OpiniónOpinión Nacional

¿A dónde iremos a parar los venezolanos?

Todos los días cuando me levanto me hago la misma pregunta  Adonde iremos a parar los venezolanos?  Para ser sincera ante la situación que se vive en Venezuela  responder a la pregunta es muy difícil debido al  régimen que desgobierna al país. De seguido pasan por mi mente todos mis seres queridos, familia, amigos, excompañeros de trabajo, no es egoísmo, pero son los que más cerca de mi corazón están porque con ellos he compartido muchos pasajes de mi vida.
 
Luego pienso en Venezuela, esa tierra hermosa, con un cielo azul cuya intensidad es inconfundible, su sol reverberante, ese calor que a veces abruma pero que se extraña cuando el frio nos agobia, recuerdo  como dice la canción  el verde corazón de Venezuela, recuerdo su mar, sus playas y montañas, sus ríos, sus árboles, flores, pájaros y ganados, hoy en día tan maltratados que muchos están en peligro  de extinción y recuerdo a mi gente, que con su sus virtudes y defectos son mi gente, hoy en día  la sufrida nación de mi país llamado Venezuela., en el que hoy su nación sufre lo que nunca imagine que sufriría.
 
Y, cuando de sufrimiento se trata es increíble el agravio moral que hemos sufrido todos al ver destruido todo aquello que tomamos por seguro. Nuestras creencias religiosas y las autoridades eclesiásticas han sido irrespetadas, su democracia transformada en tiranía, donde la justicia es inexistente, el robo al tesoro del país que le pertenece a la nación  ha sido el equivalente al botín de los piratas, al que no les importa que  el hambre, regreso de enfermedades que habían sido vencidas, la violencia de la que son participes tanto ciudadanos y delincuentes comunes, como policías , soldados y autoridades cuya misión  es la de mantener el orden y resguardar la seguridad en el país, la insalubridad que cobra con equivalente a diezmo de vidas de los habitantes de esta tierra  sin respeto por la edad. No hay trabajo, ni transporte, ni servicio alguno que bien sirva , una  inflación agobiante,  desolación,  sufrimiento,  pobreza extrema, que nos da un presente de horror, del que todo el que puede se escapa.
 
Aquellos ciudadanos que se enfrentan al régimen Castro comunista son llevados a las ergástulas y sometidos a todo tipo de torturas, con el fin de amedrentar al resto de la población. Es que no hay respeto por nada y por nadie. La Conferencia Episcopal Venezolana, las Universidades Nacionales, las academias le han dado mostrado el camino a seguir para recuperar el país y han caído en foso hondo, al contrario han sido atacadas de tal forma, que su supervivencia ha sido un verdadero milagro.
 
El hambre, la necesidad, la insalubridad, el deterioro de todo lo que es verdaderamente venezolano por parte del régimen Castro comunista que gobierna al país desde La Habana con el fin de apropiarse de ese botín llamado Venezuela, me hace formular esa pregunta A dónde iremos a parar ?
 
La respuesta está en que adquiramos conciencia, que nos unamos de verdad para  luchar por una verdadera independencia en todos los sentidos, que no tiene que ser violenta, todo lo contrario lo que tiene que tener es determinación y generosidad. Recordemos que quienes están presos y perseguidos nos han dado un ejemplo de lucha democrática con todo honor.
 
Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar