Entretenimiento

Una lengua catadora electrónica de vinos te lo dice

Científicos en España desarrollaron una lengua electrónica que puede identificar los diferentes tipos de vino espumoso español; una tarea por lo general encomendada al paladar experto de un sommelier.

Utilizando sistemas de sensores y procesos matemáticos, la lengua electrónica puede realmente distinguir entre tres tipos de vino —brut natural, brut y semiseco— dicen los investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Pero esperan que, con un entrenamiento adecuado, pronto sea capaz de elegir todos los tipos de vinos en el mercado, de la misma manera que haría un sommelier humano, y cuantificar la cantidad de azúcar que contiene cada uno.

El vino espumoso, fabricado de la misma manera que el champán, varía en el dulzor de acuerdo a la cantidad de azúcar añadido en el proceso de producción, con siete clasificaciones que van desde el Brut Nature hasta el dulce.

El equipo de investigación de Barcelona cree que la lengua electrónica puede ayudar a identificar problemas durante el proceso y ayudar en el control de calidad; tal vez reduciendo la necesidad de catadores humanos de vinos espumosos en las bodegas donde se produce.

Predecesores de sentidos electrónicos

Los científicos han intentado reproducir los sentidos humanos mediante el desarrollo de biosensores para obtener información química, y usando sistemas computarizados para interpretar los datos en la forma en que lo haría el cerebro y el sistema nervioso humano.

La lengua electrónica no es el primer dispositivo que cuestiona el papel tradicional del sommelier.

En años recientes, científicos en Francia han desarrollado un sistema electrónico de nariz que puede recoger señales químicas para detectar diferentes tipos de vino y el lugar en que fueron producidos.

Y los investigadores del Instituto Real de Tecnología KTH en Suecia dijeron el año pasado que su nariz electrónica puede ser utilizada por los viñedos para indicar el momento perfecto para cosechar las uvas y así obtener el máximo sabor, o para detectar cuando una botella abierta de vino se ha agriado.

Sin embargo, parece poco probable que los sommeliers humanos queden excluidos de los restaurantes en el corto plazo, ya que sus habilidades también tienden a incluir el conocimiento de las regiones vitivinícolas, el servicio, las copas; y todo el argot importante relacionado con el vino.

Pip Martin, director de Sommeliers, con sede en Gran Bretaña, y de Wine Adventure, dijo a CNN que la lengua electrónica sonaba como un pobre rival frente a las capacidades humanas.

Un ser humano puede identificar alrededor de 10,000 aromas y esencias distintas, dijo Martin, y distinguir la acidez, la amargura y la dulzura; dando al sommelier una clara ventaja sobre el dispositivo.

“Si sólo puede determinar los niveles de dulzura y eso es todo, no puedo imaginar que asuma el papel tradicional de un sommelier en el corto plazo, sobre todo porque es probable que no haga la plática que un sommelier haría”, dijo .

«Los sommeliers no son sólo recomiendan vinos y tienen habilidades de degustación, sino que deben ser agradables cuando un cliente entra por la puerta”.

Fuente: mexico.cnn.com

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba