Salud y Bienestar

Adicto negado a tratamiento

Las adicciòn es una enfermedad crónica que tiende a permanecer activa si el adicto no hace un esfuerzo decidido y consciente por superarla. Aun cuando pueda lograr la abstinencia por periodos cortos, la recaída es la norma cuando no se pone empeño. Y se recibe ayuda o apoyo en su intento. Dos de cada tres adictos mantienen su adicción activa por mucho tiempo, y es poco el esfuerzo que ponen en superarla  así estén conscientes de lo perjudicial que es eso para ellos y para su entorno familiar. . Desafortunadamente  la mayoría de los pacientes no asume voluntariamente responsabilidad sobre su enfermedad y se resiste a dejar de consumir o a recibir tratamiento.

En la historia de una adicción, lo frecuente es que la vida del adicto se centre en el consumo, abandonando sus responsabilidades u ocupaciones habituales, tornándose agresivo, evasivo, indiferente, indolente, autocentrado, rebelde, irresponsable etc. Puede malgastar dinero, dañar o robar objetos propiedad de la familia. Tiene tendencia a los accidentes y son frecuentes las confrontaciones familiares por causa del consumo. Aun así , no quiere darse cuenta de que está enfermo y por tanto no busca ayuda.

El adicto es evasivo. Evade enfrentar la realidad. Tiende a negar lo obvio (para todo el mundo alrededor menos para él), y a justificar con cualquier excusa su problema. Muchos sostienen que son capaces de  controlar el consumo, o de detenerlo a voluntad, aunque en la práctica esto no sea cierto. Prometen a la familia una y otra vez que van a resolver el problema , pero continúan igual, o peor. Las promesas no se traducen en cambios. La familia  experimenta con rabia, dolor o sufrimiento las consecuencias de su problema.

La familia reacciona con preocupación, angustia, molestia o  miedo, y muchas veces no se sabe que hacer. Se cansan de tolerar los excesos del paciente. A veces lo confrontan agresivamente ( gritos y peleas) y esto provoca enfrentamientos  crecientes que deterioran la comunicación. Tienden a callarse y tolerar en silencio para evitar conflictos.  Cualquiera de estas actitudes impide resolver el problema, y  contribuye a que se mantenga el problema. La familia se pregunta, Que podemos hacer ?.

Es en este momento  es que la familia necesita asesoría especializada. Para superar una adicción, con frecuencia se requiere auxiliar a la familia primero, antes de ayudar al paciente en negación. La  asesoría especializada permite entender mejor la problemática y manejarla en forma más eficiente. Este período de asesoría familiar  puede durar semanas o meses. Estos son problemas crónicos que no se resuelven en poco tiempo.

Durante el periodo de asesoría, la familia recibe información sobre la enfermedad,  y se prepara  para implementar un plan de acción  bajo supervisión profesional. A veces se requiere de varios intentos, antes de convencer al paciente para que reciba tratamiento. En el peor de los casos, aun cuando el paciente decida no tratarse, la familia maneja mejor el problema.

La asesoría familiar permite encontrar vías de soluciòn. No se trata de terapia familiar para hurgar sobre posibles conflictos familiares, se trata  de  ayudar a la familia a solucionar un problema. Si usted está en este caso no dude en pedir ayuda.

Fundación HUMANA ( 0414 121 2520-  0414 3287414 )

 

Fundación Humana :

Twitter: @fundaciónhumana

Facebook: fundacionhumana

Correo: fundació[email protected]

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba