Salud y Bienestar

Marihuana: de hierba mala a hierba «buena»

La aprobación de la marihuana o cannibas con fines medicinales para el tratamiento de ciertas enfermedades sigue extendiéndose. Recientemente las autoridades de Nueva York autorizaron a 5 laboratorios para el procesamiento y transformación de esta hierba en fármacos.

Con ello se sumaría a otros 23 estados de Norteamérica, que utilizan esta droga con fines terapéuticos y a la de otros países como Canadá, donde también se usan sus principios activos para la elaboración de medicinas.

Sin embargo, en Francia se mantiene un alerta porque una persona resultó con muerte cerebral y otras cinco se encuentran en grave estado de salud, «luego de que participaran en un ensayo clínico para un laboratorio europeo, no identificado, con el fin de aprobar un nuevo medicamento con cannibas el cual funcionaría como analgésico», cita la agencia de noticias Reuters.

Actualmente, todos los ensayos con ese fármaco fueron suspendidos y se está llamando a todos los voluntarios que han participado en la prueba.

Para qué sirve

Marihuana

Las gotas, aceites y píldoras de marihuana serían prescritas con múltiples usos, que van desde el tratamiento de enfermedades como el cáncer, mal de Parkinson, esclerososis múltiples, alzheimer o ciertas formas de epilepsia, esquizofrenia.

También para tratar ansiedad, depresión, problemas de sueño, náuseas causadas por quimioterapia e inapetencia en pacientes con Sida, entre otros. Otros de los usos que se le quiere dar es para tratar trastornos alimenticios como anorexia e inclusive para bajar la presión ocular, en caso de glaucoma. Y aunque no lo crea, para tratar adicción a la cocaína y otros estupefacientes.

*Conozca cuáles son las caras de esta controversial droga que pasó de ser hierba mala a hierba «buena»:

– La marihuana es la droga ilícita más consumida según Naciones Unidas. Se estima que 158.8 millones en el mundo recurren a ella no sólo con fines recreativos sino también religiosos y medicinales.

-Según la Fundación un Mundo Libre de Drogas, la marihuana recibe varios nombres: cáñamo, churro, doña juana, hachís, hierba, mary jane, mafú, mari, juana, maría, monte, mota, pasto, porro, THC y yerba.

-El alucinógeno, además de enrojecer los ojos, causa incremento del ritmo y frecuencia cardíaca, disminución de la coordinación y equilibrio, así como fuertes alucinaciones. La abstinencia, provoca sudoración, temblores, nauseas, vómitos, diarrea, irritablidad y trastornos de sueño.

-Aunque en muchos países, el consumo y tráfico de cannabis sigue penalizado, y se puede pagar con muchos años de cárcel, en otros es legal su consumo con fines recreativos en mayores de 18 años de edad, como en el caso de Holanda, Uruguay, Portugal, Suiza, Barcelona en España y en algunos Estados de Norteamérica.

-La marihuana contiene numerosos compuestos, entre ellos el tetrahidrocannabinol THC, que actúan en el sistema nervioso.

-El cannabis o sus productos derivados no están aprobados por la FDA (Food and Drug Administration).

-Todavía los seguros médicos no reconocen a esa droga como un tratamiento y por supuesto, no está incluida en la cobertura.

Estudian sus bondades y sus efectos

Científicos identifican polilla primitiva

Sobre los beneficios del cannabis, ya se han hecho varias investigaciones que han dado luces sobre esta droga.

Irene Pérez Schael, una de las investigadoras venezolanas que dirige el portal www.miradorsalud.com, escribió el artículo «Controversias sobre marihuana: lo bueno, lo malo y lo feo » , en el cual plantea la necesidad continuar la discusión de esta problemática entre expertos; además de estimular la investigación en el área.

La investigadora hace referencia a interesantes estudios que se han publicado en reconocidas revistas científicas internacionales, en relación al uso de esta hierba. En el artículo cita a un editorial publicado en JAMA, en el cual plantea que «su consumo actual está basado en una opinión pública, reportes anecdóticos, testimonios individuales o evidencias científicas de baja calidad» .

Otro análisis interesante lo hace la investigadora Berdjouhi Tsouroukdissian, integrante también del portal MiradorSalud.com.

La profesional hace referencia a un estudio en el cual se demostró que los productos de marihuana medicinal «que pueden consumirse con frecuencia por vía oral como dulces, bizcochos de chocolate (brownies), té y caramelos, presentan graves errores en el etiquetado de los empaques, en relación con la cantidad o dosis de tetrahidrocannabinol (THC), el compuesto químico más activo del cannabis, presente en el comestible».

Por lo tanto, advierte que los pacientes que consumen cannabis medicinal «podrían administrarse una sobredosis no intencional o, por el contrario, ingerir un producto que tiene cantidades menores a las reportadas en el etiquetado, lo cual podría considerarse como un engaño».

El estudio al que la investigadora hace referencia fue publicado en la revista Journal of the American Medical Association, el 23 de junio de 2015.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar