Salud y Bienestar

David Maldonado, un traumatólogo que, literalmente, está “al día”

Hay personas que conocen su propósito desde que son niños. Son ese tipo de individuos que saben que fueron diseñados para algo específico y no imaginan su vida haciendo otra cosa. David Maldonado es uno de ellos. Esta eminente doctor jamás se vio haciendo otra cosa que no fuese medicina, y es por ello que en la actualidad es reconocido como el “Traumatólogo al Día”, nombre con el que se ha consolidado como servidor de la salud, gracias a sus vastos conocimientos en cirugía de hombro, cadera y rodilla.

Maldonado comenzó su recorrido en la medicina en 1998, en la Escuela Luis Razetti de la Universidad Central de Venezuela (UCV), cuando tenía 17 años, y ya en ese momento se sintió atraído por la traumatología. “Esa fue la rama que me llamó la atención y nunca tuve dudas de que era la especialidad que quería para mi vida”, comenta vía telefónica desde Estados Unidos, donde reside actualmente.

Ya en 2009 este venezolano tenía su título de postgrado y comenzó a formar parte del prestigioso grupo de traumatólogos del Centro Médico de Caracas. “Desde ese momento mi interés fue sobre la cirugía mínimamente invasiva o artroscópica de hombro y rodilla. Conforme se fueron desarrollando nuevas técnicas sobre el tema, me avoqué en la parte de cirugía mínima invasiva de la cadera”.

Precisamente es esta última especialidad en la que Maldonado se forma actualmente en el American Hip Institute (Illinois, EEUU), donde realiza un programa de fellowship e investigación que finaliza en 2020. “Básicamente lo que hacemos es artroscopia de cadera, una cirugía mínima invasiva que se realiza a través de pequeños orificios”.

Pertenecer a este programa representa un alto galardón en la carrera de Maldonado, pues la cadera es la última barrera que ha tocado la artroscopia. “Ya esta especialidad tenía muchísimos años aplicándose en la rodilla, hombros y otras áreas, pero había ciertas restricciones en cuanto a la cadera”.

Una de las áreas que se tocan en la formación es la cirugía de prótesis de cadera con abordaje mínimamente invasivo, “una novedad que nos permite realizar la intervención sin cortar ningún músculo. Otro de los beneficios es que el nivel de complicaciones por inestabilidad –es decir, que la prótesis se salga– es mínimo”. Todo esto con tecnología robótica, lo que ayuda a que la prótesis se coloque de manera exacta en el paciente.

—Usted es el cuarto venezolano en ser nombrado miembro de la Arthroscopy Association of North America (AANA) ¿Cómo llegó a esta organización y qué implica pertenecer a ella?

—La AANA es, por decirlo de alguna manera, la meca de los cursos para cirugía artoscópica en el mundo. Desde hace muchos años tienen distintos cursos en todas las áreas de medicina deportiva. Cuando uno ingresa a esta organización como estudiante realiza distintos cursos. A medida que la gente se da cuenta de tus habilidades y las publicaciones que has realizado, te invitan a formar parte, no solo como miembro activo, sino como colaborador. Actualmente voy dos o tres veces al año y participo como profesor en todo lo relacionado con cirugía artroscópica de cadera.

—Por otro lado, sabemos que cuenta con un equipo de especialistas en Venezuela y que cada cierto tiempo dispone de un viaje para atender a los pacientes de acá. ¿Para cuándo está pautada su próxima visita?

—Sí, desde hace muchísimos años formo parte de un equipo que tiene sus bases principales en el Centro Médico de Caracas. Como la idea es apoyarnos unos a otros, mis colegas reciben al paciente y me contactan por internet para atenderlos desde acá.

Si el paciente amerita una intervención quirúrgica, organizamos todo para atenderlo en Venezuela y ofrecer el mejor tipo de técnicas que estamos aprendiendo y aplicando. En cuanto a la fecha, es muy posible que el próximo viaje sea en octubre.

—Según su experiencia en Estados Unidos, ¿en qué se destacan los médicos criollos fuera de nuestras fronteras?

—Bueno, para nadie es un secreto que la principal virtud de los venezolanos es la ética, responsabilidad, compromiso y la calidad humana. Creo que gran parte de eso se refleja en el éxito que muchos de nuestros hermanos han tenido en cualquier parte del mundo.

—Por último, ¿qué mensaje le envía a sus colegas que aún permanecen en Venezuela?

—Lo primero que les quiero decir es que son todos unos héroes por tratar de aplicar medicina en las condiciones que se encuentra Venezuela; eso es digno de admirar y respetar. Lamentablemente, en algunas ocasiones no es suficiente tener ganas, sino que se necesitan los recursos para brindar el servicio de salud que los venezolanos se merecen.

Definitivamente necesitamos un cambio en la disponibilidad de recursos para que los médicos venezolanos, tanto del sector privado como público, puedan ofrecer un servicio de calidad.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba