Mundo Empresarial

Santa Salsa y el Perro con Todo que revolucionó Nueva York

El icónico perro caliente con todo, que fácilmente se halla en cualquier esquina concurrida de Venezuela fue premiado en el año 2014 como el mejor de la ciudad de Nueva York (NY), en Estados Unidos. El artista plástico venezolano Sergio Barrios fue el responsable. Su versión de la icónica bala fría fue la ganadora.

Sergio o, como lo conocen en el mundo de las artes plásticas, El Hase, emigró a EE.UU hace siete años y poco tiempo después creó el proyecto artístico-culinario Santa Salsa. Hoy su idea se expande, y orgulloso afirma que, en realidad, él siente que nunca dejó Venezuela.

The crazy hot dog

El foodtruck o camión de comida Santa Salsa se estacionó en la playa Rockaway, en Queens, NY, en el verano de 2011. Los surfistas del lugar se convirtieron rápidamente en la clientela predilecta del negocio dirigido por Sergio.

Foodtruck de Santa Salsa en Rockaway beach, NY.
Imagen cortesía de Santa Salsa.

–Tendían a venir bastantes surfistas después de  los sets de surf en Rockaway. Salían de las olas con bastante hambre y venían por sus perros calientes así bien fuertes, o por hamburguesas –recuerda Sergio con tono enfático–. En un principio nos llamaban “Los perros calientes locos”, por toda la información que contiene el perro –agrega orgulloso.

Fue así como Santa Salsa introdujo por primera vez a los comensales newyorkinos el famoso concepto venezolano del perro con todo. El contraste que esta variación del típico platillo estadounidense mantenía con el hot dog de la gran manzana le dio a Santa Salsa las de ganar. La diferencia era abismal y la receptividad fue notoria.

El Perro con Todo está inspirado en el perro caliente que venden en las calles de Venezuela, con la cebolla, el repollo, las papitas, la variedad de salsas, que incluye salsas caseras, como la de maíz, la picante y la mayonesa de ajo –explica con paciencia Sergio y resalta–: Cuando presentamos este perro caliente con todos estos ingredientes al público de aquí de Estados Unidos, que no estaba acostumbrado a comer un perro caliente tan complejo, porque el común acá lleva simplemente mostaza, kétchup y en algunos casos cebolla o relish, el perro causó una sensación.

Rescata además el artista que el hecho de que el perro venezolano, por lo general, lleve ingredientes comunes y conocidos por el público ayudó a su fama. Desde allí, comenta, fue solo cuestión de receptividad.

Después de conquistar Rockaway, un amigo de Sergio le ofreció la oportunidad de compartir con él una segunda locación para Santa Salsa. En Brooklyn, NY, el bar-restaurant Over the Eight le dio cabida al pintoresco proyecto venezolano, y el resto es historia.

Diariamente, al Santa Salsa en Over the Eight acuden cientos de comensales, y no es para menos. Más que propuestas de comida rápida, el menú creado por Sergio pretende ofrecer la esencia de la comida callejera venezolana, y parece haberlo conseguido. Sergio o, como lo conocen en el mundo de las artes plásticas, El Hase.

Imagen cortesía de Santa Salsa.
Imagen cortesía de Santa Salsa.

–Tenemos un menú amplio –resalta Sergio–. Lo principal son: perros calientes, hamburguesas, pepitos. Pero como estamos ubicados en un bar, tenemos la suerte de contar con una freidora y pudimos incluir las papas fritas y yuca frita, que no es lo que venden los carritos allá, pero se puede relacionar más o menos con lo que es la comida callejera, rápida.

La amplia receptividad que recibió el proyecto llevó a un crítico del renombrado semanario The Village Voice de NY a probar el icónico Perro con Todo de Santa Salsa y así fue como obtuvo el reconocimiento de mejor perro caliente de Nueva York.

–A la gente le llama mucho la atención, la variedad y lo pintoresco de las recetas. Y me parece que eso es importante porque representa de cierta manera la cultura latinoamericana, y venezolana en particular. Una cultura que tiene todas estas influencias para mezclar en una hamburguesa, que de repente es una receta tradicional, pero brinda la libertad de meterle aguacate, de agregarle huevos, de echarle cebolla, repollo, jamón, papitas.

Santa Salta en patineta

Pero ¿cómo surgió la idea de Santa Salsa? Cuando Sergio emigró a Estados Unidos su objetivo principal era seguir con la carrera de artista que ya había iniciado en su país natal. Al llegar al norte, su prioridad era el arte y fue entonces cuando ideó crear un video que reflejara la esencia urbana latinoamericana-venezolana.

–Hice un video de patinetas que llamé “Santa Salsa”. En él, hay un personaje que es un perrocalentero venezolano, que prepara unos perros calientes con una salsa especial y cuando vienen las personas a comer los perros calientes y prueban la salsa especial se convierten en patineteros profesionales –explica El Hase.

De ese video, afirma, surgió la idea de crear una marca de patinetas, que llamó “Sangre –que por cierto vende y ya es reconocida en Venezuela–, mientras que Santa Salsa se convirtió en el food truck de la playa Rockaway.

Pero las memorables críticas culinarias que Santa Salsa ha recibido no se detienen en The Village Voice. En el 2015 un crítico de la publicación Gothamist catalogó al pan con queso y las yucas fritas del menú de Santa Salsa como “lo mejor que había probado en NY en todo el año”. En general, los halagos no han sido pocos y la afluencia de clientes lo confirma.

Imagen cortesía de Santa Salsa
Imagen cortesía de Santa Salsa.

Para mí, Santa Salsa es un proyecto de arte. Esa es la manera como yo la veo y la manera como la abordo. Para mí es un proyecto creativo en el cual estoy constantemente creando diversas piezas, desde una pieza en el menú, hasta el aviso del menú. Los avisos, la decoración, las pinturas.

Eso sí, la variación culinaria de su arte no ha desviado a El Hase de desarrollar otros proyectos plásticos. Hoy día realiza también otros tipos de piezas y continúa ofreciendo exposiciones de sus trabajos en galerías convencionales, donde expone pinturas y esculturas, que muchas veces vienen inspiradas de piezas que ha hecho para los restaurantes Santa Salsa, comenta.

En 2014, otros dos socios: Ernesto Brando y Alexander Chaparro se sumaron a una de las locaciones de Santa Salsa. Ese mismo año la iniciativa de Sergio fue seleccionada para participar en el NYC Food and Wine Festival organizado por la cadena gastronómica Food Network en Estados Unidos.

Talento venezolano

–Si me lo preguntas, yo considero que nunca me he ido del país –confiesa con tranquilidad El Hase–.  A pesar de que estoy viviendo aquí, yo sigo de cierta manera aportando para él y sigo pendiente de él. Venezuela sigue presente en mí, tanto la cultura como la gente. Toda mi familia está allá.

Al menos una vez al año Sergio visita Caracas. Allí realiza exposiciones de arte o bien continúa promoviendo su marca de patinetas.

Imagen cortesía de Santa Salsa.
Imagen cortesía de Santa Salsa.

–Entonces, de cierta manera, yo siento que no he abandonado el país –resume. Sin embargo, afirma que para plantearse en algún momento regresar de forma definitiva a Venezuela “habría que darle tiempo a ver si mejoran las condiciones de vida”.

Recientemente otro bar-restaurant en Nueva York invitó a Santa Salsa a formar parte de su establecimiento. El nuevo punto de encuentro se llamará El Ranchito de Santa Salsa y quedará dentro del Iona Bar, en Brooklyn, comenta el artista. En la mira también está abrir otra locación en la playa Rockaway, esta vez más al estilo restaurant.

Sobre el nombramiento de 2014, Sergio asegura que el orgullo aún no le cabe en el pecho.

Considero que el premio es de la cultura venezolana. No es un premio de Santa Salta, es un premio de todos los venezolanos –enfatiza–. Haber nosotros podido ser el canal para que Venezuela reciba ese reconocimiento y que Venezuela lo haya recibido así, como que el mejor perro caliente de Nueva York, es el perro caliente con todo venezolano, eso generó un gran orgullo y gran noticia para todo el pueblo venezolano. Creo que eso es bastante importante, sobre todo en tiempos como los de ahora.

Todas las noches, en una ventana del número 594 de la Avenida Union de Brooklyn, en Nueva York, Estados Unidos, la comida callejera venezolana se hace sentir. El icónico perro caliente con todo de Santa Salsa (que presentan sobre un plato con forma de borde de patineta) es la expresión del arte que El Hase desarrolla en la Gran Manzana, siempre inspirado en Venezuela. Así crece en la capital del mundo el hot dog loco, el perro venezolano.

Sigue a Santa Salsa en Instagram y Twitter a través de @santasalsanyc o vísitales en el sitio web www.santasalsanyc.com.

Además, si tienes la oportunidad, visítalos en cualquiera de sus tres direcciones en NY:

Santa Salsa/ Over the eight Bar (Brooklyn)

594 Union Ave. Brooklyn Ny. 11206

Ambiente de bar con stand up comedy todas las noches y Dj’s los fines de semana.

 

El Ranchito de Santa Salsa/ Iona Bar (Brooklyn)

180 Grand St. Brooklyn Ny.  11211

Ambiente de bar patio al aire libre y Dj’s.

 

Santa Salsa Rockaway (Rockaway Beach)

95-19 Rockaway Beach Blvd, Rockaway Beach, NY 11693

Desde Junio hasta Octubre ambiente playero.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba