El Editorial

La alternativa democrática requiere liderazgo sólido

Pero en las circunstancias actuales de nuestro país no pareciera tener, ni la flexibilidad ni la capacidad de respuesta inmediata que la cambiante situación política requiere.

En momentos como estos en el que hay que dar respuestas inmediatas a la crisis política, económica y social, la MUD, tal como esta conformada hoy, es un mecanismo pesado basado en consensos entre diversos partidos políticos cuyo peso a nivel nacional es ,en términos porcentuales relativamente bajo.

Una conducción política debe ser delegada a un número muy reducido de personas que tengan por sí mismo un peso político específico a nivel nacional y que puedan responder día a día a la situación cambiante del país.

La MUD como tal tendría que convertirse en una asamblea más amplia que la de una asociación de partidos y ante la cual responda ese nuevo comité ejecutivo político.

No se puede olvidar que se está luchando contra una poderosa organización integrada por el Estado, el PSUV y las Fuerzas Armadas. Si del lado de la oposición no hay unidad de mando, flexibilidad táctica, una vez definida la estrategia política, será muy difícil enfrentar y vencer a una maquinaria que, pese a sus discrepancias internas, en la lucha por mantener el poder sabe comportarse como una sola unidad.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

3 comentarios

  1. La verdad es que no estamos muy convencidos que una neo – organización , burocrática, dinámica y flexible sea una propuesta viable en medio de una situación tan compleja, difícil y conflictiva como la que estamos viviendo en esos momentos en donde tanto gobierno como oposición, no están atravesando por sus mejores momentos. No se trataría de elaborar un organigrama funcional que exprese una pieza mas dentro del ámbito de la lucha política con opciones de poder , puesto que mucho mas importante que tener una visión coyuntural, es el tener una de conjunto, precisamente en un momento donde el accionar político esta en manos del gobierno y no en la oposición.

    Lo sucedido con el señor Giordani ha sido la »espita» del explosivo, pero no la bomba y mucho menos su implosión u explosión. Lo sensato en estos momentos es esperar el desarrollo del III Congreso del PSUV y observar que tipos de consecuencias se derivarán de las decisiones que ahí se tomen, ya que pareciera se trata de sepultar la era »Chávez» y abrir nuevos caminos con el señor Maduro. En el fondo, se trata de una confrontación de los »fundadores» con los »herederos» al margen de los extremos grados de corrupción e ineficiencia que los han caracterizado en estos últimos tres quinquenios.

    Cuando el presidente Maduro le dice a los militares que con su »lealtad» obtendrán su »recompensa», les esta diciendo de frente que son unos sinvergüenzas ( al igual que el) ; pero se pone en evidencia, que ambos se chantajean y el, que firma los cheques, les propone que recibirán mucho mas si ceden a sus pretensiones. Sin embargo, el asunto no es tan sencillo . Por un lado, los »fundadores» (4F) si tienen el control del grueso del Ejército gracias a una labor encomiable (no se le puede negar) del hoy Capitán Cabello, verdadero hombre fuerte del régimen. Su debilidad: que en esa institución llamada FANB no existen lealtades eternas ni confiables ; que están de por medio los intereses cubanos ; que el G2 lo tiene bien vigilado ; y que a estas alturas, no se sabe con quien se irían las Milicias ; las unidades de choque (Colectivos armados) ; ni tampoco, las otras fuerzas como la GNB ; la Marina ; y la Aviación , pero que sin duda, terminarían plegándose al Ejército. Y en cuanto al señor Maduro, se encuentra en una situación bastante delicada : de hecho en un rehén de las FANB ; no tiene credibilidad ; no tiene aceptación de las bases rojas ; esta infiltrado hasta los tuétanos por sus enemigos ; esta de espaldas a los intereses populares y al movimiento obrero ; y lo mas grave, no tiene los recursos económicos para satisfacer tantas demandas sociales ; y, lo arropó la crisis económica inducida, mas grave en toda la historia de nuestro país. Comparativamente, quien tiene todas las de ganar es el »presidente Cabello» y no el »presidente Maduro». Uno terminará eliminando al otro o un tercero, a ambos ; de ahí, la importancia que tiene el quien y el como, se manejen conceptos como »golpe de Estado» y/o »Magnicidio»

    Retomando el papel de la oposición, es mas que evidente que no tiene la fuerza para derrocar ningún gobierno sino se dan ciertas condiciones. La mas importante es por comenzar a aceptar que por muy buena voluntad y gestos de solidaridad del gobierno del presidente Obama, los Demócratas – salvo aportar recursos ; sancionar a personeros del régimen de la boca para afuera y otras medidas similares -, no hará mas de lo que hace el gobierno venezolano con y en otros países. Hablando »claro y pelado» , no tomara acciones para derrocar al presidente Maduro. Solamente un cambio en la Administración – USA, que lleve a los Republicanos al poder, pudiese darle un giro significativo a la pervivenciao no de la experiencia socialista (comunista) en nuestro país. No entender esto, puede llevarnos a hacer el papel de aquél que tanto satirizamos de »ver y hablar con pajaritos».

    Sin embargo, lo planteado por el EDITORIAL de hoy no es descabellado. Tiene de positivo el dinamizar el debate y las propuestas políticas y mantener la mente y el músculo activos. Amén de intentar resucitar ese cadáver insepulto de una presunta UNIDAD , así como aquello de lo que ya casi no se habla con el nombre de DIÁLOGO. Entre mas directo y claro hablemos, mejor nos entenderemos y el pueblo, no los »gratificará»…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba