perturbación en el mercado del llamado dólar paralelo era la legitimación de capitales provenientes del
narcotráfico?
Lo señalamos como un factor posible. Se encargarán los organismos competentes de demostrarlo: sí o no. Aquí se instaló un
tipo de cambio para desestabilizar la economía y generar presiones inflacionarias, es lo que acabo de explicarte. Hubo una
extracción de divisas a través de este método. Lo demás entra en el terreno de lo posible y es algo que tienen que investigar
las autoridades.

¿Esas averiguaciones se están haciendo?
Eso lo tiene que hacer la Fiscalía y los órganos de inteligencia del Estado.

¿No debería el BCV estar al tanto de esos hechos?
Lo estamos, pero no nos corresponde a nosotros hacer esas investigaciones. Lo que tenemos aquí son como radares de todo
lo que puede suceder. Cuando eso ocurre se determina lo que está pasando y se toman las decisiones correspondientes.

Al cierre de las operaciones del primer día del Sitme, el sector empresarial manifestó dudas y dijo que era insuficiente; por el
contrario, la banca lo calificó de positivo. ¿A qué obedece esa disparidad de criterios?
No hay que poner esto en blanco y negro. Yo he hablado con varios empresarios y se sienten satisfechos. No son todos los
empresarios y no es toda la banca. Son interpretaciones y nosotros estamos dispuestos a aceptar todas las observaciones y
críticas como un organismo del Estado que está implementando un sistema novedoso. Si algo se puede corregir, estamos en
capacidad de hacerlo y lo haremos. La realidad se mide cuantitativamente y por la bondad de lo que estamos haciendo. Hay
dos cosas que hay que resaltar. Primero la oferta. Había una incertidumbre en esos sectores que manifestaron dudas. Hubo
oferta y también hubo demanda. Lo que quiere decir que hay industriales que están entrando por este nuevo sistema, al igual
que algunos particulares. El primer día la oferta fue mayor que la demanda, y el segundo día se transaron más operaciones, el
doble del primer día.

¿Más de 17 millones de dólares?
No. Se transaron. Me refiero al número de operaciones: casi 11 millones. ¿Cuál es la meta? ¿Cuál es el tamaño real de este
mercado? Antes era muy difuso. Muchos decían ‘demanda…oferta’, ¿pero cuál es la demanda? ‘Son muchas cosas’. Así no se
trabaja en economía ni en ningún lado. Nosotros creemos que este mercado, para las importaciones, está alrededor de 20 o
25 millones de dólares diarios. Eso significa que las ofertas están apareciendo y esto se está sincronizando. En todo caso,
iremos evaluando su desenvolvimiento. Pero lo relevante es que hay oferta y demanda y, desde el punto de vista operativo y
técnico, todo el sistema se transa rápidamente.

¿Qué sectores importadores acuden a este mercado?
Personas naturales familiarizadas con lo que es un bono, pequeños y medianos industriales, acabados del sector construcción,
tecnología, informática, servicios, alimentos que no son usuales en el país.

Para leer la entrevista completa haga
(%=Link(«http://analitica.com/va/economia/multimedia/2953020.pdf»,»click aquí«)%)

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba