Vida con estilo

Mascarillas a base de oro tienen efectos rejuvenecedores

¿Sabías que uno de los secretos de belleza de Cleopatra era dormir con una mascarilla facial de oro? Un tratamiento reafirmante de efecto rejuvenecedor capaz de combatir las arrugas, manchas cutáneas, líneas de expresión y signos de paso del tiempo como la flacidez y pérdida de luminosidad. El oro tiene alto contenido en antioxidantes, es antialérgico (libera histamina) y aporta energía a nuestras células.

Ahora que están finalizando las vacaciones, podemos observar que la piel ha sido agredida por muchos factores externos: el sol, el mar, la montaña, el viento o el cloro de la piscina. “Todos son agentes físicos que dejan sus huellas, sobre todo en aquellas pieles que se han expuesto demasiado”, explica Iris Rodríguez, gerente del centro estético integral Miltonia. “No lo notamos solamente en el rostro, sino también en los pies, las manos, el cabello y el cuerpo en general”. Para revitalizar la piel al final de las vacaciones, existen tratamientos cosméticos que permiten recuperar una piel luminosa y resplandeciente.

La piel demasiado expuesta a las agresiones externas, y sin la protección adecuada, envejece de manera prematura y, entonces, ese amado y tan deseado bronceado se convierte en el conocido e indeseable fotoenvejecimiento: “Se observa una piel seca, que ha engrosado su espesor y que al sufrir la normal descamación de la capa córnea, cambia su color y se torna pardo–grisácea”, explica y suma: “Por lo tanto, debemos vencer el temor de perder el bronceado ya que, barriendo con esas células muertas, la piel no sólo no perderá el color tan anhelado, sino que además retomará la luminosidad perdida. Por ejemplo, el ácido hialurónico es perfecto para hidratar la piel y evitar la sequedad que ha causado el calor”.

La solución: tratamientos totales

El tratamiento indispensable para después de las vacaciones es la higiene y humectación de la piel con mascarilla de oro; se deben eliminar esas células muertas que opaca la piel y le impiden respirar libremente, «sólo así se puede revitalizar». La higiene consiste en finos gránulos y geles especialmente indicados, siempre contemplando el biotipo cutáneo y evitando irritar la epidermis, que ya viene agredida. «La limpieza de piel es una necesidad que todos nos debemos y el retorno de las vacaciones, como así también el cambio de estación (del frío al calor o viceversa) es el momento ideal. La salud de la piel se logra limpiándola y humectándola», detalla la profesional.

Radiofrecuencia tripolar

La energía que aporta la radiofrecuencia tripolar es mucho más focalizada. Alcanza mayor profundidad y mayores temperaturas internas que otros métodos de transferencia de calor. Los tejidos se calientan hasta tres veces más.

El calor es máximo en la zona de aplicación porque la dispersión de energía es mínima, lo que hace que se requiera menos potencia para producir el mismo efecto que con equipos monopolares y bipolares, al tiempo que se reducen los riesgos de quemaduras en la piel del paciente. Esto es similar a la diferencia entre una luz común y una luz láser; esta última, al estar focalizada, concentra toda su energía en un punto relativamente pequeño.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba