Entretenimiento

Una Alicia crecidita regresa en grande al país de las maravillas

(%=Image(1759122,»R»)%) Una costosa versión de Disney del clásico juvenil de Lewis Carroll llega en 3-D bajo la segura batuta de Tim Burton, especialista en relatos fantasiosos y uno de los directores más exitosos de Hollywood.

Una de la películas más esperadas es la nueva versión de Alicia en el país de las maravillas, una producción de los estudios Disney que mezcla la animación con la actuación y donde trata de darle continuidad a su fantasía animada de 1951, en la cual adaptó fielmente el famoso libro de Lewis Carroll. La expectativa es mayor por cuanto la obra, que se estrenará en marzo del 2010, fue realizada por el excéntrico Tim Burton, un prolífico director que ha explotado con relativo éxito el mundo de la fantasías juveniles y adultas desde su original versión de una Frankenstein femenina hace un cuarto de siglo. Tema en el cual insistirá en su próxima producción para Disney, que tendrá el mismo título de su cinta original: Frankenweenie.

Nuevamente la pareja Bruton-Depp

Pero esta vez Burton nos trae una versión algo distinta del clásico cuento, con una trama que nos muestra a una Alicia de 19 años, o sea diez más de los que tenía la niña de la versión original, aunque está basada libremente en los libros de Carroll, incluyendo A través del espejo. En esta secuela, Alicia sale de una institución mental, donde fue recluida después del trauma sufrido por la muerte de sus padres en un incendio, y trata de regresar al país de las maravillas, a través de una guarida de conejo, ya que nadie le cree que ya estuvo allí. Ahora debe combatir a una maléfica Reina de Corazones, que hace lo posible por frustrar su visita, mientras se topa nuevamente con los personajes de su primer viaje, entre ellos el “sombrerero loco”, interpretado por una de las estrellas preferidas de Burton, el versátil Johnny Depp.

La escogencia de Depp era esperada, ya que ha protagonizado otras seis cintas de Burton, siendo el más reciente Charlie y la fábrica de chocolate, que ha hecho las delicias de niños y grandes en 2005. Aunque Depp tiene en Alicia un papel secundario, la presencia de una megaestrella le da cierta categoría a la obra, que cuenta también con la actriz en ascenso Anne Hathaway (como la Reina Blanca) y de la siempre talentosa Helena Bonham Carter, en el antipático papel de la Reina de Corazones. En el rol protagónico de Alicia se luce la actriz australiana Mia Wasikowska, escalando posiciones en Hollywood después de que impresionara a los críticos en la biografía fílmica de la aviadora Amelia Earhart. Del lado masculino, vemos a Alan Rickman (el villano de Duro de matar) y brevemente al legendario Christopher Lee, con un porte siempre amenazante como en sus tiempos de gloria.

Una superproducción tridimensional

El rodaje con los actores de carne y hueso tomó apenas 40 días a mediados de 2008, con el mayor esfuerzo de producción tocándoles luego a los expertos en animación durante el resto el año. La cinta iba a estrenarse en este otoño, pero decidieron atrasar el evento para el 2010 para que no coincidiera con otra superproducción animada y actuada, Avatar, dirigida nada menos por James Cameron, quien regresa en forma detrás de las cámaras después de disfrutar durante una década del éxito comercial de Titanic.

Tanto el presupuesto de Alicia como del de Avatar superan ampliamente los $ 200 millones, mayormente porque fueron producidas en la novedosa técnica de tres dimensiones, para exhibirse en salas Imax, algo que parece ser la tendencia actual en los grandes estudios. Pero seguramente ambas cintas serán muy rentables con el tiempo, como sucede con casi todas las obras fantasiosas, animadas o no, que atraen a legiones de jóvenes a los teatros, acompañados naturalmente por uno o dos adultos, siguiendo una probada estrategia comercial.

Apuntando a chicos y grandes

Filmada en escenarios de Inglaterra y en los estudios Culver de Hollywood, Alicia en el país de las maravillas se convertirá seguramente en una cinta muy vista tanto por chicos como por los grandes, ya que los guionistas le agregaron suficientes elementos de crítica social como para que se interesen también los adultos. En realidad, el libro de Carroll ha sido tomado en serio por muchos críticos literarios, que no lo consideran solamente como una fantasía juvenil, sino un relato con moraleja sobre el paso de una joven por el mundo de los adultos, en donde su identidad es cuestionada frecuentemente.

La trama está salpicada de personajes fantasiosos y eventos disparatados que hacen pensar en la absurdidad de nuestras vidas en un mundo gobernado por las leyes físicas, pero que hacen soñar en un mundo ideal gobernado por el bien. Recordemos que Carroll -nombre literario de Charles Dodgson- era un profesor de matemáticas en una secundaria de Oxford en la vida real, pero también aficionado a la magia en su tiempo libre. Su trayectoria le permitió escribir este best seller en plena era victoriana, que luego se convirtió en uno de los mayores éxitos de librería de la historia, con numerosas ediciones en 125 idiomas y 13 versiones en el cine y la televisión. Por algo será.

(Originalmente publicado en la revista Zeta)

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba