Entretenimiento

Música: Trompetista polaco graba en Oslo jazz mezclado con tango

(%=Image(2772885,»L»)%) Fueron cinco los mensajes, cada uno escrito en una lengua diferente, con palabras recortadas y pegadas sobre papel. Los cinco fueron escondidos dentro de periódicos y entregados por desconocidos en plazas y parques de Buenos Aires, Londres, Estocolmo, Oslo y Detroit. Ninguno de los textos se autodestruyó en cinco segundos. Pero cuando el bandoneonista argentino Dino Saluzzi, el saxofonista británico John Surman, el bajista sueco Anders Jormin, el baterista noruego Jon Christensen y la violinista estadounidense Michelle Makarski se vieron las caras en el Rainbow Studio de la capital de Noruega, suspiraron al descubrir que no se trataba de Mission: Impossible 3, sino del nuevo disco del trompetista polaco Tomasz Stanko: From the Geen Hill (ECM, 1999).

–El objetivo es el siguiente –explicó Stanko–: partiendo del jazz, llegar al tango por el camino de lo clásico.

¿World Music sin tambores? ¿Una respuesta de la cultura europea al auge africano? Eso es lo que uno se pregunta al escuchar la suite “Domino”, que comienza con una “bachiana” –no brasileña, como las de Heitor Villa-Lobos, sino argentina– para entrar después en una sucesión de solos de jazz, donde al ensamble “tradicional” de trompeta, saxo, bajo y batería se suman, como intrusos, el violín y el bandoneón. Y uno se plantea las mismas interrogantes al oír “Stone Ridge”, en cuyo inicio se deja escuchar un solo totalmente académico y contemporáneo de la señora Makarski, que luego conduce a una secuencia inspirada en el cine de suspenso, protagonizada por Stanko, en la trompeta, y Surman, en el clarinete bajo; “Quintet’s Time”, donde la atmósfera cinematográfica es subrayada por unos tambores misteriosos de Christensen, o “…from the Green Hill”, donde el introito a lo Bach contrasta con un pasaje intermedio de marcadísima atonalidad.

En todo caso, se trata de hacer que las aguas del Mississippi y el Plata desemboquen en el gélido Mar Báltico, como ocurre en la versión para bandoneón solo del tema “Litania”, del compositor polaco Krzysztof Komeda –uno de los introductores del jazz en su país– y en “Argentyna”, otra suite inspirada en el tango, donde destaca el solo de Surman, en el saxo barítono.

Sin embargo, lo que sale del horno de estas mezclas no es siempre una delicia. En ocasiones, el azúcar sobrepasa la dosis letal, como ocurre en las baladas “…y después de todo”, “Pantonic” y “The Lark in the Dark”, así como en el tema de amor de la película Adiós a María (1984), del director polaco Filip Zylber. ¿Será que el corazón pierde el hábito de la prudencia cuando se acostumbra a andar siempre encerebrado?

Si este disco les despierta el gusanillo por el jazz de las tierras frías, les recomiendo escuchar también Litania: The Music of Krzysztof Komeda (ECM, 1997), del septeto de Tomasz Stanko, una banda totalmente diferente a la de este CD. Litania incluye versiones de las piezas que Komeda compuso para los films Cuchillo en el agua (1962) y El bebé de Rosemary (1968), de su compatriota Roman Polanski.

FROM THE GREEN HILL
Tomasz Stanko
ECM, 1999

(%=Link(«mailto:[email protected]»,»[email protected]»)%)

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba