Economía

PDVSA aniquilada

 Así a los venezolanos se nos impide conocer a tiempo los resultados económicos de PDVSA, y como consecuencia no podemos ejercer el debido control sobre una empresa que no es patrimonio personal de Hugo Chávez si no de todos los ciudadanos venezolanos. Ese retraso tan sospechoso provocaría indignación y alarma si no sufriésemos un régimen que maneja el patrimonio público como si fuera hacienda propia.

La tardanza en la entrega del Informe de Gestión y los Estados Financieros Consolidados de PDVSA es una causa de  la falta de credibilidad que globalmente hay sobre la fuente generadora de divisas de Venezuela. Con tal retraso, ¿cómo se puede investigar si las cuentas son correctas, si la transferencia de fondos al BCV se corresponde con la realidad operativa y comercial de PDVSA? Esta demora es una manera descarada de  no rendir cuentas a  los ciudadanos, a los accionistas, a los dueños de una supuesta “PDVSA de todos”. Como en la canción, se nos entrega un periódico de ayer.

 Comencemos por indicar que PDVSA tiene el año 2010 una fuerza de trabajo equivalente a 93.769 personas, más del doble de la habida en 1998, pero con un millón de barriles menos de producción. Otra referencia clave para entender el manejo de las cifras, es el precio de la Cesta Venezuela. Según el Gobierno  fue de 71.96 dólares por barril en 2010, versus 57.01 dólares por barril en 2009. No obstante, los estados financieros reflejan una ganancia en 2010 de 3.164 millones de dólares –con un petróleo venezolano mucho mejor pagado-, resultó un 28% menor que en 2009 cuando fue de 4.394 millones de dólares, y un tercio de la obtenida en 2008, que alcanzó a 9.491 millones de dólares. No hay explicación, en los informes, para estas contradicciones. La regalía, el aporte más significativo al Estado, calculado en función del precio y de los barriles que se producen, en 2010 fue 11.892 millones de dólares y en 2009 de 12.884 millones ¿Por qué es menor en 2010 que en 2009? Ahí quedan al descubierto dos hechos que descalifican a cualquier administración y hasta la ponen en un terreno penalmente difícil.

 Aun más grave es como PDVSA destina 36.850 millones de dólares para compras de crudo y productos para cumplir con sus obligaciones contractuales de suministro, mientras regala petróleo por convenios políticos con naciones extrañas.

  El hecho es que en tiempos de bonanza de precios PDVSA gana menos dinero cada año. ¿Por qué? ¿Mala administración, corrupción, o las dos cosas? De paso se demuestra que es mentira lo de que PDVSA produce tres millones de barriles por día.

Tal y como el mercado financiero lo viene reflejando, le deuda de PDVSA viene creciendo en forma sostenida e irresponsable, mientras no se ve la ejecución de facilidades de producción, mejoras en la refinerías u otros hechos concretos que justifiquen esos préstamos para garantizar los cuales se enajena la producción futura.

Si sumamos el total de los pasivos de PDVSA vemos como debe más dinero del patrimonio que posee, lo cual significa que una empresa está quebrada. PDVSA tiene en pasivos 76.451 millones dólares en 2010 y en patrimonio de 75.314 millones. Pero además, la deuda financiera 2010 de PDVSA alcanza 24.950 millones, las cuentas por pagar son 31.785 millones de dólares. En cuentas por cobrar a clientes maulas que no pagarán nunca, como Cuba, hay otra carga de 23.474 millones de dólares. Esto  equivale a un 24.7% de las ventas totales, que así se revelan no como ventas sino como regalo político para mantener regímenes como el castrista. Estamos endeudados y en la  chequera no hay fondos. ¿Cómo llegó PDVSA a ese estado?

La información auditada no incluye ninguna referencia precisa en cuanto a los procesos de arbitraje (de hecho, juicios que perderemos y deberemos pagar) a los cuales PDVSA está sometida, de acuerdo a normas internacionales en las cuales los auditores KMPG aplican cargas a los estados financieros de las empresas. PDVSA debería incluir esa referencia, ya que se trata de un juicio que hasta el propio Ministro-Presidente Ramírez ha admitido que nos generará pagos. En opinión de varios contadores públicos esta es una grave irregularidad evidente de auditoría, pues no se refleja una información que es pública y notoria, y que afecta seriamente los resultados.

Todo el que esté interesado en el futuro de Venezuela debe movilizarse para interrumpir este proceso de aniquilamiento de PDVSA perpetrado por el actual régimen, un aniquilamiento que de hecho es el aniquilamiento del país.

 NO MAS PRESOS POLITICOS, NI EXILIADOS.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba