Entretenimiento

Berliner Symphoniker: 22 mil millas de espiritualidad

(%=Image(5306019,»R»)%)Mientras la escultura, la poesía y la arquitectura, afirma el filósofo Hans-George Gadamer (1988) se detienen en el tiempo, en un sentido perceptible del discurso, la música, “discurre como pura prolongación…la verdad de llevar a cabo en que consiste la música es que no queda detenida otra cosa que la prolongación misma”. Así, esa pureza musical posibilita ilimitadas conexiones, puentes para unir a las personas, por lo menos esa es la búsqueda de la (%=Link(«http://www.berliner-symphoniker.de/»,»Berliner Symphoniker»)%) (1966) según Jochen Thärichen (Intendente) quien junto a Eduardo Marturet (Director) y las solistas invitadas Irina Rircher (Guitarra) y Fredrika Brillembourg (Mezzo-Soprano) ofrecieron una rueda de prensa para dialogar sobre el (%=Link(«http://www.berlinerlatintour.com/»,»Latin Tour»)%) de la Orquesta, auspiciado por el Deutsche Bank y organizado en nuestro país por la Asociación Wagner de Venezuela. Durante dos noches, Caracas será deleitada por una prodigiosa combinación, pues la Berliner Symphoniker trae un menú que alterna lo alemán (Brahms y Beethoven), lo contemporáneo (Alfonso Montes) y estonio (Arvo Pärt). De esta manera, el Teresa Carreño espera por todos aquellos que deseen vivir la experiencia de una nueva espiritualidad , de enlazarnos a través del arte más puro de todos.

(%=Image(9038114,»L»)%)Espiritualidad replanteada

El maestro director y compositor venezolano Eduardo Marturet, quien lleva una relación de más de diez años al frente de la Berliner Symphoniker, con 20 trabajos discográficos, incluyendo toda la música para orquesta de Brahms y además ha participado en trabajos junto a la Danish Radio Symphony, la Rai Symphony Orchestra y la Budapest Radio Symphony, entre otras prestigiosas agrupaciones; afirmó que lleva dos años planificando la gira junto al apoyo del (%=Link(«http://group.deutsche-bank.de/ghp/index.htm»,»Deutsche Bank»)%), encarnado en otro venezolano, Carlos E. Padula, Director para Latinoamérica de esa institución. Aseguró Padula que “quisimos promover música alemana con talento regional, pues estamos a la altura para participar junto a una orquesta como la Berliner Symphoniker. Latinoamérica se merece esta combinación de talentos”. El variado repertorio, incluye una pieza del compositor venezolano Alfonso Montes, que en palabras de Eduardo Marturet ha sido mejor tratado, musicalmente, por la Berliner Symphoniker, cuyos músicos no escondieron su sorpresa ante la partitura cuando grabaron un sorpresivo CD, lo cual es para el director un fenómeno «triste y emocionante».

Asimismo, el lamentable ataque terrorista del pasado 11 de septiembre fue parte del diálogo, ya que (%=Link(«http://www.eduardomarturet.com/biography.html»,»Eduardo Marturet «)%) sugiere que “ahora más que nunca se debe replantear la espiritualidad del hombre y la música es un buen vehículo para hacerlo”. Tal vez por eso director y orquesta están recorriendo 22000 millas en este latin tour por Caracas, Sao Paulo, Córdoba, Montevideo, Buenos Aires, Ciudad de México y Monterrey. Por otra parte, indicó Marturet que la inclusión del Cantus In Memoriam Benjamin Britten del compositor estonio (%=Link(«http://www.ecmrecords.com/ecm/bio/111.html»,»Arvo Párt»)%), se debe a esta búsqueda espiritualidad, y ese tema ha devenido, gracias a su tranquila belleza, en icono de las audiencias europeas luego de los ataques contra USA, interpretándose en diversos escenarios. Pärt, residente en Berlín, asistió a los ensayos de esta pieza, lo cual avala la interpretación.

(%=Image(2960889,»L»)%)Contrastes en movimiento

Esta época esta signada, en palabras de (%=Link(«http://www.geocities.com/global_cult_polit/Publicaciones.htm»,»Daniel Mato»)%), por “conciencias de globalización”, que más allá de las visiones fetichizadas del proceso como demoníaco o festivo nos enfrentan a contrastes en movimiento, a encuentros culturales inimaginables décadas atrás. De allí que Fredrika Brillembourg (USA), quien ha interpretado los roles más importantes para una mezzo-soprano, incluyendo Carmen en más de 50 ocasiones, afirmó emocionada que los venezolanos le transmitimos una “caliente emoción” a la música académica. Para ella, “ esta gira me permite hacer una recombinación de culturas que son todas parte de mi pasado. Yo vengo de la ciudad de Nueva York, en los Estados Unidos y tuve la suerte de casarme con una maravillosa familia venezolana. Durante los últimos seis años he estado cantando y viviendo en Alemania. Esta gira me trae de vuelta a Venezuela y me lleva luego a Argentina, Brasil, Chile y Uruguay. A mí siempre me ha impresionado la atracción, o hasta pasión, de los latinoamericanos por la música clásica”. Paralelamente, la virtuosa guitarrista Irina Rircher (Alemania), quien estudió con el maestro Antonio Lauro, grabó en 1989 el Concierto de Aranjuez bajo la dirección de Eduardo Marturet y prepara, junto a su esposo, el compositor Alfonso Montes, un Concierto para tres guitarras y orquesta, asegura que “para mi además de ser un grandísimo placer, es un honor trabajar con la Berliner Symphoniker dirigida por Eduardo Marturet. Habiendo tocado anteriormente con orquestas Europeas música de Alfonso Montes, me consta que a ellos los ritmos latinoamericanos no le son tan familiares, pero una vez acostumbrados les gusta mucho, de alguna manera para ellos es como tener un affair musical exótico y muy fresco”.

(%=Image(2646955,»R»)%)Audiencia silenciosa

Mientras que en Buenos Aires, México y Sao Paulo las localidades se han agotado con semanas de anticipación, la taquilla venezolana no ha respondido con la misma fuerza, a pesar de recibir el homenaje tácito de un venezolano al frente de la Berliner Symphoniker. De acuerdo a Eduardo Chibás, director de la Asociación Wagner de Venezuela, los eventos del 11 de septiembre unidos a otros factores que hacen “ruido” en el país han detonado una apatía entre la audiencia, que ha declinado disfrutar diversos espectáculos populares y académicos, originándose la cancelación de muchos de éstos. Sin embargo, más allá de solidaridades y depresiones transnacionales es evidente que los desbordados índices delictivos que acosan a nuestra ciudad son la causa de la retirada de los aplausos. Sólo queda indicar que este evento cuenta con seguridad no sólo en las instalaciones del teatro sino en todas sus adyacencias. Además, no es justo desistir ante el esfuerzo realizado por tantas instituciones para acercarnos a la emblemática Berliner Symphoniker, que se “va abriendo paso a una comunicación planetaria, que no es una especie de soplo inmaterial del espíritu, sino que se debe a una acción corporal, a un hacer música, siempre la misma y siempre nueva”.

Coordenadas: Berliner Symphoniker

Jueves 25 (Rossini, Donizetti, Bizet y Brahms) y viernes 26 (Pärt, Giuliani, Montes y Beethoven) de octubre a las 8:00 PM en la Sala Ríos Reyna del (%=Link(«http://www.teatroteresacarreno.com»,»Teatro Teresa Carreño»)%), entradas entre Bs. 20000 y 70000. Estacionamiento y seguridad especial dentro y fuera de las instalaciones.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar