El Editorial

Cuándo y cómo saldremos de esto

Al llevar ya más de 20 días de cuarentena, confinados en nuestros lugares de habitación, la pregunta que surge en la mayoría de las mentes es hasta cuándo permaneceremos encerrados y qué país encontraremos.

Al día de hoy la respuesta a ambas interrogantes no es fácil de dilucidar, ya que lo único que tenemos por cierto es que se indicó como fecha probable del término oficial de esta cuarentena el próximo 13 de abril.

¿Por qué consideramos que el desenlace no está claro? Por un lado, no tenemos aún certezas del monto real de infectados y tampoco de la propagación de la enfermedad y de su potencial morbilidad. Estimaciones probabilísticas basadas en lo ocurrido en otros países del mundo podrían hacer suponer que estaríamos por entrar en un espiral ascendente de contagio, ya que la cuarentena pareciera no haber sido integral sobretodo en zonas densamente pobladas, en las que la mayoría de la gente no pareciera acatar el distanciamiento social.

Por el otro, hay factores como la escasez de combustible en toda la República, que pueden generar una crisis adicional, lo que acarreará inexorablemente un situación cada vez más complicada en el suministro de alimentos y, por consiguiente, una tensión social creciente que puede desencadenarse creando situaciones de alta peligrosidad. Unido a esto, están ocurriendo fallas en servicios fundamentales como la electricidad, el agua, el transporte, el Internet y las comunicaciones en general.

A todas estas hay que sumar también la crisis política, que pareciera no encontrar soluciones pacíficas y racionales que permitan que entre al país la tan indispensable ayuda humanitaria y sanitaria, además de recursos económicos y financieros necesarios para sentar las bases de la recuperación progresiva de la nación.

Los que no permiten que se logre una solución que facilite la instalación de un gobierno amplio de emergencia nacional están actuando de manera irresponsable -y añadiríamos criminal- al dejar que el transcurso del tiempo agrave, de manera exponencial, las ya dramáticas condiciones actuales.

,No hay solución a la crisis sin apoyo internacional y este no se materializará mientras se mantenga el status quo actual por lo que está en manos del régimen dejar de lado las consignas patrioteras y entender que la propuesta de cómo sería aceptable una fórmula de transición política, cada día apoyada por más países, es no sólo indispensable para evitar que la crisis actual se desborde y no pueda ser contenida, sino también es la mejor opción personal para la mayoría de los integrantes del régimen.

Las oportunidades raramente se presentan dos veces, y es de seres pensantes y responsables asumirlas, para permitir que el futuro fluya sin exclusiones y se inicie el proceso de reconstrucción nacional.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Es muy importante el que mantengamos el sentido de la realidad o si se quiere de la objetividad, pues si en el ámbito de la economía global se comienza a entender que se está entrando en la peor recesión conocida y que el sistema se está resquebrajando aceleradamente ; que no sabemos como cambiarán las relaciones sociales, políticas y económicas ni como habremos de organizarnos en todos aquellos aspectos demográficos que afectarán el papel de las grandes urbes y como habrá de ser el sistema sanitario que habrá de imponer afectando nuestra calidad de vida o si la religión dejará de ver nuestra existencia como un reto entre cielos e infiernos … y un millón de cosas más que no podemos ni imaginar, quiere decir que estamos frente a una de las REVOLUCIONES más grandes jamás conocidas por nuestra especie. Y es que tenemos que correr, pues el próximo invierno se espera un coronavirus III, presumiblemente más maligno que lo visto hasta ahora y de ser así, y sí tendremos que descubrir de nuevo otras vacunas y la humanidad morirá más aceleradamente y en más grande cantidad quiere decir que, estamos fallando muy grandemente.

    Ante este cuadro en perspectiva, no podemos estar pensando en que buscando de nuevo nuestra viejas fórmulas económicas del viejo capitalismo salvaje o el de un socialismo a lo siglo XXI saldremos del caos en el que nos encontramos. Lo primero es volver al campo de manos de los que manejan el negocio alimentario y que el sistema financiero internacional participe, sin que regulaciones estatales interfieran en el proceso ; Lo segundo, lo sanitario: Dotar las universidades de las mejores escuelas de medicina y enfermería e inventar nuevas fórmulas de administración hospitalaria para poder atender la población adecuadamente ; Lo tercero : transformar los actores económicos en generadores de bienestar para todos, educándolos para que no sea el afán de lucro su razón de ser y se ajusten a los requerimientos del colectivo ; Lo cuarto : Que a nadie se obligue a que ejecute tareas que no quiere hacer o que no esté preparado para ello. Dejar que el hombre sea libre de escoger su camino pero siempre aportando lo mejor de sí, para todos.

    ¿ Qué lo arriba señalado suena como algo subjetivo y de imposible realización ?. Sí así parece, no se ha percatado de que un nuevo mundo se está gestando hoy por hoy ; que los imperios se están desmoronando y que una revolución está arrastrando a Occidente al foso de la decadencia más absoluta. Las viejas colonias están regresando a devorar a las madres patrias y un nuevo mestizaje pide justicia por las viejas afrentas y para renovar la envejecida población que necesita su reemplazo. ¿ Y cuándo saldremos de nuestro laberinto ?: Ni te preocupes por eso, la vida y la historia nos señalara el camino a seguir y lo importante es que nos dediquemos a construir un país de verdad.En lo inmediato, que se de el paso para prescindir de los actuales gobernantes. Sinceramente, no los necesitamos.
    NOTA : REFLEXIONES DE UN JUBILADO, MAYOR DE 70 AÑOS, Y OBSTINADO DE UNA CUARENTENA QUE YA ME TIENE MUY ARRECHO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar