Entretenimiento

Ricardo Szemat Daher y la medicina como un estilo de vida

Siempre dije que quería ser médico, aunque mi madre pensó que yo sería ingeniero aeronáutico porque me gustaba construir bases espaciales”. Así recuerda Ricardo Szemat Daher, quien el mismo día de su cumpleaños número 18 recibió la noticia de haber sido admitido en la Universidad Central de Venezuela para cursar sus estudios en la Facultad de Medicina.

Szemat desde muy joven mostró su gusto por la medicina y la ciencia, ya que su padre, de origen polaco y también médico, se encargó de decorar la casa con afiches y materiales de anatomía, incluso Szemat afirma que parte de sus juguetes lo conformaban botiquines médicos, un estetoscopio y un tensiómetro.

Mientras cursaba sus estudios en la Escuela de Medicina Luis Razetti, desarrolló, junto con sus compañeros, otro de sus gustos: la música, pues en su tiempo libre solía cantar y tocar la guitarra por los pasillos. “Teníamos sueños de formar una banda, pero la realidad me alcanzó al final del primer año de la carrera, donde me di cuenta que cantar y tocar guitarra era un pasatiempo y que mi verdadera pasión y forma de vida debía ser la medicina”, explica.

Ricardo Szemat Daher, urólogo egresado de la Universidad Central de Venezuela
«Debemos rescatar los valores éticos, familiares, profesionales y como individuos, ese es el camino que debemos transitar para llegar a ser la Venezuela que queremos construir para todos» / Foto: Perfil FB

Al terminar los estudios de medicina, sus inicios en el ámbito laboral transcurrieron en el Hospital Miguel Pérez Carreño. “Recuerdo mi primera guardia como interno, cuando tocaba la hora de retirarse a dormir, el sitio de descanso era un viejo colchón tirado en el suelo de la residencia”.

Posteriormente, participó y colaboró con su padre en una organización que realiza jordanas de detección de cáncer de próstata en el Hospital Dr. Domingo Luciani. Asimismo, realizó pasantías rurales en la Alcaldía de Baruta, para consecutivamente trabajar en diversas clínicas privadas, como el Centro Médico de Caracas, en San Bernardino.

Dentro de su crecimiento profesional, una oportunidad que recuerda con ilusión fue el haber desarrollado el cargo de jefe de residentes en cirugía general en el Hospital General de Guatire. “Ese lugar es uno de mis mejores recuerdos como médico. Mis jefes, compañeros, personal de enfermería, camareras y vigilancia eran personas extraordinarias, que llenaban de alegría ese pequeño hospital donde se trabajaba con emoción y hacíamos lo mejor que podíamos, a pesar de las dificultades”, expresa Szemat.

Con el objetivo de mejorar sus habilidades quirúrgicas, Szemat Daher comenzó estudios de postgrado en cirugía general en el Hospital Dr. Domingo Luciani: “Fueron 3 años de trabajo duro, donde llegábamos a las 4:00 am y salíamos a las 11:00 de la noche. Pero aprendí mucho sobre la ética de trabajo y la necesidad de tener una actitud proactiva ante la medicina, los pacientes y la vida”.

Seguidamente, decidió concursar para la especialidad de Urología en la misma entidad hospitalaria, logrando el primer lugar. “Muchos me preguntan por qué escogí dicha especialidad y uno de mis argumentos preferidos es que las mujeres tienen muchos ginecólogos que las cuiden, mientras que alguien tiene que dedicarse a cuidar a los hombres, y ese alguien quiero ser yo”, expresa el especialista, que obtuvo el título en el Instituto Médico La Floresta.

Y nuevamente, otra oportunidad se presentó en su vida. A través de la Fundación Oswaldo Karam surgió la posibilidad de formarse en Estados Unidos como fellow internacional en cirugía robótica en la Universidad de Tulane, en Nueva Orleans. “A millas de distancia y no muy convencido de irme de Venezuela, Tulane me abrió las puertas para entrenarme y merecer la amistad de personas a quienes admiro y quiero mucho”.

Por su constancia y trabajo, fue designado como coordinador e instructor del curso de cirugía mínimamente invasiva para Latinoamérica, en la misma universidad.

Actualmente, el doctor Szemat Daher continúa sus trabajos en La Floresta y en Puerto La Cruz, donde brinda profesionalismo y sensibilidad a sus pacientes, a los cuales les ofrece un mensaje de positividad, al igual que a todos los venezolanos.

Hablando de ética, la idea es buscar nuestro ‘yo interior’ como seres, para formar buenos venezolanos en un época en la que parece que los valores ya pierden significado, mientras que debe ser todo lo contrario. Debemos rescatar los valores éticos, familiares, profesionales y como individuos, ese es el camino que debemos transitar para llegar a ser la Venezuela que queremos construir para todos”, puntualiza el doctor Szemat Daher en un video grabado para el programa de radio «Educación y Algo Más», conducido por el profesor José Eduardo Orozco en el circuito Unión Radio (todos los sábados de 7:00 am a 8:00 am por 90.3 FM y Canal 980 de Directv).

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba