Entretenimiento

Ámsterdam premia al maestro Abreu y se enamora de la Sinfónica Teresa Carreño

Este jueves 07 de octubre, el maestro José Antonio Abreu fue galardonado con el Premio Erasmus de Ámsterdam. La ceremonia se llevó a cabo en el Concertgebouw, un recinto simbólico para la historia musical de Europa. Considerado como una de las tres mejores salas de conciertos del mundo, este edificio también recibió esa misma noche a la Sinfónica Juvenil Teresa Carreño de Venezuela, dirigida por el joven venezolano Christian Vásquez.

 

 

En presencia de la Reina Beatriz, el Príncipe Guillermo de Orange Nassau entregó el Premio Erasmus al maestro Abreu, quien se  convirtió en el segundo latinoamericano en obtener este galardón, después del coreógrafo  argentino Maurice Kagel. Desde 1958,  el premio ha sido otorgado a figuras como el antropólogo Claude Lévi-Strauss, el psicoanalista Jean Piaget, el actor Charles Chaplin, el director Ingmar Bergman y los pintores Marc Chagall y Oskar Kokocshka.

 

Durante la ceremonia de entrega del premio, en la que la orquesta de cámara de la Sinfónica Juvenil Teresa Carreño de Venezuela interpretó la Fuga Criolla de Juan Bautista Plaza y la Serenata de Tchaikovsky, el maestro José Antonio Abreu señaló: » Desde la infancia, tuve la oportunidad de abrazar la vocación musical, por lo cual deseaba compartirla con el mayor número de jóvenes y niños venezolanos en condiciones de exclusión. Sin duda alguna, ello significaba transformar radicalmente la concepción del maestro de música, casi exclusivamente circunscrita a la enseñanza y la práctica individual del instrumento. Ello implicaba, a su vez, reinterpretar la misión asignada a las Escuelas y Conservatorios, con miras a consolidar la Educación Musical en mi país a escala social gigante”.

 

 

  • “Con el apoyo solidario de   honorables maestros venezolanos quedó establecido, con particular intensidad  a partir de febrero de 1975, el principio pedagógico, social y artístico  conforme al cual la práctica orquestal y coral diarias debían entenderse como complemento indispensable  de la instrucción individual. Hoy, el Sistema crece aceleradamente en Europa y Asia, germina en Sudáfrica e ilumina el horizonte musical de Australia y Nueva Zelanda.  El ensueño del proyecto ha asumido, para quienes tocamos, cantamos y luchamos en su seno, la colosal envergadura de un genuino Sistema Planetario”, agregó el venezolano.

El maestro Abreu hizo énfasis en  que El Sistema acude al encuentro de la música no sólo en teatros, sino en las personas y su cotidianidad, lo que conlleva a la lucha contra el uso perverso del tiempo libre, contra la droga y la violencia, promoviendo el acceso de todos, con énfasis en los menos favorecidos,  a la formación estética y a la vida en el arte.

 

El Príncipe de Orange, señaló: “Hoy estamos celebrando el éxito de un proyecto en Venezuela, un proyecto que proporciona un propósito de vida a  jóvenes, muchos de zonas desfavorecidas. Es un proyecto de relevancia mundial, cuyo principio fundamental es dar a los niños instrumentos musicales y enseñarles a tocar juntos. Los resultados ahora hablan por sí mismos”.

 

“Así como un impacto social impresionante, el proyecto de El Sistema también ha demostrado que puede producir músicos de clase mundial. Gustavo Dudamel se unió a El Sistema como un niño de ocho años de edad. Veinte años más tarde, fue nombrado director titular de la Filarmónica de Los Ángeles. La Orquesta Juvenil Simón Bolívar ha alcanzado un alto nivel de profesionalismo. Y la Sinfónica Juvenil Teresa Carreño es otra estrella de la orquesta venezolana que puede enarbolar el pabellón de El Sistema con orgullo”, añadió El Príncipe.

 

Música que premia

 

Horas más tarde, el maestro José Antonio Abreu recibía otro premio: la Sinfónica Juvenil Teresa Carreño de Venezuela tocaba en el Concertgebouw, el mismo escenario donde hace 21 años tocó la primera generación de la Sinfónica de la Juventud Venezolana Simón Bolívar, cuando muchos de los que tocaban ayer no habían nacido o apenas estarían dando sus primeros pasos.

 

Esta tercera generación del Sistema de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela se enfrentaba a una de sus pruebas más difíciles. La acústica del Concertgebouw ha sido elogiada por los mejores músicos del mundo, razón por la cual las mejores orquestas han tocado, o ansían tocar, en este recinto al que asisten 850 mil personas al año. El director Bernard Haitnik la definió como el mejor instrumento para una orquesta.

 

La noche del jueves, los casi 2000 asientos disponibles en la Gran Sala del Concertgebouw, edificio neoclásico, estrenado en 1888, estaban ocupados. La orquesta estaba en el mismo escenario en el que toca la Real Orquesta del Concertgebouw, considerada también entre las orquestas más importantes del planeta.

 

Antes de comenzar el concierto, el maestro Abreu fue presentado ante el público por el Príncipe de Orange. La audiencia lo aplaudió de pie. Los venezolanos llevaron a Ámsterdam repertorio inspirado que sonó a Iberoamérica: Salón México, de Aaron Copland y la Sinfonía India de Carlos Chávez.

 

En la segunda parte del concierto interpretaron la Quinta Sinfonía de Tchaikovsky, que terminó por convertirse en una declaración que enamoró a los asistentes. Los bises se hicieron esperar con aplausos agitados que el público hacía de pie, mientras Christian Vásquez bajaba y subía la escalera que frente a todos le daba acceso al escenario.

 

 

 

Vino el Mambo de Bernstein y mientras el Príncipe de Orange aplaudía desde un palco central, junto al maestro Abreu, en el palco izquierdo de la sala, montado sobre las placas con los nombres de los grandes de la música, un grupo de niños hacían una sabroso estruendo, que se multiplicó al compás del  Malambo de Ginastera y Tico Tico, de Zequinha de Abreu. Los pequeños de la sala casi dan traspiés para lograr tener la chaqueta con los colores nacionales que los jóvenes venezolanos dejan como otro recuerdo de su paso. 

 

La SJTCV viaja este viernes 8 de octubre a Madrid para ofrecer un concierto el sábado. El domingo parten a Londres para finalizar su gira con dos conciertos en el Royal Festival Hall de Londres.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba