Economía

Rusia, OPEP y Venezuela: conflictos e incertidumbres

Analítca Research presenta un análisis del comportamiento del mercado petrolero basado en fuentes de información internacionalmente reconocidas, especialmente la International Energy Agency (IEA) y la Energy Information Administration (EIA). El alza de los precios se debería a la restricción de la oferta, un mejor comportamiento de la economía de los Estados Unidos al esperado a finales del año pasado, el conflicto del Medio Oriente e incertidumbre respecto a Venezuela. La participación No-OPEP (especialmente de Rusia y otras ex – Repúblicas Soviéticas) en el mercado posiblemente aumentará en el año 2002.

Visión global del mercado a corto plazo

*El 8 de abril Irak anunció una suspensión de 30 días en su programa de petróleo por alimentos. Al mismo tiempo, el deterioro de la situación en Venezuela puede haber afectado su exportación petrolera. La reacción inicial del mercado ha sido pequeña, debido a que estos hechos ya habían sido incorporados en la prima de riesgo geopolítica.

*Los aspectos fundamentales del mercado petrolero y la prima de riesgo geopolítica, hicieron subir bruscamente los precios del petróleo, entre 7 u 8 dólares el barril entre la última semana de febrero y la primera de abril. Posteriormente cayeron en un dólar el barril. Los fundamentos incluyen la recuperación económica de los Estados Unidos, la caída de sus inventarios de productos, una fuerte demanda de gasolina, y la reducción de la oferta OPEP. La prima de riesgo se centró en Irak y el conflicto Palestino – Israelí, aunque hay incertidumbre respecto a Venezuela. Se supone que los precios del petróleo podrían mantenerse a lo largo del 2002 en niveles similares a los actuales, sí no ocurren disrupciones importantes en el mercado. En el mercado de futuros Nymex del 11 de abril, los precios del crudo marcador WTI para el mes de mayo alcanzó 25,75 dólares por barril y 24,62 dólares por barril en diciembre. Este tipo de estimación implica que los diez de la OPEP (excluyendo a Irak) aumenten su producción a lo largo del 2002.

*En marzo la producción mundial de petróleo permaneció en 76,3 millones de barriles diarios. Los diez de la OPEP redujeron su producción en enero y febrero aproximadamente en 1,3 millones de barriles diarios, aunque produjeron al menos 700.000 barriles diarios por encima de la cuota. En marzo, según la IEA, la producción de los diez de la OPEP (excluyendo a Irak) subió en 440.000 barriles diarios a casi 23,0 millones de barriles diarios. Arabia Saudita fue en líder de este aumento, con un incremento de 240.000 barriles diarios.

*Para el 2002, la estimación del crecimiento de la demanda mundial de la IEA es de aproximadamente 440.000 barriles diarios, y la estimación de la EIA es de un crecimiento menor a 540.000 barriles diarios. En el primer trimestre la demanda se contrajo más de lo previsto, pero se supone que podría crecer más en los siguientes trimestres.

*Los inventarios de los países de la OCDE cayeron en 480.000 barriles diarios en febrero.

La demanda

Los pronósticos relativos al mejor comportamiento de la economía de los Estados Unidos, combinados con el uso más eficiente del petróleo y precios potencialmente altos, indican que el incremento de la demanda de petróleo para el 2002 podría ser de 420.000–450.000 barriles diarios. Ello representaría una disminución respecto a las estimaciones de fines del año pasado. En la tabla 1 se muestra la última estimación de la IEA.

(%=Image(3316258,»C»)%)

La estimación de la EIA es superior. Supone un incremento de la demanda en 540.000 barriles diarios en el 2002, cuando la economía de los Estados Unidos crecería en 1,6%. En el 2003 el incremento sería más importante, de 1,3 millones de barriles diarios, bajo el supuesto de un crecimiento de 3,8% de la economía de los Estados Unidos.

La oferta

La producción mundial de crudo tuvo un promedio de 75,9 millones de barriles diarios en febrero, una caída de 320.000 barriles diarios respecto al mes anterior. Se estima que la producción mundial de marzo llegó a 76,3 millones de barriles diarios, con incrementos en la producción de la OPEP respecto al mes anterior.

OPEP

Según la IEA, los diez de la OPEP (excluyendo a Irak) redujeron su producción durante febrero en aproximadamente 390.000 barriles diarios para colocarla en 22,4 millones de barriles diarios. Esta sería la producción más baja de la OPEP desde abril de 1992. En contraste, Irak aumentó su producción en 200.000 barriles diarios, a 2,6 millones de barriles diarios; al incrementarse las exportaciones bajo el programa de petróleo por alimento con las Naciones Unidas. Como resultado, al incluir a Irak en la producción global de la OPEP, esta se habría reducido en 190 mil barriles diarios para colocarse en 24,9 millones de barriles diarios.

La cuota de producción de los diez de la OPEP es de 21,7 millones de barriles diarios, lo cual indicaría que en ese mes el exceso de producción de los diez de la OPEP sobre la cuota estaría alrededor de los 700.000 barriles diarios. En la tabla 2 se presenta la producción de la OPEP, las cuotas de los distintos países y su capacidad de producción para el mes de febrero.

Durante el mes de marzo la producción de los diez de la OPEP se habría incrementado en 440.000 barriles diarios para elevarla a casi 23,0 millones de barriles diarios. Arabia Saudita habría sido el líder del incremento, con 240.000 barriles diarios.

(%=Image(6401944,»C»)%)

La producción de la OPEP a lo largo del año posiblemente continuará incrementándose debido a que las cuotas OPEP son excesivamente bajas. Las cuotas implican una producción menor en 5 millones de barriles diarios la producción del año pasado. Como resultado, aunque el incremento de la demanda es pequeño, la OPEP puede aumentar su oferta sin temer una caída de precios.

No–OPEP

Durante el mes de febrero la producción neta y la exportación de los estados que formaban la antigua Unión Soviética aumentaron su producción respecto a enero en 270.000 barriles diarios, llevando su producción a 5,08 millones de barriles diarios.

En ese mes de los cinco países No-OPEP que se comprometieron con la OPEP en reducir su producción o exportación, México, Noruega y Omán redujeron su producción en 110.000, 100.000 y 40.000 barriles diarios respectivamente. Se trata de una reducción en la dirección del compromiso previo, aunque menor.

Sin embargo, tanto Angola como Rusia tuvieron un comportamiento diferente. La producción de Angola permaneció alta y la producción de Rusia continuó incrementándose. También aumentó la producción de Canadá y se espera que la producción de México se incremente en el segundo semestre de este año en forma relativamente importante. En el gráfico 1 se muestra la evolución de la producción OPEP y No-OPEP desde enero de 1999 a febrero del 2002. Como puede apreciarse, la producción de la OPEP que para enero de 1999 era ligeramente inferior a los productores No-OPEP, ha descendido. En febrero del 2002 ha pasado a ser sólo el 33% de la producción global (OPEP más No-OPEP) y a menos de la mitad de la producción No-OPEP.

(%=Image(2745518,»L»)%)

Rusia y países de la antigua Unión Soviética.

La producción (crudo más NGLs) de Rusia en enero alcanzó un promedio de 7,27 millones de barriles diarios. Este promedio fue superior en 600.000 barriles al del año pasado. El Ministro de Energía de Rusia espera que la producción de petróleo de este año llegue a 7,45 millones de barriles diarios, lo que representaría un incremento anual de 420.000 barriles diarios. En febrero la producción de Rusia se incremento en aproximadamente 20.000 barriles diarios sobre el mes anterior. Hay que tomar en cuenta que la demanda doméstica de Rusia ha sido inferior a lo anteriormente previsto, por lo que estos incrementos de producción tendrían efecto sobre las exportaciones. Los indicadores preliminares sugieren que la exportación de Rusia en marzo se elevó en 130.000 barriles diarios. En el gráfico 2 se muestra el comportamiento de la producción de la antigua Unión Soviética, luego la de Rusia y la de Arabia Saudita desde 1980 hasta el 2001, donde es visible el estancamiento de Arabia Saudita en la década de los 90, y la dinámica creciente de Rusia a partir de 1998. No se descarta que la producción de Rusia en el 2002 sea superior a la de Arabia Saudita.

(%=Image(7393460,»C»)%)

Dentro los países que formaban la antigua Unión Soviética hay que destacar a los que están en la cuenca del Mar Caspio, la tercera cuenca petrolífera del mundo, la menos desarrollada y con una dinámica creciente. Por ejemplo, se espera que este año Kazajstán aumente su producción en 15% y exportaciones en 20% respecto al año anterior.

Los inventarios

A pesar de la baja demanda, la restricción de la oferta impulsó una reducción, hasta ahora modesta de los inventarios. Las estimaciones preliminares indican que los inventarios de los países de la OCDE tuvieron una reducción de 300.000 barriles diarios en enero o 9,3 millones de barriles.

Precios

La reducción de la oferta, especialmente de la OPEP, la recuperación de la economía de los Estados Unidos, el conflicto del Medio Oriente y la incertidumbre de Venezuela, han impulsado un alza acentuada de los precios del petróleo. Esta alza se dió fundamentalmente en febrero e inicios de abril, de 7 u 8 dólares para luego bajar en un dólar el barril. La estimación de la EIA es que los precios del crudo marcador WTI se mantendrán por encima de los 25 dólares el barril y con tendencia creciente hasta fines de año, dentro de un escenario donde la OPEP aumente su producción.

En el mercado de futuros Nymex la tendencia del crudo marcador WTI es a mantenerse en los actuales niveles, con una ligera reducción hacia el final del año. Las incertidumbres que rodean las actuales circunstancias pueden propiciar un comportamiento inestable de los precios. La gran interrogante es sí la OPEP aumentará su producción.

Venezuela

En el momento de escribir este informe Venezuela vive una situación particularmente difícil; desatada por la intervención del Ejecutivo en la empresa petrolera PDVSA y los problemas de gobernabilidad que se presentaron con fuerza a partir de fines del año pasado. El conflicto se generalizó a toda la sociedad venezolana y condujo a la salida del gobierno del poder. Es difícil hacer estimaciones hacia el futuro, aunque es posible que la producción y las exportaciones venezolanas sean afectadas. A continuación intentaremos presentar algunos aspectos del comportamiento de Venezuela en el mercado petrolero haciendo abstracción de estos aspectos.

Durante el actual Gobierno Venezuela ha compartido la posición de la OPEP de reducir la oferta para elevar los precios del petróleo. Este comportamiento no es nuevo. En el pasado este tipo de comportamiento por parte de la OPEP estimuló la diversificación de la oferta, por ejemplo el surgimiento del Mar del Norte en los 70 y 80. Un fenómeno similar se podría estar actualmente presentando con relación al Mar Caspio.

Venezuela ha sido durante mucho tiempo uno de los productores y exportadores mundiales importantes de petróleo. Las exportaciones están dirigidas básicamente a los Estados Unidos. Este país es no sólo el consumidor más importante de petróleo en el mundo sino además el cliente natural de Venezuela por las ventajas comparativas que se desprenden de la situación geográfica. A partir de 1998 y, especialmente bajo la política petrolera del actual Gobierno, se ha reducido la producción y las exportaciones en coordinación con la OPEP para buscar precios altos del petróleo.

En 1997 las exportaciones de Venezuela a los Estados Unidos llegaron aproximadamente a 1,8 millones de barriles diarios. Mientras las importaciones de petróleo de los Estados Unidos se han incrementado alrededor de 1,5 millones de barriles diarios desde 1997 hasta el 2001, las importaciones desde Venezuela han disminuido en aproximadamente 200.000 barriles por día. En 1997, las importaciones de los Estados Unidos de Venezuela representaron aproximadamente el 17% del total de las importaciones y en el 2001 sólo representan el 13% de las mismas. Es decir, se ha tenido una pérdida sustancial en la participación del mercado.

En el 2002, si no existiesen factores que disminuyesen la producción, se supone que las exportaciones venezolanas podrían llegar hasta 2,65 millones de barriles diarios con una producción de aproximadamente 400.000 barriles diarios para el consumo doméstico, una producción similar al año pasado y mayor a la actual cuota.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba