Emprendimiento

“Venezuela nos necesita activos no dormidos”

¿Qué pueden tener en común una psicoterapeuta y un chef como para emprender un negocio juntos? Aunque te suene una rara combinación, para Santiago Guaramto (chef) y Olga Gutiérrez (psicoterapeuta) no lo es así.

Estos emprendedores apuestan por Venezuela a pesar de la situación por la que actualmente atraviesa, es por ello que decidieron en noviembre de 2016 hablar de sus proyectos juntos y formar una alianza, de las que ya han comenzado a ver los frutos.

Sus ganas de quedarse en Venezuela y luchar por ella son motivos más que suficientes para unir fuerzas. “Ella hacia psicoterapias (talleres y retiros) y yo ofrecía mis servicios de catering para los eventos que ella programa en el transcurso del año. Nos fuimos conociendo, fuimos haciendo empatía y surgió la idea de unir el catering con las emociones y surgió la idea del taller, vivo como como” explica Santiago Guaramto.

“Tratamos de integrarnos y sumar” agrega Olga Gutiérrez. “Dándole la vuelta a las cosas se puede lograr mucho, el emprendimiento en Venezuela es pequeño y cuando comenzamos a sumar vamos viendo que si se puede sacar mayor producto y el aprendizaje es mayor” puntualiza.

Fue así como surgió la unión, una alianza que va más allá de lo laboral, “somos amigos, compañeros, compartimos muchísimas cosas a nivel personal” describe Guaramto, quien además confiesa que sí fue muy curioso el hecho de unir sus trabajos, “la verdad es que no pareciese muy congruente pero si le damos la vuelta, pues se puede unir y hacer una alianza estratégica”.

Y como resultado de diferentes pensamientos, nació la idea del taller “Vivo como como”, el cual hablar de la alimentación y las emociones, ¿cómo afectan las emociones en la alimentación? ¿Cómo influye la alimentación en las emociones? “Es un taller vivencial, en donde se hacen terapias, combinamos la parte psicoterapéutica con ¿qué es lo que comemos? ¿Por cuál razón comemos ciertos alimentos?, los participantes hablan sobre sus emoción, se les da hábitos de como aprender a comer, entre otras cosas” explica Olga Gutiérrez. “Posteriormente surgió la idea de hacer un curso de locución, en su defecto el programa de radio y otras cosas que hemos venido trabajando como un taller de emprendimiento que vamos a dictar a estar dictando en octubre”, agrega Santiago Guaramto.

Expresaron que no ha sido fácil el camino, pero que jamás se han parado. Como muchos también se vieron afectados por las marchas y protestas que ocurrieron en el país hace unos meses, “no nos detuvimos nunca, si íbamos contra la corriente, tuvimos que caminar cuando en ocasiones el metro estaba cerrado, no faltamos a ninguna entrevista, decíamos ‘no importa, nos movemos como sea’, es un querer hacer las cosas, consideramos que Venezuela nos necesita activos no dormidos, e independientemente que exista una situación difícil en el país o situaciones que siempre se nos van a presentar, la idea es que no nos paralicemos, los problemas van a existir para fortalecernos”.

Consideran que la comunicación es muy importante para hacer que las cosas fluyan de la mejor manera, “nosotros tratamos de decirnos todo, hasta lo que no nos gusta, somos muy sinceros, muy abiertos y transparentes eso nos ha ayudado bastante a seguir juntos” expresa la psicoterapeuta. “Vamos de la mano, al mismo nivel, no uno adelante y el otra atrás, y creo que eso no es muy común conseguirlo porque a veces te puede asociar con personas y siempre uno de los dos va más adelante que el otro” agrega el chef.

Olga Gutiérrez explica que “Venezuela es un país lleno de oportunidades”, en donde la mayoría quiere salir corriendo, pero y el que se queda ¿qué? “el que se queda tiene que entender que no es fácil, que hay que confiar, tener fe. ¿Qué le dejamos al país, a los hijos, nietos…? ¿Nos vamos todos y la dejamos a Venezuela sola? No. Es muy fácil decir, yo vendo todo y posiblemente tenga la oportunidad en otro lugar, pero mientras estás aquí ¿qué? Desde mi perspectiva veo que el que se queda es el venezolano competitivo, el que puede echarle pichón con lo que tiene, ¿qué tenemos que trabajar más? ¿tenemos que ver una luz en la oscuridad? Cierto. Nos estamos fortaleciendo, estamos creciendo junto a Venezuela, y no sé si será el país más lindo o si será el mejor, pero es mí país y como yo siempre digo: te camino con tacones. Te puedo recorrer todo mi país en tacones y te apuesto que va a salir adelante”.

Por su parte, Santiago Guaramato asegura que irse no es una opción, “hay dos corrientes, el que se queda y el que se va. No es fácil, por la misma situación que estamos viviendo que no es secreto para nadie, no es fácil quedarse pero tampoco es fácil irse. Quizás al joven de 18 – 25 años se le sea más fácil, pero el cambio es muy fuerte, es más difícil emprender o trabajar en otro país, siempre vas hacer extranjero. Irte a otro país por un salario que solo te abarque o te cubra vivienda, comida y transporte no estás haciendo nada para eso sigo luchando en mi país”. Agrega que no ha sido fácil, ya que en el camino se enfrentan con muchas situaciones, pero también está la contra parte, las cosas buenas, bonitas. “Hay una corriente muy fuerte de emprendimeinto en Venezuela, lo que pasa forma parte de la evolución del país. Quizás a nivel económico ha sido muy fuerte, esta situación en algún momento va a pasar, ¿cuándo? ¿Cómo? no lo sé, pero va a pasar”.

Resaltan que “cuando las personas quieren hacer alianzas, lo importante no es que tengan pensamientos similares, lo importante del enriquecimiento es que se tengan pensamientos distintos para que puedan surgir distintas ideas y crear cosa diferentes”.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar