Economía

Empresarios: Reaparición del control de precios generará mayor desabastecimiento y extorsión

Durante el fin de semana los distintos gremios que conforman el aparato productivo nacional rechazaron la medida tomada el pasado viernes por la administración de Maduro, en la cual reapareció el control de precios. El empresariado coincidió que la acción es arbitraria, atenta contra la soberanía alimentaria, traerá mayor desabastecimiento, extorsión y por supuesto el regreso del mercado negro de productos en el país.

La Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras) condenó, a través de un comunicado , el control de precios y afirmó que la crisis humanitaria compleja que vive Venezuela aumentará.

“Desde Fedecámaras tenemos mucho tiempo señalando los profundos errores de política económica y de enfoque ideológico que nos han traído hasta esta situación de tragedia nacional. La destrucción del aparato productivo, incluyendo la industria petrolera, cuya expresión final más evidente y trágica es la escasez de combustible que hoy pone en jaque al sector productivo nacional”

Afirmó

En este escenario señaló el organismo empresarial “no vamos a avanzar un milímetro si el país vuelve a las fracasadas políticas de control, confiscación, persecución y opresión de los empresarios, quienes invertimos y generamos valor en Venezuela. Así, solo estaremos acelerando la magnitud de la crisis”.

«Urge un entendimiento mínimo de todos los sectores; político, público y privado. Urge colocarse por encima de las diferencias, en función de ponerle fin a la pérdida de la calidad de vida de los venezolanos que tiende a profundizarse en el futuro inmediato»

Enfatiza el ente empresarial

Por otra parte, hace un llamado a “deponer medidas arbitrarias, agendas parciales y a concretar decisiones conjuntas, que diseñen un acuerdo político integral que ponga fin a este conflicto y tenga como objetivo principal velar porque se restituyan los preceptos constitucionales establecidos en nuestra Carta Magna: derecho a la vida, salud, educación, respeto a la propiedad privada, libre iniciativa, al derecho a elegir, entre otros”.

Por último sañaló que «urge el rescate de nuestra economía para generar progreso y bienestar social, para diseñar en consenso, un nuevo modelo político, económico y social que trascienda al interés inmediato y apunte a la inclusión de todos los dispuestos a trabajar por una nueva y mejor Venezuela».

Por su parte, la Cámara de Caracas aseguró que las medidas adoptadas buscan ocultar el deterioro de la calidad de vida del venezolano y el rotundo fracaso de la gestión gubernamental.

«Sin justificación ni motivación racional alguna, carente de sustentación en análisis económico y financiero, se pretenden esconder las verdaderas causas de las distorsiones y escollos en el proceso productivo que generan la inflación, la maxidevaluación experimentada recientemente y los incrementos de costos de transacción entre los agentes económicos resultado de la adopción de políticas erráticas en materia fiscal, monetaria y tributaria, que profundizan la crisis», enfatizó.

Mercado Negro y extorsión

El Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio) exigió que se levanten las medidas de intervención de empresas de alimentos y que se instituya un equilibrio de mercado, que beneficie a todos los agentes económicos, tanto a consumidores como a empresarios, pues, en definitiva, un régimen de controles no beneficia a ninguna de las partes.

La Comisión de Economía de Consecomercio advirtió que el retorno a los «controles de precio, a las fiscalizaciones del sector privado sin derecho a la defensa y apego al debido proceso, generarán mayor desabastecimiento, volatilidad en los precios, extorsión y la proliferación de un mercado negro que terminará por ser un instrumento de exclusión para las grandes mayorías».

El equipo de asesores del gremio del comercio y los servicios señaló que no existe empresa o comercio en el mundo que pueda permanecer en funcionamiento de forma sostenida causándole daños o perjuicios a su clientela.

«Creemos que toda autoridad debe aplicar políticas tendientes a la generación de bienestar de sus ciudadanos. Ello cobra especial realce en un país como la Venezuela de nuestros días, en la que existe una cantidad importante de sectores de la población que hoy luchan por sobrellevar condiciones de pobreza en distintos ámbitos: alimentario, salud, acceso a servicios básicos, por solo mencionar algunos aspectos puntuales en medio de la coyuntura. Negar las bondades del mercado para favorecer la activa intervención estatal con fines sancionatorios al sector privado, lejos de coadyuvar a la población le dificultará el acceso a los bienes y servicios que tanto necesita en estos tiempos imbuidos de complejidad»

Sostiene el equipo de asesoría económica de Consecomercio

Y añade: «La historia reciente atestigua cómo los precios libres son necesarios para garantizar el adecuado funcionamiento de la economía. Los precios, en esencia, se encargan de transmitir información, y es gracias a esa información que los actores económicos, tanto consumidores como empresarios, pueden tomar decisiones de la manera más óptima y satisfactoria posible. Intervenir los precios en nombre de conceptos tales como “usura”, “especulación”, “abuso”, “aprovechamiento”, además de carecer de idoneidad técnica en el ámbito económico, terminan por truncar el objeto y razón de ser de los precios, con lo cual la información que transmiten se distorsiona, resultando todo ello en un funcionamiento perjudicial de la economía».

Medidas amenazan la seguridad alimentaria


La Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria) expresó su posición señalando que la decisión amenaza la seguridad alimentaria de los venezolanos.

“La industria privada de alimentos es nuevamente objeto de una nefasta acción por parte del Gobierno Nacional, de manera arbitraria y sin que mediase algún interés de carácter público o, tan siquiera, una medida de tipo legal. Los hechos registrados este viernes, pretenden hacer creer a la colectividad la comisión de algún delito, cuando lo único que ha hecho el sector privado, ha sido dedicarse, de manera exclusiva y responsable, a la elaboración de productos alimenticios para los venezolanos”


Expresó el comunicado

Afirmaron que el procedimiento denominado como “Venta Controlada” y el bloqueo del código Sica, el cual está siendo aplicado a Empresas Polar y a otras industrias procesadoras de alimentos, no es más que un claro atentado contra la seguridad alimentaria de millones de venezolanos.

“Los industriales venezolanos trabajamos bajo condiciones extremas, ya por todos conocidas, y aun así, nos la ingeniamos para seguir produciendo”

Enfatizó el texto

Es imperativo -prosiguió Conindustria – sumar esfuerzos y ponernos todos, como siempre, del lado del país, de nuestros afiliados, de sus colaboradores, de los industriales. De todos los ciudadanos venezolanos, de esos que producen, que trabajan, que se esfuerzan, que construyen. Los que luchan diariamente, en condiciones totalmente adversas, para que, en este caso, los alimentos lleguen a nuestras mesas.

“Los industriales venezolanos solo queremos trabajar por el país. No comprendemos el por qué se nos persigue, se nos ataca de manera indiscriminada si, en todo momento, hemos demostrado que nuestro fin ulterior es el bienestar de Venezuela. Pero las condiciones adversan no nos detendrán y menos en momentos en los cuales nuestra nación nos requiere”, concluyó.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar