OpiniónOpinión Nacional

De la suprema felicidad a la calle de la amargura: Reporte de Felicidad Mundial 2018

Natan Lederman

El reporte de felicidad mundial 2018 es un estudio serio, basado en encuestas, en donde se compara el estado y nivel de la felicidad de la población de un total de 156 países, de los cuales en 117 se evalúa la felicidad de sus inmigrantes. El pasado 14 de marzo fue presentado en la Pontificia Academia de las Ciencias en el Vaticano, como preludio a la celebración del día Internacional de la Felicidad, festejado el pasado 20 de marzo en las Naciones Unidas, conmemoración instituida desde el año 2012 y que representa un reconocimiento de la relevancia de la felicidad y el bienestar como aspiraciones humanas legítimas, las cuales merecen ser incluidas como metas de gobierno, situando en un mismo rango de importancia la felicidad nacional bruta por habitante al llamado producto interno bruto per cápita de la economía.

Este estudio es una iniciativa de la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. La investigación estuvo a cargo de John Helliwell, investigador y docente de la Escuela de Economía de Vancouver en la Universidad de Columbia Británica y perteneciente al Instituto Canadiense de Investigación Avanzada, Richard Layard,  de la London School of Economics y Jeffrey Sachs, Director del Centro de Desarrollo Sostenible de la Universidad de Columbia. Las encuestas fueron realizadas por la prestigiosa organización Gallup, con más de 80 años de experiencia en el análisis avanzado de datos, integrada por un equipo de 2.000 profesionales, entre los cuales se encuentran renombrados científicos y expertos en materias específicas.

El estudio no se limita a describir un simple cuestionario sino que intenta establecer mediante un análisis de regresión la relación existente entre lo que en la investigación se define como afectividades positiva y negativa, respectivamente, como variables independientes, y un conjunto de variables independientes tales como  el ingreso per cápita, la existencia de soporte de familiares y amigos, el estado de salud y la esperanza de vida, el grado de generosidad, la libertad para poder tomar decisiones que afectan la vida de las personas y  la percepción acerca de la corrupción en el país.

El reporte establece comparaciones, que permiten observar los cambios entre un período que abraca el promedio de los años 2008-2010 y el más reciente correspondiente al promedio de los años 2015-2017.

El estudio que coloca a Finlandia como el país más feliz del planeta, ubica a Venezuela en la posición 102 y en el penúltimo peldaño de la región de América Latina y el Caribe, solo por arriba de Haití, que ocupa la posición 148 del ranking. Cuando se realiza la medición en términos de los cambios experimentados entre 2008 y 2017, la situación de Venezuela empeora, pasando a ocupar la posición 141, la última del gran total de países de esta sub-muestra.

En lo que respecta a la evolución de los indicadores de afectividad positiva y negativa, respectivamente, entre los años 2006 y 2018, a pesar de que ya desde el año 2010, en el caso de Venezuela,  comienza a producirse una caída en la felicidad positiva al igual que un aumento de la llamada felicidad negativa, esta tendencia comienza a hacerse más marcada hacia el año 2014, como resultado, como se señala en el estudio,  de la crisis económica, del ambiente de polarización política, de la elevada violencia y de la migración y separación de las familias, entre otros factores, que han afectado de manera importante el bienestar material y emocional de los venezolanos.

GRÁFICO  1

Tendencias Positivas y Negativas en Venezuela: 2006-2016

cuadro 1 natan

Fuente: Encuesta Mundial Gallup 2006-2016

Entre los factores negativos que recoge el estudio, se observa el peso relativo de tres de los variables que inciden sobre el bienestar subjetivo de los encuestados: las dificultades económicas, la corrupción y el porcentaje de personas que reportan haber sido víctimas de algún delito los últimos 12 meses.

GRÁFICO 2

Corrupción, victimización y dificultades económicas: 2013-2016

cuadro 2 natan

Fuente: Latinobarómetro, Encuesta Mundial Gallup 2006-2016

Entre los factores compensatorios que contribuyen a aumentar la felicidad positiva se identifican en el estudio la existencia de fuertes lazos familiares y  de amistad. Un indicador relevante es el número de años que permanecen las personas conviviendo con sus parientes. Si bien es cierto que en este comportamiento pueden incidir factores económicos, sin embargo, en algunas culturas se observan en general diferencias importantes, como ocurre en el caso de los países latinoamericanos en contraste con los países europeos, como se observa en la gráfica inferior, en donde destaca Venezuela, entre los países de la región.

GRÁFICO 3

Porcentaje de personas que reportan vivir con sus familiares

cuadro 3 natan

Fuente: Encuesta Mundial de Valores

Otros elementos que aparecen cruzados en el estudio, como factores que influyen en la felicidad positiva y son altamente valorados son el cuidado de los niños (gráfico 4) y de los ancianos (cuadro 5), en el  que figura este último como muy relevante en el caso de Venezuela en contraste con otros países, al igual que el nivel de satisfacción dentro del grupo familiar (gráfico 6).

GRÁFICO 4

cuadro 4 natan

Fuente: Encuesta Internacional Social

GRÁFICO 5

cuadro 5 natan

Fuente: Encuesta Internacional Social

GRÁFICO 6

cuadro 6 natan

 

Fuente: Encuesta Internacional Social

Podría decirse, a manera de conclusión, que mientras que los factores de insatisfacción que colocan a los venezolanos en las últimas posiciones del ranking mundial de felicidad y que pueden ser atribuidos a la situación económica del país, la falta de confianza en el gobierno en relación al cual existen altos niveles de suspicacia asociados a prácticas corruptas y la falta de seguridad y de violencia cotidiana, por otra parte, el venezolano encuentra un equilibrio en sus relaciones familiares y de amistad. Sin embargo, en la medida que los factores negativos han acabado por incidir en el deterioro y estabilidad de los lazos familiares y de amistad, entre otros elementos por la excesiva polarización y las crisis económica, que ha forzado a muchos venezolanos a migrar del país, esto ha contribuido en gran medida a elevar los niveles de infelicidad, llevando al país en los últimos tiempos de la posición 82 a la 102 del informe y de continuar así, no cabe duda que llegaremos a ostentar en el siguiente reporte el dudoso título de “país más infeliz del planeta”.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar