Salud y Bienestar

Se debe tener cautela con el asma y los cambios climáticos

Comstat Rowland Comunicaciones Estratégicas C.A.- El asma representa una de las enfermedades crónicas del sistema respiratorio más comunes a escala global. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) alrededor de 235 millones de personas tiene este padecimiento, que produce inflamación de los bronquios, ocasionando un estrechamiento en las vías respiratorias y disminuyendo el flujo de aire de los pulmones. Los síntomas recurrentes de este malestar son insomnio, fatiga diurna, disminución de la actividad y ausentismo escolar y laboral.

Uno de los desencadenantes más comunes del asma se produce cuando la persona se encuentra en lugares de bajas temperaturas, debido a que el aire frío entra por el ducto respiratorio ocasionando una crisis, debido a la sensibilidad de la zona bronquial.

Según la neumonóloga Angela Piccutto, “en un país como Venezuela, donde resalta un clima por lo general húmedo y muy cambiante, el ambiente estimula el crecimiento de esporas y moho, que se esparcen por distintos lugares, lo cual representa un problema de salud para el paciente asmático, quien tiene que llevar una vida de prevención a fin de evitar que ese polvillo entre por las vías respiratorias y genere una crisis. Mismo efecto ocurre en temporada de frío, por lo que la persona debe mantenerse siempre abrigada, protegiendo la nariz de la brisa helada.”

Es recomendable que en épocas de bajas temperaturas, las personas que sufren de asma no solo se cobijen, sino también se mantengan en constante hidratación, esto con el propósito de que la mucosa en la zona respiratoria se humedezca y despeje la vía aérea, evitando el cierre brusco que producen los bronquios durante un ataque asmático de gravedad. También se aconseja mantener una dieta balanceada rica en alimentos con vitamina C.

“A mis pacientes les recomiendo que siempre mantengan un tratamiento preventivo principalmente en época de invierno, y la terapia dependerá de cómo el asma afecte a cada persona y el tiempo que haya transcurrido desde su último ataque. No obstante, se debe de tener a la mano los respectivos medicamentos, a suministrar bajo estricta prescripción médica, como lo son por ejemplo los esteroides y el agonista beta 2 -mejor conocido como LABA- de acción inhalada, los cuales mantienen las vías bronquiales relajadas y abiertas durante un período no mayor de 12 horas”, afirma la especialista.

La señora Mayra Palacios, una de las millones de personas que sufren esta enfermedad crónica, atestigua: “Prácticamente procuro no salir mucho de la casa, debido a los constantes cambios climáticos que se forman por el sector en donde vivo, los cuales me ocasionan constantes ataques de asma. Por lo general, cuando voy a salir procuro en lo posible preparar mi cuerpo para el cambio climático por medio del aire acondicionado, el cual mantengo a una temperatura armónica o simplemente me tomo el medicamento que me ayuda a mantenerme estable, a base de budesonida”.

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba