Entretenimiento

Las nuevas crónicas

Como mi venerado homónimo pretendo narrarles , no la ruta de la seda como lo hizo él , sino los muchos sitios que he visitado en mi ya larga existencia, muchos de los cuales desafortunadamente, para nosotros,  el gran veneciano no tuvo la oportunidad de conocer.

En estas crónicas tomaré como punto de partida Paris o como también se la llama, la ciudad luz y  eso no lo hago por un capricho particular sino porque de todas las ciudades que he conocido ninguna reúne en sí tantos atractivos que nos permiten decir que es una ciudad que nunca terminamos de conocer y a  la que siempre queremos volver. No como el poeta Cesar Vallejo para morir en ella sino mas bien como Hemingway para el cual Paris era una fiesta .

Como no es fácil decidir que es lo que hay que hacer en Paris, por que son tantas las cosas que se pueden realizar vamos a ir por círculos concéntricos señalando que hacemos cuando nos situamos al lado de la tumba del soldado desconocido en el Arco de Triunfo después  de haber cumplido con el patriótico deber de admirar el nombre  de Francisco de Miranda inscrito para la eternidad en una de sus paredes. Como anécdota inicial hay que recordar que Miranda no sólo fue un importante general de la revolución francesa sino que además tuvo la buena suerte de que no lo guillotinarán al ser uno de los pocos que logró salir absuelto de las garras del temible fiscal Fouquier Tinville.

En el arco triunfo se debe decidir si se baja por los Champs Élysées  rumbo a la Place de la Concorde, lugar en el que le cortaron la cabeza al Rey Luis XVI y a la Reina María Antonieta, o se va hacia la Porte Maillot por la avenida de la Grande Armée. Ambas direcciones tienen sus encantos particulares, pero yo, si tuviera que hacerlo por primera vez descendería por los Campos Elíseos sitio que resuma historia, entretenimiento, restaurantes desde los más turísticos hasta los de la mas encumbrada gastronomía. Pero para los que no lo saben caminar en Paris tiene su complejidad ya que sus calles a partir del Arco Triunfo tienen un diseño en forma de estrella. Las avenidas son líneas rectas las calles no. Por eso para no perderse es importante tener siempre por norte la avenida.

Siguiendo por ahora un recorrido a lo largo de esa bella avenida con enormes espacios peatonales  se encontraran al principio el Drug Store Publicis, una especie sui generis de fuente de soda al estilo franco-americano donde consigue hasta altas horas de la noche un poco de todo. Sitio de comida rápida, venta de libros y revistas, farmacia, venta de licores y exquisiteces, de objetos turísticos, discos etc.

Al continuar la marcha verán a ambos lados de la avenida numerosos cines en los que dan películas en v.o, expresión que significa versión original o lo que es lo mismo que no están dobladas al francés. Pero un sitio emblemático del Paris de noche está a la derecha que es el famosísimo Lido sitio de espectáculo con sus magos, sus hermosas mujeres que sugieren mas de lo que enseñan, su comida regular y mucha champaña que hace que el show sea mas o menos digerible.

Siguiendo la caminata está el hotel Claridge, hoy llamado Fraser Suites, que le ofrece a los visitantes apartamentos y estudios completamente equipados para estancias cortas o de larga duración. No es un sitio económico pero su ubicación está por decirlo de alguna manera en el corazón de la ciudad. En las calles laterales hay numerosos hoteles desde los más lujosos de Paris así como algunos de calidad a precios más razonables.

Otro sitio que impone detenerse a comer unos macarron y otras delicias de la pastelería francesa como las fabulosas mille feuilles  es  La Durée una casa que tiene sus orígenes  en 1862, no en esta ubicación sino en la que está cerca de la Iglesia de la Madeleine. Siguiendo la navegación con rumbo a la plaza sugiero a mis amigos viajeros que tenga mucho cuidado con sus carteras, esta bellísima avenida abunda en mal nacidos amigos de lo ajeno, que están atentos a cualquier descuido por demás natural observando tantas cosas bellas, por cierto, a menos que le sobren euros, no les recomiendo que entren en la espectacular tienda que tiene Louis Vuitton y que es un emporio de productos de alta calidad. Mejor siga caminando y eso si tómense el aperitivo en Fouquet’s, un sitio donde se suelen encontrar celebridades, preferiblemente es mejor , si el clima lo permite, sentarse afuera y ver desfilar parte del bello mundo parisino.  Mi recomendación es que a medida que sigan su rumbo se desvíen por la Avenue de Montaigne donde están ubicadas las tiendas mas elegantes de la ciudad y si son amantes de la cultura pueden ir al Théâtre des Champs Elysées ,lugar  en  que en el siglo pasado se estrenó con gran escándalo la Consagración de la Primavera de Igor Stravinsky. También pueden echarle un vistazo al hotel Plaza Athénée uno de los mas lujosos de Paris que cuenta con el restaurante de tres estrellas  del famoso cocinero Alain Ducasse, por cierto comer a cielo abierto en ese hotel es una experiencia para no olvidar. Pero si su preferencia es por los cabarets pueden ir al famoso crazy horse en el que a diferencia del Lido los desnudos son integrales, en un sitio en el que a  duras penas cabe la gente.

Regresando a los campos elíseos y siguiendo el recorrido recomiendo otro desvío, por la avenida Eisenhower, a otro de los grandes museos de Paris el Grand Palais, en el que acaba de concluir la exposición Monumenta que fue visitada por 277687 personas, al lado  mas pequeño pero no menos selecto está el Petit Palais, en el que si se apuran podrán ver una interesante colección del siglo de oro holandés.

Antes de cenar les recomiendo entrar en la FNAC Champs Elysées, donde encontrarán todo lo que se les pueda ocurrir en CD, DVD, Blu Ray, libros, aparatos fotográficos, equipos de sonido, computadoras y una de las mas grandes librerías de Paris.

Ya cansado de un largo recorrido les aconsejo eso si comer en el que a mi juicio es uno de los mejores restaurantes de Paris, me refiero a Le Doyen, ubicado en el llamado carré  des Champs-Élysées . En  uno de los diversos pabellones del siglo XIX que abundan al final de la avenida antes de iniciar el recorrido final por los amplios jardines. Este lugar tiene una esplendida decoración al estilo Napoleón III. La última vez que estuve allí tuve una experiencia única, no sólo porque me sorprendieron con el aperitivo que venía en un carrito con la posibilidad de degustar las 15 mejores champañas de Francia, pero lo que vino después dejó en mi memoria y sobre todo en mis papilas un recuerdo imperecedero y para siempre de unos increíbles langostinos bretones crocantes  bañados en una emulsión de cítricos en aceite de oliva. Si por casualidad su preferencia no se acomoda con la haute cuisine, pueden ir al Leon de Bruxelles donde junto con una buena cerveza Stella podrán comer las deliciosas moules et frites, almejas con papas fritas.  O una buena choucroute, en la Maison d’ Alsace y siempre tiene la posibilidad aunque no sería algo que yo haría en Paris, que es la de comer una buena hamburguesa en  Planet Holywood.

Si después de haber cenado aún tienen energías y no quieren regresar a su hotel, un buen sitio para terminar la noche es ir al Budha Bar, sitio de lo mas agradable con un extraordinario DJ que está ubicado muy cerca de la Place de la Concorde. O si prefieren ver algunos monumentos de Paris iluminados se acercan al rio Sena  que queda a pocos pasos y se montan en uno de los bateau mouche que les darán una buena primera impresión de la mas fascinante de las ciudades.

Nuestra próxima crónica no llevará a la ciudad eterna y el paseo podrá ser por la Via venetto, o por el Trastevere o en la inigualable

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba