Salud y Bienestar

Libro ‘Mi Marido Bebe Demasiado’: Capítulo XIII

Los medicamentos para el alcoholismo

Muchos alcoholistas sueñan con que aparezca aquel medicamento milagroso que les permita a volver a beber normalmente. Desgraciadamente, todavía no se ha descubierto. La ciencia afirma hoy que quien ha sido alcohólico una vez, seguirá siendo un enfermo para toda su vida y deberá transformarse en abstemio so pena de recaer en las fases agudas de la enfermedad.

No obstante, la medicina dispone de recursos útiles, necesarios, para la enfermedad alcohólica.Hay tres grupos de medicamentos que se aplican a su asistencia.

1. Medicamentos que ayudan al paciente a abstenerse de beber alcohol. Son de dos tipos.

El primer es el llamado disulfiram o Antabus. Fué descubierto por casualidad. Un químico danés estaba trabajando con esa sustancia. Al volver a su casa tomó un trago de alcohol. Inmediatamente se sintio mal. Ató cabos y se dio cuenta que el Antabus era incompatible con el alcohol. Cuando una persona normal lo ingiere no pasa nada. Pero si mientras que se encuentre el disulfiram en su organismo ingiere alcohol, le producirá sensaciones desagradables. Enrojecimiento del rostro, palpitaciones, crisis de angustia. Se espera que a causa de estos síntomas el paciente se abstenga de tomar alcohol. Es un medicamento bastante inocuo y tolerable pero siempre es necesario tomar la precaución de hacerle un estudio cardíaco. En la mayoría de los casos el disulfiram tiene que suministrarse a escondidas y se le dice al alcohólico que su organismo se ha vuelto intolerante al alcohol. En otros, el disulfiram se inyecta debajo de la piel en forma de comprimidos de lenta absorción, (pellets) e inevitablemente tiene que abstenerse.

El otro producto utilizado para colaborar en la abstención del alcohol es el metronidazol. También fué descubierto por casualidad, lo que se llama, en medicina “error fecundo”.

El producto se utiliza como antiparasitario para una infección venérea. Una mujer que lo estaba ingiriendo, y era además una enferma alcohólica, observó que mientras lo ingeria su apetencia por el alcohol disminuía y que si bebía se producía también un ligero efecto parecido al disulfiram. A partir de aquel entonces esta medicación es de uso frecuente para los alcoholicos.

2. Los otros medicamentos que se utilizan en la enfermedad alcohólica, son los que tienen por objeto controlar los daños que el alcohol produce. Mayormente son los déficit vitamínicos, sobre todo de la B1. En los casos que haya lesión hepática se utilizan los protectores de este órgano.

3. Finalmente, dado que el alcohol afecta al sistema nervioso, ciertos sedantes son necesarios para calmar el nerviosismo, los temblores y los trastornos del sueño.

Cuadros más graves como el delirium tremens requieren tratamientos complejos y especializados porque implican riesgo de muerte.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba