OpiniónOpinión Nacional

¿Con cuáles FARC limita Venezuela?

Así como el Estado se ha vuelto fallido, el núcleo central de poder del “pranato” comienza a perder control sobre los grupos delincuenciales que articula en todo el país. Ellos se van apoderando de Venezuela y el país se caotiza.

Fue Chávez el que dijo, en 2008: “Venezuela limita con las FARC”, y no con Colombia- por el oeste-. Si para ese entonces esa aseveración parecía exagerada, hoy por hoy es una realidad que se quedó corta.  Pues por el este y el centro también están no solo las FARC sino el Ejército de Liberación Nacional (ELN).  Pero además están los  grupos de malandros apandillados en megabandas, que operan en el país, así como carteles de la droga  y otros grupos delincuenciales y terroristas  extranjeros.

 Un Estado estaría compuesto por un gobierno y, una población y un territorio sobre el cual ejerce control.  En nuestro caso el territorio está invadido, la población diezmada y dispersa por el mundo y el gobierno es un “Estado fallido”, que no logra cumplir su misión de asegurar el bienestar de la población.  

 En realidad estamos frente a un arreglo político institucional que hemos llamado  “Pranato”. Palabra que derivamos de la existencia de los “pranes” o jefes de grupos de delincuentes que operan en las cárceles. Estos últimos llevan la ventaja pues, ellos controlan su territorio (la cárcel) y a su población ( los presos), y ejercen fieramente el poder.

“Pranato” refiere a un conjunto de grupos delincuenciales que han formado una alianza en el poder, donde el tradicional gobierno con sus instituciones es solo una parte de él, pero centro que debería mantener una cierta coherencia y control del Estado “paranal .

 Pero así como el Estado se ha vuelto fallido, cada vez más el núcleo central del poder  comienza a perder control sobre estos grupos delincuenciales y con ellos  importantes espacios del territorio. Venezuela se caotiza.

Dos ejemplos son emblemáticos. Uno es la zona popular de la cota 905 de Caracas, donde a pesar de que el régimen una y otra vez ha intentado entrar no ha podido hacerlo. Una especie de territorio “liberado”, pero esta vez por  una megabanda, la de un malandro apodado “el coquí”.  Pero hay muchas más dispersas en el territorio, la megabanda de “santanita” en Lara, “el tren de Aragua», en Aragua o la de  los “rastrojos” en Táchira, entre otras.

El otro es el conflicto armado que se está dando en la frontera sur con Colombia, en el estado Apure.  

Es bien sabido que la zona entre el piedemonte andino y los llanos es una de las rutas claves del narcotráfico. Esta zona estaba controlada por las FARC, pero cada vez hay más presencia del ELN. Presencia que aumentó en la medida que las FARC, o parte de ellas se “pacificaron”. Esto ha permitido que el ELN se haga más fuerte al interior del territorio venezolano, incluyendo en la zona de Bolívar  y el arco minero del Orinoco, así como en la Guajira, como bien describe el New York Times, en un reciente artículo.

En todo caso como decía Chávez ellos “tienen otro estado y leyes propias que las aplican, y las hacen cumplir», pero ya no en Colombia, como implicaba el finado, sino en Venezuela.

 El problema se presenta  cuando la entente  entre los diversos grupos guerrilleros, los narcos y las autoridades venezolanas se rompe. Este es el caso en la frontera sur, cuando el «Frente Décimo de las FARC», dirigido por «alias Ferley»,  lucha por recomponer las relaciones de poder en la zona apureña.

Lo que ha  complicado el asunto es que al nivel nacional las alianzas del régimen son con otro grupo disidente de las FARC, el llamado “Segunda Marquetalia”, formado Iván Márques y Jesús Santrich, entre otros.

Entonces en vez de que la disputa entre esos grupos la resuelvan ellos, Maduro  aceptó intervenir a favor de  la segunda Marquelalia, creando una confrontación bélica que ha llevado muerte y desolación a los venezolanos, mostrado la debilidad del  ejército venezolano.

Si como estamos viendo, el régimen no puede tener control del asunto, su posición como centro de poder se hará cada día más débil.  Entonces el caos aumentará en el país y este será  progresivamente tomado por estos grupos delincuenciales.

collage pranato.png

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba