Salud y Bienestar

Capítulo VIII – Toque Teórico de Psicología

La psicología es una ciencia que aún no goza de un consenso académico unánime. En el momento actual se presenta más a través de escuelas, que como un sistema unificado de conocimientos.

Citaremos sólo tres grupos de ellas.

1. ESCUELA INTROSPECTIVA, que intenta interpretar al ser humano a través de su mundo interior, de todo aquello que aparece como razón y emoción, como pensamiento y sentimiento. Esta escuela comienza por la conciencia que tiene cada individuo de sí mismo, y tiende a confirmarlo a través de las mismas sensaciones subjetivas que experimentan los demás. Otras fuentes de confirmación son grandes experiencias colectivas. La más conocida de estas escuelas es la psicoanalítica originada en Sigmund Freud. El Análisis Transaccional el análisis jungiano y el Análisis lacaniano declaran pertenecer a esta misma corriente.

La escuela cognitiva de amplio desarrollo desde los años 60 busca la manera de lograr su enfoque racional y lógico .Se maneja en el campo del pensamiento en contraste con los campos de la emoción y la voluntad. Incluye la percepción, el conocimiento, el razonamiento y la lógica.(Enciclopedia Britannica, Ed. 1991. T. III, Pág, 434.

Willy Jurg (La pareja humana) trabaja con la tesis de que aquellos mismos rasgos psicológicos que son los que hacen que una persona se sienta atraída por otra se encuentran en el origen de los conflictos partológicos que después han de padecer. Describe este mecanismo con el término colusión, que es tomado del lenguaje jurídico y describe el convenio o acuerdo secreto entre dos o más personas para perjudicar a un tercero. La escuela que inspira a este autor es claramente psicoanalítica.

2. LA ESCUELA CONDUCTISTA, que alega ser la más científica de todas, originada primero en la reflexología de Pavlov,promovida luego a través del manifiesto de Watson y basada contemporáneamente en el neo-conductismo,se encuentra desarrollado sobre todo en Norteamérica. Según ella el hombre se conoce a través de su conducta, aquella que es perceptible por los sentidos, repetible, demostrable y cuantificable.

3. Una tercera escuela, conocida con el nombre de SISTEMA DE LA ASERTIVIDAD, defiende la tesis de que el mejor camino para conocer al hombre es a partir de sus relaciones interpersonales. La relación entre tú y yo es su punto de partida . Esta escuela comenzó por el Entrenamiento Asertivo, netamente conductista, en 1970, y posteriormente fué ampliando su campo hasta interpretar todo el fenómeno humano agregando a las relaciones interpersonales la dimensión psicológica introspectiva y la humanística. Esta es la escuela que se utilizará predominantemente en este libro, dado que es evidente que la relación de pareja se da siempre entre un tú y un yo.

La dividiremos en dos partes. I. Entrenamiento Asertivo. y II. Sistema de la Asertividad Naturalmente que no nos basaremos en una sola escuela, sino que tomaremos, de cada una de ellas, lo que mejor se preste a resolver los problemas de la relación humana.

Por ejemplo, en uno de los documentos presentados en este libro, aquel que se titula;

“Consejos a la mujer en caso de crisis de su relación de pareja” decimos;

“Tendrás que luchar contra ti mismo, en aquella parte tuya que no colabore con el mantenimiento de tu hogar”

nos estamos refiriendo al mundo introspectivo.

Cuando aconsejamos, en el mismo documento ;

“ consulta, toma, modifica…”

estamos dando directivas conductuales.

Y cuando proponemos “

“Manten una relación formal correcta, sin exigencias, con tu pareja”

estamos brindando sugerencias en el campo interpersonal.

Los consejeros de pareja prácticos y realistas, cualquiera sea su profesión de origen, psiquiatras, psicólogos, trabajadores sociales, sacerdotes, o aún personas carentes de profesión académica reconocida, aplican elementos de estas tres escuelas.

La palabra psicología, en su sentido más limitado, se aplica a la escuela introspectiva.

Como no queremos prescindir, para beneficio del lector, en la comparación de nuestras ideas con todos los demás trabajos sobre el tema, en este libro se denominarán con el término psicologistas a todas escuelas o libros que pongan un énfasis especial, en la interpretación de los problemas de pareja basándose en lo que ocurre en el mundo interior de sus miembros. La mayoría son las que ponen ese énfasis en la construcción del mundo interior del individuo a partir de las experiencias que hayan vivido a lo largo de su vida, especialmente en la infancia.

Aquellos libros de auto-ayuda que resuelven los problemas de pareja a través de una fórmula única hacen recordar aquel médico de principios del siglo pasado que, parado en un extremo de las dos filas de su sala de hospital indicaba;

Sangrías a la fija izquierda y purgas a la fila derecha.

O aquellos medicamentos “NATURALES” que lo curan todo;artritis, estreñimiento, urticaria, presión arterial, constipación, impotencias sexuales y cualquier otra enfermedad más o menos crónica.

I. ENTRENAMIENTO ASERTIVO.

En un breve resumen, ofreceremos al lector una definición de términos y de conceptos, que denominamos el lenguaje y el sistema de la asertividad.

En muchos casos se presenta a la consulta la pareja ejerciendo dos roles opuestos, en los cuales uno de los dos aparece como la víctima del otro. En otras palabras, uno aparece como el agresivo y el otro como el sumiso.

A veces el estudio del caso demuestra que es realmente así, otros sucede exactamente lo inverso de lo que aparece en un primer momento y otras preferimos describir la situación con el término mutuo de incomunicación recíproca.
Pero como todos ellos son importantes para nuestro tema, los desarrollaremos y trataremos de integrarlos.

La relación de pareja es una relación humana y el conflicto o el problema es una de sus inevitables contingencias y formas.

Avanzando hacia el origen de las relaciones humanas, con un criterio evolutivo, darwiniano, progresivo, veamos una de las formas en que se relacionan entre sí los animales.

Y como la supervivencia de los seres vivos requiere alimentarse de otros más débiles, se puede describir el comienzo de las relaciones humanas de acuerdo al siguiente modelo, que tomamos de Eric Fromm.

Supongamos que se enfrentan dos animales en la selva. Ambos tienen hambre, y cada uno de los dos puede ser objeto de alimentación para el otro.

El que se siente más fuerte, ataca. El que se siente más débil, huye. En el humano, las cosas son paralelas. Hay muchos hombres que atacan y otros que huyen. Pero en él, las cosas son siempre más complejas que en los simples animales. Llamamos agresión a las diversas maneras que tiene el ser humano de atacar. Y sumisión a las distintas maneras que tiene de huir. Se puede plantear, entonces, la siguiente fórmula gráfica

ANIMAL      HUMANO

SELVA       CIUDAD

Ataque      Agresión

Huida       Sumisión.

La relación ataque-huida de los animales, se suele denominar;
“La ley de la selva.”(el pez grande se come al chico)

o, recordando el dicho de Hobbes

“El hombre es el lobo del hombre”.

La relación agresión-sumisión entre los humanos se ha ubicado en la ciudad y se denomina“La jungla del asfalto.”

Esta es la fórmula primitiva, cruel y salvaje.

Pero el hombre dispone de ciertos atributos especiales. Es capaz de hablar y de pensar.

Por eso, a través del diálogo, puede buscar soluciones más racionales, fuera de los extremos de matar o morir, de agredir o someterse. Denominamos a esta aptitud el ser asertivo.

Podemos decir que cuando dos seres humanos desconocidos se encuentran pueden tener entre sí tres clases de conductas; agresión, sumisión o asertividad.

Ser agresivo consiste en dañar o imponer su voluntad al otro.

Ser sumiso consiste en aceptar ser dañado o someterse a la voluntad del otro.

Ser asertivo consiste en defender los legítimos derechos a través de una conducta adecuada.

Cualquiera de estos tres terminos presenta sutiles matices y detalles que no se tratarán en este momento, pero hemos descrito veintiún formas de agresión, cuatro de asertividad y varias de sumisión.

Una de las más frecuentes y características es la sumisión activa, o masoquismo, o adicción a la sumisión o, finalmente, auto-victimización, en general aplicable a la mujer, cuando ésta colabora con el varón en los sufrimientos de los cuales ella misma es objeto.En el lenguaje psicoanalítico se llama unarelación sado-masoquista.

Se entiende por conducta sucesiva aquella que tiene lugar cuando una conducta es aplicada en exceso, sin control ni equilibrio. La conducta sucesiva del amor es la sumisión. Es a lo que conduce el exceso de amor.

La persona sumisa , debil, angustiada, tímida, tiene una especial necesidad de afecto. Posiblemente sentirse enamorada contribuya a elevar su autoestima. Por eso se torna hiperactiva, demandante de cariño. Tanto, que a veces el otro la siente como pesada, invasora. Y se aparta de ella. Entonces la otra se siente peor e insiste en sus mecanismos de solicitar afecto. El círculo vicioso está cerrado.

Cuando entre los seres humanos se establece una relación agresión-sumisión y se acepta, hablamos de relación de poder. Podemos utilizar para describirla el sentido más suave de autoridad-obediencia. Las relaciones de poder con toda frecuencia se transforman en abusos de poder, de acuerdo al dicho de Lord Acton;

“ El poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente.”

Los conflictos de pareja, con mucha frecuencia, tienen lugar cuando el varón ejerce abuso de poder, o intenta asumir el rol autoritario cuando la mujer pretende luchar por una relación de igualdad. En una minoría de casos, es la mujer la agresiva y el hombre el sumiso. Cuando ambos son asertivos, la pareja suele no tener conflictos, o si los hay pertenecen a campos que no son los psicológicos o los resuelve sin necesidad del consejero.

II. EL PODER Y EL AMOR EN LA PAREJA.

Este tema ha sido desarrollado en el capítulo 6, en su aspecto sexual.

Se ha definido al amor ideal, perfecto, en una fórmula que se adscribe a la filosofía platónica como

“la relación entre dos o más seres, fundamentamente iguales, que constituye una unidad que se encuentra por encima de cada uno de los dos por separado. Amor es más que yo, más que tú. más que yo + tú y aún más que nosotros. Amor es una nueva entidad que está por encima de todas ellas.”

En contraste, se ha definido al poder como

“la relación entre dos seres desiguales, en una relación autoridad-obediencia etablecida y aceptada.(En esta definición utilizamos dos de los términos funntales del Entrenamiento Asertivo).

Se han reunido a ambos, al amor y al poder, en una fórmula, denominada las bases biológicas de la existencia en la cual ambos son condiciones indispensables de la vida.

En efecto, por efecto del amor se conserva la especie, a través de la repdoducción, el cuidado de la descendencia y la unidad del grupo para su defensa.

Y el poder es necesario para la conservación del individuo, cuando tiene que alimentarse de otras especies vivas más débiles y también para el mejoramiento de la especie, puesto que cuando los mamíferos machos compiten entre ellos para asegurarse la fecundación de las hembras, el más poderoso, el mejor dotado resulta vencedor y trasmite sus caracteres a la descendencia.

Esquemáticamente hablando, las bases biológicas de la existencia pueden resumirse así

PODER ————————–AMOR.

Se admite que la relación de pareja se basa en la relación de amor. En los cuentos de hadas, los bellos jóvenes se enamoran y se casan, viviendo felices y comiendo perdices.

Todos estarán de acuerdo en que estas fórmulas no son tan precisas. Un cuento humorístico titulado “La vida conyugal de la Cenicienta “ cuenta lo que sucedió después que el Príncipe se casó con la Cenicienta. Acostumbrada ella a vivir en sumisión al pie del hogar de su familia, al tener que desempeñar su rol de princesa en el palacio real, debido a su falta de entrenamiento para el rol las cosas no anduvieron tan bien.

Entre dos seres humanos, inevitablemente, también tiene que establecerse una relación de poder. Existen aquellos con más capacidad de liderazgo, más inteligentes, más hábiles en ciertos campos lo que determina una inevitable diferencia entre ambos.

Se suele aceptar que el sexo más poderoso es el masculino. No en vano se ha denominado el sexo fuerte, en contraste con el sexo débil. Ester Vilar propone que esto no es más que una falacia en su libro “El Varón Domado.”

Una mujer, de nombre Gina, se encontraba muy desorientada con su pareja porque entre ambos no había ninguna clase de conflicto. Ella estaba acostumbrada a la competencia interpersonal, aún en el campo del amor. Y tan desconcertada estaba, que originó ella misma, sin necesidad, problemas basados en exigencias desmesuradas que su compañero no se encontraba en condiciones de satisfacer.

Una profesional del derecho desconfiada por carácter y profesión tenía un amante, casado. El había conducido la relación con el suficiente sigilo y cautela, de tal manera que las cosas marchaban discretamente bien. Pero ella no se sentía conforme
– ¿ Tu mujer no sospecha nada ?

– No, nada en absoluto.

– ¿ Estás seguro ? ¿ No te estará haciendo vigilar?

– No. Para bien o para mal, me tiene la más absoluta confianza.

Pero el argumento interno de la querida fué más poderoso que las afirmaciones de su amante.

– De cualquier manera – insistió ella,irreductible en su actitud paranoica – te advierto que no quiero que ella se meta conmigo. Y que no me dé, porque si me da, yo también le doy. Y yo no soy mocha.

Posiblemente, si su compañero le hubiera ofrecido el conflicto necesario para su metabolismo psíquico nterpersonal, la relación hubiera continuado. Pero él prefirió seguir siendo eficiente, cultivando su infidelidad con todas las precauciones necesarias. Su compañera terminó no soportando esa relación y la rompió.

En el libro “Mujeres que aman demasiado” la tesis central es que muchas mujeres, por experiencias negfativas en su primera infancia e identificación con padres autoritarios, solamente son capaces de amar a hombres que les hagan la vida difícil. Encuentran sosos y poco interesantes a aquellos enamorados que satisfacen todas sus necesidades y se esfuerzan por hacerles la vida agradable.

Se dice que en la antigua Rusia una mujer se quejaba a sus amigas;

– Mi esposo ya no me quiere. Hace tiempo que no me pega.

Un experto en amores decía que es peligroso que, por más que se ame, se confiese este amor. Comentar

– Soy tan dichoso contigo como nunca lo he sido antes,

es una frase clave para comenzar a ser desgraciado.

Una de las maneras en que cada uno de los miembros de la pareja es capaz de satisfacer su necesidades de poder es a través de la división de roles. Dos países que tienen sus fronteras perfectamente delimitadas, no tendrán problemas territoriales. Así, el hombre se suele hacer cargo de las decisiones económicas principales de la familia, mientras que la mujer es la reina del hogar. El marido más autoritario se somete a la fórmula

– Por favor, te pido que cuando estoy cocinando no entres en la cocina.

O, más brevemente,

– Te dije cien veces que no quiero que me destapes las ollas.’

Una graciosa canción de tiempos pasadas contiene el siguiente estribillo

– En mi casa mando yo
cuando mi mujer no está.

Suele haber una división habitualmente aceptada, aunque sólo mayoritaria, en las formas de poder entre los sexos.

Se supone que el hombre lo expresa de manera frontal y directa

-En esta casa soy yo el que da las órdenes.

El contenido es inequívoco y perceptible por los sentidos.

Mientras que la mujer cultiva el poder sutil y la intriga.

– ¿Tesoro, serías capaz de negarle a tu mujercita este insignificante brillante?

A causa de este estilo, las mujeres siempre han sido acusadas de intrigantes y manipuladoras. Y el varón tiene que controlar sus sentimientos para percibir, a través de su ingeligencia, de que se lo está manejando. Eso es más fácil cuando el brillante es demasiado caro.

La diferencia de roles, los campos de división del poder y el tema del poder y del amor en general son una discusión útil para el equilibrio y la felicidad de la pareja.

LOS LIBROS DE AUTO-AYUDA.

Como el lector probablemente haya recurrido a este libro para ayudarse a solucionar un problema personal, el autor considera que colaborará en sus intenciones implícitas al informarlo sobre los libros que pululan sobre este tema, y de los cuales él quizá haya leído varios.

La mayoría de los libros en circulación de autoayuda sobre consejo de pareja se basan en las escuelas introspectivas o psicologistas . No hemos visto describir, en estos libros, conflictos de pareja originados en determinantes, sociológicos, psiquiátricos, u originados en los problemas del sentimiento amoroso.

Muchos de ellos están escritos por mujeres.

A veces lo escribe una pareja, basándose en la tradición de Masters y Johnson ya mencionada. El matrimonio O´Neill escribió su conocido libro titulado Matrimonio Abierto. Fensterheimer y Baer, un matrimonio, publicaron “No digas sí cuando quieras decir No. El matrimonio Rosenbaum publicó “How to avoid divorce.”John Gray escribe en solitario su libro titulado “Los hombres son de Marte, las mujeres son de Venus“ Pero presenta una dedicatoria muy especial a su esposa, de la cual se puede deducir que ella es de alguna manera partícipe en el libro. Su texto es el siguiente:

“Este libro está dedicado con el y el afecto más profundo a mi esposa Bonnie, Su amor, vulnerabilidad, sabiduría y fortaleza me inspiraron para ser lo mejor que puedo ser y para compartir lo que aprendimos juntos.“

En este autor es notable – aunque él no lo declara públicamente, la importancia de la comunicación por el lenguaje hablado en la relación de pareja.

Aunque se trate de un libro que, como todos los best-seller, habla demasiado, es de destacar la penetración con que describe las diferencias psicológicas entre los hombres y las mujeres, según hemos expuesto anteriormente al tratar de las diferencias entre los sexos.

No hemos conocido libros con la temática de los problemas de pareja que tengan como su centro al varón. Los exiten sí. concernientes al resquebrajamiento de su poder , tales como los de Lederer, Vilar, Montagu y Bednarid, que figuran en la bibliografía de este libro.

Todos estos libros son de origen norteamericano. Tienen por lo tanto, el estilo propio de esta cultura, del cual se destacan los siguientes rasgos.

1. Al ser escritos por una pareja, trasmiten el mensaje de que el matrimonio es una entidad trascendente, algo así como un valor ineludible que puede presentar dificultades pero que finalmente puede siempre recuperarse. El hecho de que en Norteamérica el número de divorcios supere al 50% de los matrimonios, al igual que prácticamente en el resto del mundo civilizado permite deducir la ideología conservadora inmmanente a todos estos autores.

2. Los libros describen un número limitado de casos, que aparecen todos como exitosos. Esto obedece a una ley, en investigación científica, por la cual los autores gozan del provilegio de publicar e identificarse con los casos que han resultado de acuerdo con su teoría.

Se basan en una teoría precisa, que describe la sumisión de la mujer en alguna de sus formas. Y como esta sumisión. la agresión sutil y la rebelión que de ellas derivan son indudablemente las mas frecuentes de las causas de consulta , el gran camino de entrada al tema resulta adecuado.

Un conocido libro que ubicamos en lo que hemos definido como psicologismo, escrito por la terapeuta Robin Norwood, titulado “Mujeres que aman demasiado “ cuando describe la personalidad de sus pacientes, comienza por el siguiente título;

“Típicamente. Vd. procede de un hogar disfuncional que no satisfizo sus necesidades emocionales.”

Y en el No. 2.

“Habiendo recibido poco afecto, Vd. trata de compensar indirectamente esa necesidad insartisfecha proporcionando afecto, especialmente a hombres que parecen, de alguna maner,a necesitados.

Debido a que Vd. nunca pudo convertir a sus progenitores en los seres atentos y cariñosos que ansiaba, reacciona profundamente ante la clase de hombrtes inaccesibles a quienes puede volver a a intentar cambiar por medio de su amor”.

Todo esto tiene poco sentido en Venezuela, donde más de la mitad de los niños nacen fuera del matrimonio y la mayoría se han criado carentes de figura paterna.

Ubicamos a esta clase de personas en el rango de las sumisas, La sumisión de la mujer en Venezuela podría ser originada en la figura de padres inaccesibles, pero, mucho más que eso, se origina en un estado sociológico de familia maternocéntrica, pobre, desnutrida y poco culta. Este estilo de cultura es en nuestro país mucho más determinante para el destino del individuo que la relación con un padre apenas presente.

3. Los libros están escritos en el estilo de la industria literaria del best-seller. Muchas palabras y repeticiones, mucha casuística y poca sustancia conceptual.

4. No existe mucha diversidad de teorías, en contraste con la inmensa diversidad de la vida real del humano contemporáneo.

5. Los mensajes son únicos, rígidos, con apariencia de eficiencia. Todo ello sugiere el “american way of life”, o el “destino manifiesto del pueblo americano”, y la democracia como régimen político de elección

6. ‘De cualquier manera es necesario admitir que en ese su campo limitado y preciso, son sumamente eficientes, y, a quien se le adecúen la fórmula, generalmente única, que presenta, cada libro, logrará obtener en su aplicación resultados satisfactorios.

7. Los latinoamericanos del cono sur, más influídos por las ideologías abstractas y diversificadas de origen europeo, podrán captar con cierta rapidez el monismo ideológico de esta literatura.. Más difícil será para los latinoamericanos del Caribe, especialmente Venezuela, donde la influencia de los Estados Unidos es mayor. Pero a pesar de ella los venezolanos deberán tener en cuenta la fuerza de la herencia española en la formación de su cultura.

El libro de Cowan y Kinder presenta un título doble;

“Las mujeres que los hombres aman y las mujeres que los hombres abandonan.”

(Entre paréntesis diremos que también hubiera sido necesario escribir un libro complementario que se titulara

Los hombres que las mujeres aman y los hombres que las mujeres abandonan.”

En ese libro, las mujeres que los hombres aman son siempre asertivas, amorosas y operativas. Y las mujeres que los hombres abandonan son siempre agresivas o sumisas en exceso.

ALGUNOS RASGOS PSICOLÓGICOS DEL VENEZOLANO/A EN EL MARCO DE LA RELACION DE PAREJA.

Caracas no es la Viena de Freud ni la California de Berne ni el Paris de Lacan. Tiene sus rasgos propios provenientes de su herencia española, negra e indígena, su peculiar historia y su situación actual. Cada cultura debe conocer sus orígenes y organizar su propia psicoterapia.

En Norteamerica predominó el conductismo como no podía ser de otra manera en una tradición materialista originada en la ética protestante según Weber según la describe Max Weber y en el pragmatismo de William James. Las demás escuelas que en ella se originaron injertaron aportes del psicoanálisis y del humanismo europeos.

El venezolano de hoy presenta los siguientes rasgos psicológicos, aplicables a ambos sexos en el campo de la relación de pareja.

1.Personalidad juvenil. El modelo psicológico para todas las generaciones se centra en la juventud. Es de señalar que el 70% de nuestra población cuenta con menos de 30 años. La cultura norteaamericana, por ejemplo, se centraría en la edad adulta mientras que probablemente las culturas europeas se centrarían en la madurez o la vejez.

Eric Berne diría que en el venezolano predomina el Niño de su clasificación del semáforo.

2. Emotividad predominante frente a la racionalidad.

3.Cultura de poder en los ámbitos político y económico que da fundamentos al machismo en las relaciones entre hombre y mujer.

4.Rasgos importantes de politeísmo a pesar de su aparente confesión católica. Entendemos por este termino la libre e intensa expresión de las emociones y los instintos en contraste con los monoteísmos , que tienden a regular e inhibir a ambos.

5. División de las emociones según los sexos; amor biológico para las mujeres y relación de poder (entendido como autoridad obediencia ) para el sexo masculino.

6. Existencia centrada en el presente; poco se basa en las experiencias del pasado y menos aún se programa pára el futuro. La norma es la satisfacción inmediata y no programada de las emociones actuales.

En estas condiciones poco es de esperarse del éxito de las psicoterapias profundas, la exploración del inconsciente y las terapias a largo plazo. Estas quedan reducidas a una clase que reproduce aquella que atendió Freud; elitesca, de predominancia de mujeres, psicológicamente dependientes, con importante problemática sexual, verbalista y económicamente pudiente. Esas condiciones hacen que esa asistencia en Venezuela quede reducida a un núcleo mínimo.

La terapia de pareja y las psicoterapias individuales, en Venezuela, tienen que estar centradas en el presente, respetar la acción más que la reflexión, las emociones más que la razón y brindar resultados a breve plazo.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba