EconomíaEspecial País

Operación Money Flight: El desfalco a Pdvsa por $1.200 millones

El robo más grande de la historia. Los hilos de la corrupción en Venezuela se han extendido a la banca y a empresas en otros países para perpetrar un robo que hasta ahora alcanza los $13.199 millones, según procesos judiciales adelantadas por fiscalías y tribunales de varias naciones, que fueron recopilados por Transparencia Venezuela.

Hasta febrero de 2019, se encuentran en los tribunales y fiscalías de seis países ubicados en Europa y América, investigaciones relacionadas con 15 casos de Gran Corrupción en los que se encuentran implicados corruptos y patrimonio público venezolano.

Money Flight

Entre los negocios están la llamada Operación Money Flight, un desfalco en Pdvsa de 1.200 millones de dólares.

De acuerdo con la acusación de la Fiscalía de Florida-USA, 22 ex funcionarios de Pdvsa, banqueros, empresarios de maletín y otros, suscribieron contratos de financiamiento con Pdvsa, pagando sobornos a funcionarios de la empresa petrolera.

El mecanismo fue que Pdvsa recibió financiamiento (se endeudó) en bolívares y el pago de la deuda la realizó en dólares a tasa preferencial. Para la fecha de la suscripción del contrato la tasa oficial de cambio era 6,30 bolívares por dólar y el paralelo 173,24 bolívares por dólar.

El documento de acusación, para explicar la trama menciona: Por ejemplo, en 2014, un individuo podría intercambiar 10 millones de dólares estadounidenses por 600 millones de bolívares a la tasa económica real.

«En este sentido, si esa persona tiene acceso a la tasa fija del gobierno, podría convertir esos mismos 600 millones de bolívares en 100 millones de dólares EEUU, por la abismal diferencia entre ambas tasas. Esencialmente, en dos transacciones, esa persona podría comprar 100 millones de dólares estadounidenses por 10 millones de dólares».

El primer contrato de préstamo de diciembre de 2014, se realizó por Bs. 7.200 millones y Pdvsa en vez de pagar US$ 41.322.314 pagó US$ 600.000.000. Es decir, en esta primera transacción pago US$ 559.000.000 de más.

En mayo de 2015, hicieron otro préstamo por el mismo monto (duplicaron el contrato). Con lo cual Pdvsa en vez de pagar US$ 17.910.447 (a la tasa de Bs.402) , pago US$ 600.000.000. Es decir, en esta segunda transacción pago US$ 582.000.000 de más.

Para lavar el dinero se utilizaron sofisticados sistemas de inversión falsa que hacen parecer que se recibe dinero en inversión (pagares, bonos diseñados para incumplir o hacer default, contratos), principalmente al sur de Florida, aunque también se mencionan en Islas Caimán.

También se utilizaron sobornos a funcionarios para autorizar contratos y para evitar investigaciones (algunos diputados de la Asamblea Nacional), firmas contables, casas de bolsa que operan en EEUU y Reino Unido y bancos que operan en EEUU, las Bahamas, Rusia, Austria, Malta, Canadá.

Actores principales

Matthias Krull, de 44 años, fue capturado en Miami. Es ciudadano alemán y residente panameño, sin embargo, Krull forma parte de la sociedad venezolana. El otro acusado es Gustavo Adolfo Hernández Frieri, de 45 años, ciudadano colombiano y estadounidense naturalizado. Ambos fueron acusados ​​formalmente de una conspiración para cometer un delito de lavado de dinero.

Además de ellos, la justicia estadounidense emitió orden de captura contra otras seis personas acusadas de participar en la operación criminal: los venezolanos Francisco Convit Guruceaga, de 40 años, José Vicente Amparan Cróquer, alias Chente (44) Carmelo Urdaneta Aqui (44) y Abraham Eduardo Ortega (51). Un ciudadano portugués de nombre Hugo Andre Ramalho Gois (39) y el uruguayo Marcelo Federico Gutiérrez Acosta y Lara (40), completa la primera lista de acusados por su presunta participación en el plan.

Además, hay al menos nueve conspiradores y tres oficiales venezolanos o extranjeros que ayudaron, por medio del uso de documentos falsos y empresas de maletín a dilapidar 600 millones de dólares de la estatal petrolera venezolana como cancelación de un supuesto préstamo hecho a Pdvsa, que más tarde fue duplicado.

El mismo fue autorizado por altísimos funcionarios gubernamentales cómplices de la operación y que recibieron millonarios pagos por estas gestiones, que iniciaron en diciembre de 2014.

En el mundo se evidenció la magnitud de este y otros desfalcos que no han dejado de ser noticia. La mayoría son recopilados en el capítulo del Informe de Corrupción 2018, presentado en la Asamblea Anual de Transparencia Venezuela, denominado Una historia con impacto internacional.

Los 15 casos recopilados por la ONG suman más de US$ 13.000.000.000 e involucran una lista de 70 personas vinculadas en una compleja red de relaciones personales y empresariales, ubicadas en diferentes países: se trata de expedientes abiertos en países como España, Panamá, Estados Unidos, Colombia, Argentina y el Principado de Andorra.

Estas naciones profundizan las investigaciones mientras la justicia venezolana sigue guardando silencio. La mayoría de los casos son adelantados en Estados Unidos y España, países donde también se han incautado millonarios bienes a los implicados.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba